Licurgo el Filósofo y Educador

Report
Se cuenta que el Legislador Licurgo
fue invitado para realizar una
exposición sobre la Educación.
Aceptó la invitación, pero, pidió
un plazo de seis meses para
prepararse.
El hecho causó extrañeza, pues todos
sabían que él tenía la capacidad y
condiciones para hablar en cualquier
momento sobre el tema.
Y por eso mismo, lo habían invitado
Ramón R. Abarca Fernández
Transcurridos los seis meses,
compareció él delante de la Asamblea
en expectativas
Se ubicó en la Tribuna y enseguida
entraron los criados portando
cuatro jaulas.
En cada una había un animal... 2 libres y 2
perros.
Ramón R. Abarca Fernández
A una señal establecida, uno de los criados,
abrió la puerta de una de las jaulas y una
pequeña liebre salió espantada.
Ramón R. Abarca Fernández
Luego el otro criado, abrió la jaula en la que
estaba el perro y éste salió en desesperada
carrera a la captura de la liebre.
La alcanzó con destreza,
destrozándola rápidamente.
La escena fue dantesca y golpeó a todos
Ramón R. Abarca Fernández
Una gran conmoción se apoderó de la
Asamblea....
Los corazones parecían salir del pecho...
Nadie conseguía entender lo que Licurgo
deseaba con tal agresión.
Igualmente, él no dijo nada...
Ramón R. Abarca Fernández
Volvió a repetir la señal establecida, y la otra liebre fue
libertada....
Luego, el otro perro.
El público apenas contenía la respiración. Algunos más
sensibles, se taparon los ojos, para no ver la bárbara
muerte del indefenso animal que corría y saltaba.
Ramón R. Abarca Fernández
En un primer instante, el perro embistió a la liebre, sin
embargo, en vez de destrozarla, la tocó con la pata y
ella cayó.
Luego se irguió y se pusieron a jugar...
Ramón R. Abarca Fernández
Para sorpresa de todos, los dos demostraron,
tranquila convivencia, saltando de un lado al otro.
Entonces, y solamente entonces,
Licurgo habló:
Señores, acabáis de asistir a
una demostración de lo que
puede la Educación.
Ramón R. Abarca Fernández
Ambas liebres son hijas de la misma matriz, fueron
alimentadas igualmente y recibieron los mismos
cuidados.
Así, igualmente los perros.
La diferencia entre ellos reside, simplemente,
en la Educación
Ramón R. Abarca Fernández
Y prosiguió vivamente su discurso diciendo
las excelencias del Proceso Educativo.
La Educación, basada en una concepción exacta
de la Vida, transformaría la cara del Mundo.
Ramón R. Abarca Fernández
Tan sólo las personas que
tienen un alma noble pueden
realmente apreciarla.
Ahora, si estás realmente seguro de
ti mismo... Empieza a leer
TANTRA TOTEM: La Guía Espiritual
Ramón R. Abarca Fernández
Preámbulo
Ramón R. Abarca Fernández
Caminante, son tus
huellas
el camino, y nada más;
Caminante, no hay
camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino,
sino estelas en la mar.”
Ramón R. Abarca Fernández
A. Machado
La evaluación: Ayer y Hoy
Ayer
Hoy
La enseñanza y la evaluación se pueden
No existe estudiante estándar. El aprendizaje y la
estandarizar porque todos aprenden lo mismo evaluación son variadas
La prueba es el mejor instrumento de
evaluación
Los instrumentos son variados y muestran el
progreso del estudiante
La evaluación esta separada de la enseñanza
por tanto se hace al final
La evaluación ocurre en y a través de la practica
diaria
Los instrumentos y la evaluación externa
ofrecen información objetiva
Estudiantes, profesores y compañeros son clave
para realizar el proceso de evaluación completo y
adecuado
Existe un cuerpo de conocimientos que los
alumnos deben dominar y reproducir en las
pruebas
El fin de la educación es formar estudiantes
capaces de aprender durante toda su vida y la
evaluación contribuye a ello.
Al diseñar un procedimiento evaluativo la
facilidad de corrección y calificación es lo
más importante
Al diseñar un procedimiento evaluativo, es
importante considerar los beneficios que pueda
traer para el aprendizaje del estudiante
La enseñanza y el aprendizaje deben
La enseñanza y el aprendizaje deben centrarse en
centrarse en los contenidos y en los objetivos el desarrollo de habilidades de pensamiento y en
de conducta
la comprensión de las relaciones dinámicas entre
los contenidos curriculares.
Ramón R. Abarca Fernández
El hombre es invalidado
Nadie escucha ya a los hombres, estamos a la escucha de economistas, ontologistas, sociólogos y
otros idiotas del mismo tipo. La indignidad última ha llegado, y la parte ha logrado la
precedencia sobre el todo>> (Brown, 1972).
A partir de ahí, nos vemos llevados a reconocer que nuestra situación cultural/histórica nos
plantea cuestiones cognitivas esenciales:
a. ¿Cómo salvaguardar los problemas fundamentales que hoy padecen anemia (cultura
humanista), están desintegrados (especialización disciplinar), o bulldozerizados (organización
tecnoburocrática), y cuyos achacosos portadores y mensajeros, en el seno de la ciudad, son
los intelectuales?
b. ¿Cómo engranar entre sí la reflexividad de la cultura humanista y la objetividad de la cultura
científica?
c. ¿Cómo satisfacer la aspiración al conocimiento siendo que los conocimientos se hallan
disjuntos en saberes troceados y cerrados?
d. ¿Cómo superar los límites cognitivos de la especialización salvaguardando, o mejor,
desarrollando las competencias que aseguran esta especialización?
e. ¿Cómo hacer para que el conocimiento pueda reconocer sus propios problemas
fundamentales y pueda conocerse a sí mismo?
f. ¿Cómo tratar estas cuestiones que plantean, a la vez, el problema de una reestructuración de
los principios mismos del conocimiento y el de la reestructuración de la escuela y la
universidad, es decir, de la organización sociocultural de la producción y transmisión de los
conocimientos?
http://afu.atspace.org/Morin.htm CAPÍTULO III, La clase intelectual y las dos culturas
... Ahora, si estás seguro de tí
mismo...
Empieza a trabajar.
Ramón R. Abarca Fernández

similar documents