Adriana Gemmell Adiós Várices Libro PDF Completo Descargar

Adiós Várices Adriana Gemmell, Adiós Várices PDF, Adiós Várices Libro, Adiós Várices Descargar, Adiós Várices Gratis Guía, Adiós Várices Dieta, Adiós Várices Plan de Alimentación, Adiós Várices Recetas, Adiós Várices Ingredientes, Adiós Várices Ejercicios, Adiós Várices Régimen, Adiós Várices Programa, Adiós Várices Sistema, Adiós Várices Método, Adiós Várices Revisión, Adiós Várices ¿Funciona?

Report
Adiós Várices™ por Adriana Gemmell
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Las várices y su tratamiento natural
Cómo aliviarla y combatirla con soluciones
naturales
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Índice
Introducción………………………………………………………………..…….
3
1. ¿Qué son las várices?.............::………………………………………….
6
1.1. ¿Por qué ocurren las várices.…………………………………………………….
7
1.2. Las causas más frecuentes.……….……………………………………………..
7
1.3. Sus principales síntomas………………..………………………………………..
8
1.4. Tipos de várices…………………….……………………………………………..
8
1.5. Complicaciones de las várices…….……………………………………………..
9
1.6. Qué son las úlceras varicosas…….……………………………………………..
9
2. Los tratamientos naturales para prevenir,
aliviar y combatir las váríces ……………………………………………….
10
2.1. Gimnasia y ejercicios contra las várices………………………….……………..
11
2.2. Restaurar la armonía: Yoga…………………….………………………………..
16
2.3. Los masajes antivárices………………………...………………………………..
18
2.4 Automasajes para mejorar la circulación………….………………….………..
20
2.5. Hidroterapia para las arañitas……………………..……………………………..
22
2.6. Tratamientos caseros……………………………………………………………..
24
2.6.1. Baños y maceraciones……..……………………………………………..
25
2.6.2. Compresas y vendas……….……………………………………………..
26
2.6.3. Cataplasmas………………...……………………………………………..
28
2.7. Uso de plantas medicinales ……………………………………………………..
29
2.8. Aceites esenciales como aliados……………….………………………………..
37
3. La importancia de la alimentación para prevenir,
aliviar y combatir las váríces ……………………………………………….
41
3.1. La alimentación y las várices……….…..……………………………………..….
42
3.2. Alimentos antivárices…………….…………………………..………………..…..
43
Recomendaciones……………………………………………………………….
58
3
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Introducción
4
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Las várices no sólo constituyen una molestia estética sino
también puede convertirse en un serio problema de salud. Por
ello, es importante prevenirlas.
Sin embargo, aquellas mujeres que ya tienen várices pueden
encontrar alivio y hasta detener su avance mediante
numerosas técnicas, ejercicios y prácticas de medicina natural.
En este libro se presenta una variada gama de recursos que
podrá aprovechar desde su casa de manera fácil y sencilla.
Estos tratamientos naturales no sólo combaten las propias
várices, sino que se enmarcan dentro de un completo
programa para disfrutar de salud y auténtica calidad de vida.
5
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Capítulo Primero
¿Qué son las várices?
6
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Las várices son venas dilatadas que aparecen especialmente en la parte baja
de las piernas.
Debido al embarazo y a la presencia de hormonas (estrógenos) que pueden
afectar las venas, las várices son más frecuentes en las mujeres (una
proporción de 5 a 1) que en los hombres.
1.1. Por qué ocurren las várices?
En una vena sana, las válvulas se cierran para evitar que la sangre refluya. En
una vena varicosa estas válvulas dejan de funcionar y la sangre se estanca en
las venas inferiores, en especial cuando la persona está de pie.
La dilatación también puede afectar a algunas de las venas comunicantes, lo
cual agrava el problema.
1.2. Las causas más frecuentes
Existe una combinación de ciertos factores que incrementan la posibilidad de
desarrollar várices y otros problemas venosos en las piernas como:

Predisposición genética

Obesidad

Lesiones ortopédicas plantares

Atrofias musculares que reducen la función de la bomba muscular.

Tipo de actividad laboral (Oficios donde la persona tiene que
permanecer un prolongado tiempo de pie como quienes laboran en
fábrica o en seguridad. Igualmente, los trabajos que requieren levantar
objetos pesados o estar sentados por mucho tiempo.

Exposición excesiva al sol o al calor

Varios embarazos consecutivos

Trastornos endocrinos

Ingesta de anticonceptivos

Inmovilización prolongada con yeso debido a una fractura
7
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
1.3. Sus principales síntomas
Es importante observar que, en un inicio, no se presentan sintonías visibles
sino más bien:

Pesantez o dolor en distintas partes como el tobillo v la pantorrilla

Cansancio al estar de pie

Hinchazón en el tobillo y la pierna
Si la enfermedad avanza, suelen aparecer otros síntomas como:

Hormigueo

Comezón que se localiza en el trayecto de las venas y que puede
complicarse con eccema

Calambres durante la noche

Aumento de la temperatura cutánea por procesos inflamatorios
En una tercera etapa, aparecen las várices propiamente dichas que pueden
incluso evolucionar a úlceras varicosas llamadas también flebostática.
1.4. Tipos de várices
Existen diferentes tipos de várices como los siguientes:

Arañitas
Son alteraciones en pequeñas venas del sistema venoso superficial. Al
principio se presentan aisladas y con una apariencia plana y fina. Con el
tiempo ocupan cada vez más espacio, incrementa en cantidad y se
agrupan en forma de pequeñas ramas.
Pueden surgir en cualquier parte de la pierna. Una vez agrupadas,
dificultan la circulación venosa y debilitan el tejido conectivo.
Éstán
vinculadas con cambios hormonales (menarca, embarazo, menopausia).

Tronculares
Son las más importantes desde el punto de vista médico. Aparecen
como nódulos y cordones gruesos que recorren toda la pierna.
8
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Pueden afectar a otras venas y tejidos que ya no se nutren ni oxigenan
normalmente. Además del problema estético, pueden originar coágulos y
embolias.

Reticulares
Aparecen detrás de las rodillas y a los costados de las piernas.
Sobresalen en forma de pequeños cordoncitos y producen cansancio,
pesadez y picazón.
1.5. Complicaciones de las várices
Una vez que se han desarrollado varices, pueden surgir complicaciones como:

Úlceras varicosas

Hemorragia Intensa.

Dermatosis crónica

Tromboflebitis profunda

Riesgo de embolia pulmonar.
1.6. Qué son las úlceras varicosas?
Es una lesión que aparece como una complicación evolutiva de las várices.
Puede afectar los tejidos blandos, vasos, y, en ocasiones, huesos de una o
ambas piernas.
Sus síntomas son muy variables y se localizan usualmente en un solo lado de
la pierna del tobillo hacia la rodilla. Esto sucede porque estas zonas soportan
una persistente hipertensión venosa y carecen de lecho muscular. Puede
adquirir un tono café rojizo u ocre que va acompañado de comezón más o
menos intenso.
9
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Capítulo Segundo:
Los tratamientos naturales para prevenir, aliviar
y hasta combatir las várices
10
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Los tratamientos naturales resultan de gran ayuda en la prevención de las
várices y el alivio de sus síntomas, en particular si se utilizan como
complemento de los tratamientos médicos. Entre los más efectivos se
encuentran:

Gimnasia y ejercicios contra las várices

Yoga

Masajes y automasajes

Hidroterapia

Tratamientos caseros (compresas, cataplasmas , etc.)

Plantas naturales

Aceites esenciales
2.1. Gimnasia y ejercicios contra las várices
A fin de aliviar las molestias provocadas por las várices, se recomiendan los
siguientes ejercicios. Bastan 15 minutos de práctica diaria para comprobar sus
resultados.

Gimnasia estática
De pie, con los píes un poco separados, camine sin desplazarse sobre el
mismo lugar. Mientras lo hace, flexione alternadamente ambas rodillas y
levante lo más posible los talones.
El trabajo debe ser rápido, para provocar la movilización de la sangre en
sentido ascendente. Se debe realizar durante dos minutos.
11
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Elévese en puntas de pies con ambas
piernas al mismo tiempo y luego apoye
las
plantas,
también
en
forma
simultánea.
Repita el movimiento de manera rápida
durante dos minutos
En posición sentada, una pierna a la
vez.
Estire los dedos hacia arriba y
luego flexione el tobillo de forma tal que
los dedos se dirijan hacia enfrente.
Repita durante un minuto este ejercicio
y luego se debe realizar con la otra
pierna.

Gimnasia de soporte
Una manera de combinar los poderes de la gravedad con el beneficio de
las medias elásticas consiste en realizar el siguiente ejercicio:
12
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Póngase las medias elásticas. Luego, recuéstese boca arriba y eleve las
piernas en el aire, apoyándolas contra una pared. Mantenga esta
posición durante dos minutos.
Esto permitirá que la sangre fluya, retirándose fuera de las venas
hinchadas de las piernas, de vuelta hacia el corazón. Repita durante el
día tantas veces como pueda.

Gimnasia en la piscina
En este primer movimiento se comienza a
caminar libremente por la pileta, con pasos
grandes.
Balancear los brazos hacia atrás y adelante, en
forma intercalada con el movimiento de piernas.
La espalda debe permanecer siempre derecha,
abdominales
contraídos
y las
rodillas algo
flexionadas.
Este ejercicio admite diversas formas: caminar en círculo, hacia atrás, o
bailar para aflojar más el cuerpo. Cambiar el ritmo es otra de las formas
que ayudarán a entrar en calor
o Skipping bajo impacto
Sujetándose del borde de la
piscina, o de una baranda que
tenga, separar las piernas y
elevar la rodilla derecha hasta el
pecho con el pie bien extendido.
Luego, estirar la pierna derecha
llevándola
por
detrás
del
cuerpo.
13
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Hacer lo mismo con la pierna izquierda. Repetir este ejercicio en forma
continua e intercalada, procurando emplear fuerza al hacerlo.
o Vaivén
Este ejercicio es una variante del
skipping bajo impacto.
Ubicarse en la misma posición
anterior,
pero
sin
elevar
las
rodillas.
Extender y levantar la pierna
derecha hacia detrás del cuerpo,
y luego volver a la posición
anterior.
Repetir este ejercicio con la pierna izquierda, y continuar en forma
intercalada.
o Ejercicio de empuje.
De espaldas a la pared, sujetarse del borde
de la piscina.
Flexionar las piernas y llevar ambas rodillas
hacia el pecho.
Luego, estirarlas hacia el frente (haciendo el
ademán de empujar)
Regresar lentamente a la posición inicial y
repetir el movimiento.
14
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales

Ejercicios (caminar)
La vida sedentaria trae como consecuencia una deficiente circulación
sanguínea que, a su vez, pueden aumentar las probabilidades de
desarrollar várices.
Muchas personas piensan que con sólo caminar por un par de
minutos al día ya han hecho el ejercicio necesario para estimular la
circulación. Sin embargo, es necesario realizar ejercicios mediante
una verdadera práctica.
En el caso de caminar, se recomienda incluir los siguientes
elementos:
 Zapatillas o tenis con arco de soporte y suela de goma.
Se
aconseja que sean de material de piel para permitir la ventilación
de los pies.
 La ropa debe ser cómoda (ni apretada ni excesivamente ancha) y
ligera.
En cuanto a la hora de caminar, éste debe realizarse entre las 7:00
a.m. a 9:00 a.m. y entre las 16:00 p.m. a 18:00 p.m. para evitar la
exposición a los rayos ultravioletas.
Es importante caminar, por lo menos, 30 minutos diarios o recorrer
más de 3 kilómetros para aumentar la capacidad de bombeo del
corazón y, por ende, de la circulación.
Otros ejercicios benéficos para aliviar las várices son la natación,
marcha libre, golf, la práctica de esquí o el paseo en bicicleta sin
fines de competición en dos o tres secciones de media hora por
semana.
15
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
2.2 Restaurar la armonía Yoga
La antigua disciplina del yoga tiene mucho que ofrecer a quienes
padecen várices. Las posturas llamadas "de inversión o hatha yoga", en
las que las plantas de los pies apuntan al cielo, son las más indicadas.
Es decir, cuando la cabeza está abajo y los pies arriba, el flujo
sanguíneo se altera. La sangre venosa va hacia el corazón, lo que
contribuye a aliviar las molestias causadas por las várices y a evitar que
éstas se formen.
A continuación las posturas más recomendadas para prevenir y aliviar
las várices:

El arado
Esta postura facilita la circulación de la sangre en las piernas y evita
la rigidez de la columna vertebral.
Ubicar el cuerpo en posición acostada, boca arriba, con las piernas
juntas, los brazos a los costados del cuerpo y las palmas apoyadas
en el suelo
Llevar el mentón hacia el pecho y apoyar bien las lumbares.
Inhalar por la nariz y exhalar mientras levanta ambas piernas hasta
que queden en ángulo recto con el tronco.
16
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Levantar los glúteos y las
piernas, sosteniendo la cadera
con las manos.
Llevar las piernas estiradas
por detrás de la cabeza, hasta
apoyar los dedos en el piso.
Procurar que los brazos queden hacia adelante, con las palmas de
las manos hacia abajo. Permanecer en esta postura, inspirando y
expirando con calma, durante el tiempo que resulte placentero.
Inhalar y exhalar el aire por la nariz mientras comience a bajar las
piernas con suavidad concentrándose en cómo se van apoyando una
a una las vértebras de la espalda.

La hamaca
Otra asana cuya práctica facilita la circulación sanguínea es la
hamaca. Ésta consiste de lo siguientes movimientos:
Sentarse sobre el suelo o en
una colchoneta
Flexionar las piernas, con las
plantas apoyadas sobre el
piso.
Tomar con las manos la
parte de atrás de las piernas
a la altura de las rodillas.
Inclinarse ligeramente hacia atrás para tomar envión. Empujar con
las manos las piernas hacia atrás, e inspirando lleve el cuerpo
hasta tocar con la espalda la colchoneta, siempre con las piernas
17
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
flexionadas y el mentón apoyado en el pecho. Exhalar y volver a la
posición inicial. Realizar esta posición diez o quince veces
2.3. Los masajes antivárices
El masaje, una de las artes curativas más antiguas (su origen se
remonta al año 3000 a. C), resulta muy útil para prevenir y aliviar los
trastornos producidos por las várices, ya que activa la velocidad de la
circulación sanguínea.
Los efectos se sienten tanto en las venas superficiales como en las
profundas, dependiendo de la intensidad del masaje.
Es importante realizar las manipulaciones siguiendo la dirección de los
vasos venosos, es decir, hacia el corazón. No conviene frotar
vigorosamente las várices, ya que pueden formarse úlceras varicosas,
que son muy molestas y a veces acarrean más problemas.

Requisitos básicos
Para realizar los masajes de forma adecuada, es necesario contar
con los siguientes elementos:
o El ambiente confortable: Con suficiente amplitud, claridad y orden,
y una temperatura agradable.
o Superficie de trabajo. Si el masaje se realiza en el suelo, conviene
usar una colchoneta de poco espesor, que puede cubrirse con
una sábana o toalla grande.
o Silencio. Puede haber música de fondo muy suave, pero el
masaje es incompatible con la conversación.
18
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
o Accesorios. Se puede encender velas y un hornillo para
aromatizar el ambiente con un aceite esencia! de fragancia suave
(como lavanda o azahar).
o Fluidez y suavidad. La mano desnuda se calienta con rapidez, lo
que puede producir tirones en el masaje, Por eso se recomienda
utilizar una crema o un aceite neutro, entibiado a temperatura
corporal.
La siguiente secuencia de pases o "toques" es indicada para quienes
sufren esta dolencia:

Pases energéticos
Antes de comenzar el masaje propiamente dicho, se puede realizar
esta limpieza energética, que va en sentido inverso:
Con las manos extendidas, se recorren las piernas de la persona que
recibe el masaje, casi sin hacer contacto, apoyando solamente, de
manera sutil, las yemas de los dedos, yendo desde donde nace la
pierna hacia el pie, con movimientos amplios.
Las manos trabajan de manera alternada: Cuando una termina de
bajar la otra comienza desde arriba. Se repite el recorrido de cada
pierna dos o tres veces. Luego la persona se ubica boca abajo, para
efectuar los pases energéticos en esta posición.

Pases sedantes
Consisten en deslizar con delicadeza las manos, apoyando sólo las
yemas de los dedos, en pases largos en una única dirección. Este
masaje sirve para activar la circulación y aliviar el dolor que producen
las várices, ya que descongestiona las piernas.
19
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Ejerciendo poca presión, se deslizan las palmas de las manos desde
los pies hacia los muslos de la persona que recibe el masaje. Las
manos trabajan de forma alternada, de modo que, cuando una está
terminando, la otra está empezando su pase. Se repite dos o tres
veces, de manera rítmica. Luego la persona se coloca boca abajo, y
se comienza de nuevo en esta posición.
2.4. Automasajes para mejorar la circulación
El do'in o automasaje tiene su origen en la antigua cultura oriental. Sus
ejercicios son una combinación de técnicas provenientes del shiatsu, "la
fisioterapia del tacto", basado en la acupuntura, aunque sin la utilización
de agujas.
Esta técnica favorece la circulación.
Si se practica con suavidad y
constancia, permite atenuar de manera natural las molestias causadas
por las várices.

Ritual diario
Realice la práctica todos los días, preferentemente en la mañana.
Siga un orden fijo para realizar los ejercicios. Recuerde que sólo
debe usar la energía indispensable para el masaje.
Al principio, es normal tensar demasiado el cuerpo y las manos. Con
la práctica, logrará hacer los ejercicios de manera atenta pero
relajada. Si tiene una actividad laboral muy sedentaria, trate de
tomarse unos minutos para repetir la sesión al terminar la jornada.
Se realiza desde los pies hacia arriba. Se comienza con las dos
manos sobre la pierna izquierda.
20
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Se trabajan los tobillos en forma
circular: una mano va y la otra
viene,
abrazando
el
tobillo.
Puede ayudarse el masaje con
algún aceite o crema de centella
asiática.
.
Se sigue trabajando con las dos manos al mismo tiempo, subiendo
por la pantorrilla.
En la rodilla, se trabaja la rótula como antes los tobillos: una mano va
y la otra viene, en forma circular, muy suavemente
Se continúa subiendo por los muslos, hasta las ingles. Si resulta más
cómodo, se pueden levantar las piernas. Una mano va por abajo y la
otra por arriba; después, por los costados.
Los masajes en los pies, además de ayudar a la relajación y aportar
una sensación de bienestar general, contribuyen a la prevención y el
alivio de las várices. Los siguientes son muy indicados:
En posición sentada, en una silla, levante el pie izquierdo y apóyelo
sobre la rodilla derecha. Sostenga el pie con la mano izquierda y
masajee la planta con toda la palma de la mano derecha, en forma
circular. Dedique especial atención al arco. Realice este masaje
durante dos o tres minutos y luego cambie de pie.
Otro ejercicio para hacer al final del día. Sentado en una silla, con un
pie sobre la rodilla contraria, tómelo con las dos manos, Presione
suave pero firmemente desde el talón hacia los dedos. Cuando
llegue a la punta, vuelva hacia atrás.
21
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Repita durante cinco minutos y luego cambie de pie. Los masajes de
pies también pueden realizarse con la ayuda de accesorios. Sentado
en una silla, coloque debajo de sus pies dos barritas de madera (de
un diámetro un poco mayor que un palo de escoba).
Moviendo los pies hacia adelante y atrás, haga rodar las barritas,
masajeando las plantas. Aumente la presión si le resulta placentero.
Es normal que sienta dolor en algunos puntas, ya que los pies
reflejan los malestares y tensiones de todo nuestro organismo.
2.5. Hidroterapia para las arañitas
Las terapias con agua o hidroterapia consisten en el aprovechamiento
de las virtudes del agua para preservar la salud y prevenir trastornos.
El agua fría, en particular, surte efectos vasoconstrictores y hemostáticos
(cicatrizantes); por eso está especialmente indicada para tratar el
problema de las várices en su estado incipiente.
Los baños o duchas de agua fría son estimulantes y energizantes.
Reducen el flujo sanguíneo, inflamaciones y hematomas, y ayudan a la
constricción de los vasos sanguíneos demasiado dilatados.
Entre las ventajas de esta terapia se cuenta la sencillez: para practicarla
sólo hace falta una bañera, paños de algodón, baldes de plástico y una
manguera de goma.
Es importante que el tratamiento se haga de manera periódica y
respetando las dosis que se indican en cada caso, ya que la intensidad
del frío del agua y el tiempo de exposición al elemento generan
reacciones importantes en el cuerpo.
A continuación, algunas técnicas y aplicaciones de agua fría para el
tratamiento de las várices.
22
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales

Baño de medio cuerpo
Este tipo de baño debe tomarse en ambientes templados y
agradables. La temperatura del agua no debe ser inferior a 15 °C/59
"F.
La duración no debe exceder los 15 segundos; la zona a tratar debe
introducirse con suma lentitud. No se debe repetir este baño con
intervalos menores de tres horas, ni tomarlo hasta después de dos
horas de haber comido.
Después de tomarlo, hay que dejar pasar por lo menos media hora
antes de ingerir alimentos. Es recomendable realizar ejercicios de
calentamiento antes y después del baño, o masajear la zona con
suavidad, para estimular la circulación.
Para la aplicación, se llena la bañera hasta la mitad, de modo que, al
sumergirse y estirar las piernas, el agua no supere la altura del
ombligo.
Se introduce el cuerpo con lentitud. Se permanece en el agua 10
segundos. Se repite tres o cuatro veces. Al terminar, se seca el
cuerpo con una toalla de algodón, haciendo fricciones y se lo
envuelve en una bata.

Lavado
Consiste en la aplicación de un paño, previamente mojado con agua
fría y escurrido. Para realizar un lavado se necesita:
Un recipiente con agua fría (de entre 15 y 19 °C/59 y 66 °F; la
intensidad del frío determina la reacción del organismo). Un paño de
textura gruesa, doblado varias veces. Una manta de algodón para
cubrir la zona una vez terminado el tratamiento.
23
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Para su aplicación, se pasa el paño mojado y escurrido en el
siguiente orden:
 Dorso del pie derecho
 Parte anterior de la pierna
 Cadera
 Ingle
 Nalga
 Parte posterior de la pierna
 Planta del pie
Luego se cubre bien la pierna derecha con la manta de algodón y se
continúa con la pierna izquierda.
Lo ideal es realizar el tratamiento de hidroterapia por la mañana, y con
rapidez, aunque no bruscamente.
Es importante que en la habitación donde se practica el lavado frío no
haya corrientes de aire.
Sin embargo, el tratamiento hidroterapéutico se desaconseja a quienes
padecen de hipertensión arterial o problemas cardíacos.
Es conveniente que las personas que sufren de alguna otra patología,
además de las várices, consulten al médico antes de recibir esta terapia.
Asimismo, quienes tienen várices muy avanzadas deben consultar al
especialista, ya que el frío intenso puede resultar perjudicial en ese caso.
2.6. Tratamientos caseros
Las personas afectadas de várices pueden recurrir a medidas simples y
accesibles que sumarán sus efectos benéficos a los del tratamiento
indicado por el médico.
24
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
2.6.1. Baños y macerados
Tienen efecto descongestivo y son más eficaces si se llevan a
cabo por la noche, antes de acostarse.

Hamamelis
Se pone agua tibia en un recipiente en el que se puedan sumergir
las piernas hasta las rodillas. Se agrega al agua una infusión
concentrada de hamamelis (una cucharada por 1 litro de agua).
Se introducen las piernas durante 15 minutos. Luego se seca la
zona con una toalla.

Hojas de vid
Se hierve 1 taza de hojas por 1 litro de agua durante 15 minutos.
Luego se realiza un baño de píes de temperatura alternada: Los
primeros 5 a 10 minutos, se sumergen los pies en un recipiente
con la infusión caliente. A continuación se cambia a otro recipiente
con agua fría, durante 10 segundos. Se cambia 3 ó 4 veces,
comenzando con la infusión caliente y terminando con el agua
fría. Para terminar, se efectúa un masaje de piernas, en sentido
ascendente, y se descansa con las piernas elevadas.

Masajes con macerado de ajo y limón
Se cortan en láminas 6 dientes de ajo y se introducen en un
frasco limpio. A continuación se añade el zumo de 2 o 3 limones.
Se agregan 2 cucharadas de aceite de primera presión en frío
(mejor si es de oliva o de frutas) y se deja macerar durante 12
horas.
Antes de usarlo, se agita con fuerza. Se ponen en dos dedos unas
gotas del líquido preparado y con ellos se masajea la zona
dolorida, con suavidad, trazando círculos ascendentes.
25
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Cuando se termina el masaje (en 15 minutos, aproximadamente),
se cubre la zona con una media de algodón. Se repite todas las
noches.
2.6.2. Compresas y vendas
El naturismo ha rescatado las compresas y cataplasmas,
utilizadas por las medicinas antiguas, como métodos terapéuticos
fáciles de preparar y muy eficaces, En general, estas terapias se
usan como complemento para acelerar el proceso de curación.
La compresa consiste en un paño de algodón o lino (nunca de
fibras sintéticas) que se dobla varias veces y, embebido en agua,
se aplica sobre la región enferma. Para tratar las várices, la
temperatura del agua debe ser fría.
El paño de la compresa no debe colocarse de manera directa
sobre la piel, sino que hay que interponer otro tejido para
protegerla. También puede utilizarse otro paño de mayor tamaño
para envolver y fijar la compresa en la zona a tratar.
Las siguientes son algunas de las compresas más útiles para el
problema de las várices.

Limón
Mezclar 1 litro de agua mineral con 1 cucharadita de sal fina y el
zumo de 2 limones. Se enfría esta loción en la heladera y se la
aplica en forma de compresas sobre la zona varicosa una vez al
día. Después se elevan las piernas durante 1 hora. Una variante
consiste en realizarlas con vinagre: se mezcla con agua fría, en
partes iguales, y se aplica por la noche, antes de acostarse.
26
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales

Perejil
Para aliviar la hinchazón de los tobillos, se prepara una infusión
de esta hierba, se filtra y se enfría en heladera. Se aplica en forma
de compresas sobre la zona afectada y se deja reposar durante
20 minutos, manteniendo las piernas elevadas.

Caléndula
Se pone 1 taza de flores de caléndula en 1 litro de agua y se deja
hervir durante 5 minutos. Con el líquido obtenido, se empapa una
compresa de gasa y se aplica en las zonas más afectadas.

Vinagre de manzanas
Para piernas muy pesadas, se prepara una mezcla de 2 tazas de
agua con 2 cucharadas de vinagre de manzana. Se aplica esta
loción sobre las piernas y luego se las envuelve muy suavemente
(sin apretar) con una venda. Se elevan las piernas y se descansa
durante 20 minutos. Luego se quita la venda.

Manzanilla y flores de rosa
Se mezclan, por partes iguales, flores de manzanilla y de rosa, y
se pone una cucharada sopera de la mezcla en 1 taza de agua
hirviendo; se deja reposar durante unos 10 minutos. Se impregna
un apósito con la infusión preparada y se aplica

Avena y yogur
Para aclarar las manchas azules en las piernas, se prepara una
pasta con los siguientes ingredientes: 1 cucharada de harina de
avena, 1 cucharada de yogur y 1 cucharada de aceite de germen
de trigo. Se mezcla todo y se aplica sobre las zonas manchadas.
Se deja actuar 20 minutos y se enjuaga con agua. Se puede
repetir hasta 3 veces por día.
27
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales

Mantequilla de cacao y aceite de germen de trigo
Se mezclan en partes iguales estos dos elementos grasos y se
aplican sobre la zona afectada. Se deja actuar por una hora y
luego se enjuaga con agua tibia.
2.6.3. Cataplasmas
Las cataplasmas son preparaciones pastosas que se aplican
envueltas en un paño o sobre la piel. Pueden realizarse con
distintos elementos, como arcilla o barro volcánico, plantas
medicinales (hojas de col, granos de mostaza), productos
animales (cera de abejas).

Arcilla con zumo de cebolla
Se amasa arcilla medicinal con zumo de cebolla cruda. Se aplica
por la noche en forma de cataplasma, directamente sobre la piel.
Se cubre con una tela ajustada y un paño de lana. Se deja actuar
toda la noche, mientras la persona duerme. Por la mañana, se
retira la cataplasma y se lava la piel frotando con medio limón.
Esto se debe hacer con fuerza al ir hacia arriba y con suavidad al
bajar.

Col
La col tiene propiedades anti inflamatorias. Para aliviar piernas
cansadas, se envuelven con hojas de esta crucífera humedecidas
con agua. Para sujetarlas se puede usar un cordel de algodón. Se
deja actuar por 1 hora.

Cataplasma de mostaza
Ayuda a estimular la circulación. Se mezclan 90 gramos de
semillas de mostaza pulverizadas con agua caliente y se forma
una pasta espesa. Se esparce luego la mezcla sobre un trozo de
tela.
28
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
No debe aplicarse directamente, sobre la zona a tratar: hay que
colocar primero una gasa mojada, para evitar que la pasta se
pegue a la piel. Después se aplica la cataplasma y se quita 1
minuto después. Para aliviar el enrojecimiento, se aconseja
aplicar posteriormente aceite de oliva.
2.7. Uso de plantas medicinales para aliviar y combatir las várices
El ser humano se ha valido de propiedades terapéuticas de las plantas
desde el principio de los tiempos.
Para prevenir y aliviar las várices, existen dos
grandes grupos de
plantas: Una compuesta por los polifenoles y las otras por saponinas.
Los polifenoles pueden ser flavonoides y bioflavonoides, sustancias de
gran poder antioxidante que se encuentran, por ejemplo, en el ginkgo.
Las saponinas, que favorecen la buena circulación, se hallan en el
castaño de Indias, el rusco y la centella asiática.
A continuación se presenta una guía de las plantas medicinales cuya
aplicación resulta útil en el tratamiento de las várices.

Castaño de Indias
Partes empleadas. Los frutos y la corteza.
El fruto de este árbol se compone de una
cápsula espinosa que contiene entre una y
tres semillas, conocidas con el nombre de
castañas de Indias.
Propiedades curativas: Posee minerales, azúcar, almidón y aceite, a los
que debe su acción tónico venosa y vasoconstrictora. También es
29
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
antiinflamatoria y antihemorroidal. Aporta vitamina P, que aumenta la
resistencia capilar y disminuye la permeabilidad.
Se indica en casos de fragilidad capilar y estados congestivos del
sistema venoso y linfático: várices, hemorroides, úlceras varicosas,
prevención de flebitis y trombosis, edemas, etcétera. En uso externo es
antiinflamatoria.
Remedio natural: Infusión de castaña
La castaña es un eficaz vasoconstrictor. La decocción de este fruto seco,
de fácil y rápida preparación, ayuda a eliminar los problemas de
circulación de la sangre, entre los que se cuentan los dolores de várices.
Se hierve 1/2 vaso de agua y I cucharada de castañas, durante 3
minutos.
Dejar reposar durante 5 minutos y se filtra.
Endulzar con
azúcar rubia, miel o melaza (no con azúcar refinada) y se agrega zumo
de limón.
Durante los 10 primeros días, se bebe la infusión 3 veces al día, antes
de las comidas. Los 10 días siguientes, 2 veces al día, antes de las
comidas principales. Luego basta con una infusión diaria. Repetir el
procedimiento durante 1 mes.
Si el dolor no cede, se puede seguir consumiendo la infusión durante el
tiempo que se considere necesario.

Centella asiática
Partes empleadas.
Las hojas, en decocción o en tintura madre, para uso interno o externo.
30
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Propiedades curativas Es una planta
muy antigua que crece en la India,
Paquistán,
Sri
Lanka,
Madagascar,
Sudáfrica, y también en Europa Oriental.
Tiene gran poder antioxidante,
así como acción depurativa y
desintoxicante. Ayuda a la cicatrización, ya que posee propiedades
regeneradoras de la piel. Es indicada para la insuficiencia venosa.
Advertencia. No se recomienda su uso durante el embarazo y la
lactancia. Tampoco en casos de insuficiencia renal o hepática. Quienes
sufran de gastritis deben evitar su ingesta debido a que sus saponinas
pueden producir irritación gástrica. Es posible que surta efectos
sedantes leves, por lo que se aconseja precaución en conductores de
vehículos. En dosis muy altas puede provocar náuseas.
Remedio natural: Tisana purificadora
Se coloca 1 litro de agua en un jarro con tapa y llevar al fuego. Cuando
alcanza el punto de ebullición, añadir 2 cucharadas soperas de hojas
secas de centella asiática.
Tapar el recipiente, dejar hervir durante 5 minutos más y retirar, Dejar
tapado unos 5 minutos más y colar. Tomar 1 taza de esta tisana tibia
antes de cada comida (el preparado debe utilizarse a lo largo del día). El
tratamiento se continúa durante 3 semanas.
Para usar por vía cutánea, se agregan a una crema de caléndula 30
gotas del mismo líquido por cada 2 cucharaditas de crema
31
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales

Cipres
Partes empleadas: Los conos maduros; también las hojas y los brotes
tiernos.
Propiedades curativas:
Considerado árbol sagrado por
numerosos pueblos, debido a su
longevidad
y
su
verdor
persistente, por lo que se lo
llama "el árbol de la vida
Es un tónico venoso, protector de los capilares y antihemorroidal. Rico
en bioflavonoides, sus principios activos (en particular, taninos) tienen la
propiedad de contraer las venas dilatadas. Está indicado para tratar
várices, úlceras varicosas y edemas (tobillos y piernas hinchadas).
Advertencia. No se aconseja su uso durante el embarazo y la lactancia.

Ginkgo
Partes empleadas. Las hojas se usan por vía interna (en extracto,
comprimidos, infusiones) y externa (compresas y cataplasmas en las
zonas afectadas).
Propiedades curativas: Originario de China,
es un árbol legendario, de más de 250
millones de años de antigüedad.
Sus
principios
activos
(flavonoides,
flavonas, leucoantocianos) le confieren un
gran poder antioxidante, que bloquea la
toxicidad de los radicales libres.
32
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Además, aumenta el riego sanguíneo, tonifica las paredes de las venas,
disminuye la acumulación de sangre en éstas y facilita el retorno venoso.
Su poder antiagregante facilita la fluidez sanguínea.
Está indicado para casos de várices, piernas cansadas, flebitis,
vasculopatías periféricas y edemas.
Advertencia. Es preciso consultar al médico en caso de estar tomando
medicación para problemas circulatorios, en especial anticoagulantes.
En grandes cantidades, el ginkgo puede provocar reacciones adversas.
Remedio natural: Infusión tonificante
Colocar 1 cucharadita de ginkgo en 1 taza de agua hirviendo. Se bebe
antes de las comidas, 2 veces por día.
Importante. Las hojas que
contienen propiedades terapéuticas son las que tienen una tonalidad
amarilla alimonada.

Hiedra terrestre
Partes empleadas. Las hojas y el tallo, en decocción, para baños.
Propiedades curativas: Es una planta trepadora, siempre verde. El tallo,
leñoso y de rápido crecimiento, presenta ramificaciones que se aferran a
las paredes o a los árboles mediante fuertes raicillas. Vive decenas de
años y resiste las adversidades meteorológicas.
Se utiliza en los jardines de todo el mundo para cubrir paredes e incluso
el suelo, como si fuera césped.
Advertencia. Sólo pueden aprovecharse sus propiedades aplicando las
hojas hervidas o maceradas sobre la zona afectada. La planta fresca
puede originar dermatitis de contacto. Su uso está contraindicado
durante el embarazo.
33
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales

Meliloto
Partes empleadas. Las flores.
Propiedades curativas: Esta hierba
contiene
bioflavonoides,
que
ejercen una acción vasoprotectora
y
sedante;
también
posee
cumarina, que activa la circulación
venosa
fluidifica
la
sangre
y
estimula la circulación linfática.
En aplicaciones externas es ligeramente astringente y antiinflamatoria.
Su uso está indicado para tratar várices, flebitis, edemas, hemorroides, y
para prevenir tromboembolismos.
Advertencia. No se recomienda utilizar de manera simultánea con
medicamentos anticoagulantes o hemostáticos. En dosis elevadas,
puede provocar un ligero efecto narcótico, acompañado de cefalea y
náuseas.

Prímula
Partes empleadas. Los rizomas y raíces; las semillas, flores y hojas. En
decocción para compresas, o en aceite (se adquiere encapsulado) para
su uso interno.
Propiedades curativas: Esta planta ha sido empleada por los indígenas
americanos durante siglos, como infusión en agua caliente para curar
heridas y tratar problemas cutáneos.
De sus semillas se extrae la onagra, un aceite que ayuda a formar
prostaglandina (molécula que inhibe la formación de coágulos o
34
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
trombos) y que, por lo tanto, tiene acción vasodilatadora y favorece la
circulación.
Advertencia. En dosis elevadas puede originar molestias gástricas y
vértigo. En forma local, la planta fresca puede producir dermatitis de
contacto.
Remedio natural Decocción para compresas
Se hierven 5 cucharadas de raíz de esta hierba de prímula en 1 litro de
agua, hasta reducir a 3 del volumen. Se aplica en forma de compresas
antes de acostarse.

Rusco
Partes empleadas. Los tallos, las falsas hojas (los filocladios), los frutos
y los rizomas. En infusión, decocción, tintura, extracto; para uso interno y
externo.
Propiedades
curativas
Es
una
pequeña planta arbustiva, perenne,
verde todo el año, que no alcanza
un metro de altura. Crece en los
bosques, sobre todo en encinares,
en las montañas bajas de Europa y
el norte de África.
Contiene saponinas, de acción vasoconstrictora y antiinflamatoria,
principios activos antioxidantes, y también rutina, que ejerce una acción
protectora sobre los vasos capilares.
Está indicada para tratar várices y edemas, para recuperaciones
después de haber sufrido flebitis, para hemorroides y fragilidad capilar.
35
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Se recomienda su uso interno, para evitar la retención de líquidos.
También es de gran ayuda en casos de sobrepeso y celulitis.
Advertencia. Si hay hipertensión, cardiopatfas o insuficiencia renal
moderada o grave, solo debe usarse por prescripción y bajo control
médico. Puede provocar intolerancia gástrica.
Remedio natural Pomada de rusco
Se disuelve el extracto de rusco en aceite de almendras, en una
proporción de 1 a 5. Se aplica en forma de masajes ascendentes.

Sófora
Partes empleadas. Las flores; a veces, las hojas y la corteza secas. En
decocción.
Propiedades curativas Es un árbol
grande, originario de China y
Japón. De espeso ramaje, se lo
usa en forma ornamental por el
verde intenso de sus hojas, sus
flores
amarillas
y
su
amplia
sombra. Es resistente tanto al frío
como al calor
Contiene sobre todo rutina (hasta un 20%), un flavonoides que beneficia
la circulación. También posee otros grupos de flavonoides, que
disminuyen la permeabilidad de los capilares y refuerzan su resistencia.
La industria farmacéutica obtiene la rutina de este árbol para la
elaboración de comprimidos venotónicos.
Advertencia. No debe tomarse durante el embarazo y la lactancia.
36
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
2.8. Los aceites esenciales como una aliada contra las várices
La terapia con aceites esenciales es una técnica alternativa antigua
utilizada para prevenir y aliviar las várices. A continuación se presentan
los aceites más utilizados, en forma externa:

Aceite esencial de eucalipto
Es refrescante y descongestivo y, por ello, está indicado para tratar la
comezón propia de las várices. Su aroma fresco, intenso y penetrante
combina con lavanda, limón, melisa. Precaución. No debe usarse si se
sufre de hipertensión (presión arterial alta) o si se padece de epilepsia.
Conviene usarlo siempre diluido.

Es
Aceite esencial de geranio
equilibrante; estimulante y sedante
al mismo
tiempo. Sus
propiedades diuréticas alivian la retención de agua y ayudan para el
tratamiento de edemas. Limpia y activa la circulación cutánea. Combina
con bergamota, jazmín, lavanda, mandarina, manzanilla, rosa, romero,
sándalo y albahaca. Precaución. No debe utilizarse durante el embarazo.

Aceite esencial de hinojo
Se trata de un aceite limpiador, que ayuda a eliminar toxinas. Es muy
fresco, con un aroma herbáceo. Precaución. No debe utilizarse durante
el embarazo ni en personas que sufren de epilepsia. Se aconseja
alternar su uso con el de otros aceites.

Aceite esencial de incienso
Su aroma cálido y resinoso surte un efecto relajante, por lo que muchas
personas lo eligen para meditar. Es tonificante y relajante a la vez, y está
indicado para tratar la piel fláccida, seca y envejecida, debido a su efecto
regenerador. Combina con geranio, lavanda, mandarina. No tiene
contraindicaciones.
37
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales

Aceite esencial de lavanda
Tiene un aroma limpio y floral y es uno de los aceites más versátiles y
ampliamente utilizados, ya que combina con casi todos los otros. Sus
propiedades analgésicas lo tornan apropiado para tratar las molestias de
las várices. Además, estimula la renovación de la piel y es cicatrizante.
Precaución. No debe utilizarse durante los primeros tres meses del
embarazo.

Aceite esencial de manzanilla
Sedante y relajante, es muy indicada para tratar las várices, porque
alivia el enrojecimiento y la comezón de las piernas. Existen muchas
variedades, entre las cuales la más apropiada para la utilización casera
es la manzanilla romana. Puede combinarse con lavanda y naranja.
Precaución. No conviene emplearse durante los primeros tres meses del
embarazo.

Aceite esencial de mejorana
Tiene propiedades analgésicas, puesto que aumenta la circulación de
manera localizada. Su aroma herbáceo almendrado es muy intenso.
Precaución. No debe utilizarse durante el embarazo.

Aceite de flor de naranjo.
Estimula la regeneración de las células, por lo que es ideal para tratar la
piel dañada. Su aroma ligero y floral es sumamente sedante. Combina
con otros cítricos, y también con lavanda y eucalipto. No tiene
contraindicaciones.

Aceite esencial de pomelo
Alivia la hinchazón y el cansando de las piernas, ya que es revitalizante
y refrescante. Dado que su uso no está contraindicado para el
embarazo, se recomienda adoptarlo como medida de prevención en esta
etapa. Precaución. Debe emplearse en diluciones bajas y evitar la
exposición al sol después de su uso.
38
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales

Aceite esencial de romero
De aroma muy intenso y limpio, tiene propiedades estimulantes que
activan la circulación. También posee efectos diuréticos, que lo
convierten en un aceite ideal para combatir las várices. Precaución. No
debe utilizarse durante el embarazo, ni en personas hipertensas o
epilépticas,

Aceite esencial de rosa
Especialmente indicado para tratar las várices y la piel seca y madura.
De aroma dulce y cálido, es sedante y sirve para restablecer el equilibrio,
Precaución. No debe usarse durante el embarazo.
Remedio natural con aceite esencial: Compresas frías con aceite
esencial hinojo y lavanda
Agregar a un cuenco lleno de agua fría 5 gotas de aceite esencial de
hinojo y 5 gotas de aceite esencial de lavanda. Mojar en esta mezcla un
paño de algodón o lino, doblada varias veces, y se la escurre.
Se aplica sobre la zona a tratar y se deja actuar unos segundos. Se
repite la operación 5 o 6 veces. Es preferible hacerlo antes de dormir.
Tiene acción antiinflamatoria.
Remedio natural: Loción de aceite esencial de alcanfor y menta
Para aliviar la molesta sensación de hormigueo que producen las
várices, en especial (aunque no solo) en tiempos de calor, es importante
tener la piel de las piernas siempre fresca e hidratada.
Cuando comience la comezón, enjuagar la zona con agua fresca y luego
realizar un masaje suave con una mezcla de alcanfor y menta. Para
ello, diluir en aceite de almendras unas gotas de aceite esencial de
alcanfor y de menta o mentol. El alcanfor es estimulante cutáneo y
astringente diurético, por lo que estimula la microcírculación; la menta y
el mentol son refrigerantes, con efecto de larga duración.
39
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Por eso el masaje con estos aceites no sólo mejora la circulación capilar
de la piel, sino que sirve como hidratante y brinda un rápido alivio. Con el
uso continuo, la sensación de piernas pesadas disminuye. Para
intensificar el efecto frío, los productos se pueden conservar en la
heladera.
Advertencia Los aceites esenciales deben ser usados sólo de forma
externa. Se debe mantener alejado de los ojos y de los niños.
40
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Capítulo Tercero:
La importancia de la alimentación para prevenir,
aliviar y combatir las várices
41
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
3.1. La alimentación y las várices
Mantener una alimentación balanceada es fundamental para la salud de las
venas y de las piernas que, en conjunto con lo pérdida de peso, son lo principal
recomendación, ya que los miembros inferiores, donde están localizados
muchos venas, carga todo el peso del cuerpo y, por ende, se beneficia cuando
la persona se mantiene en el peso adecuado para su estatura y contextura.
En este sentido, se presenta, a continuación, algunas recomendaciones
nutricionales.
 Reemplazar las proteínas animales (carne, leche, lácteas, huevo, etc.)
con proteínas de origen vegetal (legumbres. granos, nueces v semillas.
En este sentido, no debe comerse carne más de tres veces por semana.
 Evitar el exceso de grasas, y aceites, grasas saturadas y colesterol
 Evitar las golosinas o bocadillos chatarra entre comidas.
 Evitar el exceso de sodio y azúcar en alimentos y bebidas.
 Evitar el consumo de alcohol.
 Abstenerse de fumar.
 Realizar actividades físicas moderadas
Igualmente, resulta importante incluir fibra en la dieta. Una dieta pobre en fibras
produce estreñimiento, lo cual puede provocar várices, ya que la presión que
se ejerce en las venas del recto de una persona estreñida al ir al baño se
transmite a las venas de las piernas.
La mejor manera de evitar este proceso consiste en mejorar la digestión
mediante alimentos ricos en fibras, como los cereales integrales, las frutas y las
verduras. Otro recurso importante para combatir el estreñimiento es tomar al
menos ocho vasos grandes de agua por día.
42
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
3.2. Alimentos antivárices
Como se ha mencionado anteriormente, una mala nutrición provoca sobrepeso
y problemas de estreñimiento, que pueden agravar la enfermedad de las
várices.
Por ello, se consideran alimentos antivárices aquéllos que evitan estas dos
situaciones y que a continuación se detallan:

Cereales integrales (es decir, no procesados, que conservan todas las
partes del grano, incluso el germen y el salvado) previenen el estreñimiento
y por ello la formación de hemorroides y várices.

Los pescado como el salmón, sardina, entre otros, ricos en omega 3, que
contribuyen a tener venas saludables.

El aceite de onagra y los arándanos permiten la reparación de los tejidos
sanguíneos deteriorados.

Los cítricos, como las naranjas y los pomelos, al igual que otras frutas,
como las grosellas, las fresas y las frambuesas y verduras como tomates y
pimientos rojos. proporcionan vitamina C, que es vital para el colágeno, el
material que otorga resistencia a las paredes de las venas. La falta de esta
vitamina provoca la rotura de venas pequeñas, que puede agravar el
problema de las várices.

Lácteos, huevos, vegetales de hojas verdes, tomates y zanahorias
contienen vitamina B3 que posee una acción vasodilatadora y también
actúa en la reducción del colesterol y los triglicéridos.

Ciruelas, cerezas, uvas, pimiento verde y brócoli contienen vitamina P, cuya
función es potenciar la acción de la vitamina C, además previene la
formación de várices y es antihemorrágica.
43
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales

Ajo (sobre todo, crudo), coles, cebolla combate los radicales libres y
participa en la regeneración celular.

Pescados y cereales integrales contienen setenio; un mineral esencial
para mantener la elasticidad de las paredes de los vasos sanguíneos.
A continuación se presenta una serie de menús y recetas que no sólo
facilita mantener el peso adecuado sino también aleja las várices.
Menú #1
Desayuno
1 vaso de jugo de zanahoria, apio y remolacha
½ taza de avena cocida
1 vaso de leche descremada
1 rebanada de pan integra
1 cucharada de miel
Comida
1 porción de salmón a las cinco especias
1/2 taza de puré de papa
Sopa de puerro al limón
Cena
1 plato de ensalada de zanahorias y lechuga
Mezclado con pedacitos de pechuga de pollo
4 melocotones frescos
1 vaso de leche descremada
Menú #2
Desayuno
1 vaso de jugo de naranja
1 huevo tibio
1 rebanada de pan de integral
44
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
1 taza de té
Comida
1 porción de ensalada de pollo
1 plato pequeño de fresas
Ensalada de coles
1 vaso de agua mineral
Cena
Sopa de brócoli
Puré de papa
1 rebanada de pan integral
45
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Salmón a las cinco especias
Ingredientes
1/4 cucharaditas de ralladura fina de limón verde (lima)
3 cucharadas de jugo de limón verde fresco
2 cucharaditas de aceite de oliva extra virgen
4 cucharaditas de jengibre fresco, finamente picado
1 cucharadita de polvo chino de cinco especias
1/2 cucharadita de sustituto de azúcar
1 libra (456 g) de salmón en rebanadas (salmón steaks) partido en
4 trozos de igual tamaño
8 tazas de hojas pequeñas frescas de espinaca
2 dientes de ajo machacados
Procedimiento
Mezclar la ralladura y el jugo de limón verde, 1 cucharadita del aceite, el
jengibre, el polvo de cinco especias y el sustituto de azúcar en una fuente de 2
cuartos de galón (1.8 1) de capacidad. Añadir el salmón y voltear para
recubrirlo bien. Tapar la fuente y meterla por 10 minutos al refrigerador.
46
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Mezclar cuidadosamente la espinaca, el ajo y la cucharadita restante de aceite
en una fuente de 3 cuartos de galón (2.7 1) de capacidad resistente al horno de
microondas.
Cubrir la fuente con envoltura autoadherente de plástico y meterla 2 minutos al
horno de microondas, hasta que la espinaca se marchite. Escúrrala y
manténgala tibia. Untar una parrilla de asador con una ligera capa de aceite.
Precalentar la parrilla (grill) de gas, de brasas o eléctrica a fuego mediano-alto.
Sacar el salmón del adobo (marinado) y colocarlo sobre la parrilla del asador.
Úntelo con más adobo. Tapar el asador y asar el salmón unos 4 minutos.
Destapar el asador, voltear el salmón y úntelo otra vez con el adobo. Tapar el
asador y ase el salmón unos 4 minutos más o hasta que se desmenuce
fácilmente. Desechar el adobo restante.
Para servir el salmón, divida la espinaca de manera uniforme entre 4 platos y
coloque el salmón en el centro de los lechos de espinaca.
47
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Arroz con zanahorias y avellanas
Ingredientes
25 g de avellanas
1 cebolla
1 cucharada de aceite de oliva
1 zanahoria
50 g de champiñones
50 g de arroz integral
Pimienta y pimentón al gusto
Procedimiento:
Cubrir el arroz con agua hirviendo la noche anterior y dejar en remojo hasta la
mañana siguiente. Escurrir y poner a hervir en agua ligeramente salada.
Colocar las avellanas en una sartén, moverlas frecuentemente. Una vez
tostadas, dejar enfriar y quitar la piel. Moverlas ligeramente.
Picar la cebolla y saltear en el aceite. Rallar la zanahoria, cortar los
champiñones en rodajas y agregar ambas cosas a la cebolla. Dejar unos
minutos más al fuego y verter todo luego sobre el arroz. Tras hervir un poco a
fuego lento, servir en el plato y rociar con las avellanas molidas.
48
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Sopa de puerros al limón
Ingredientes
1 puerro
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharadita de harina integral
225 ml de agua
La piel y el zumo de un limón
1 cebolla
Caldo de verduras
1 diente de ajo
1/2 cucharadita de nuez moscada rallada
Pimienta al gusto
Procedimiento
Lavar y pelar el puerro en rodajas. Calentar el aceite y añadir la harina. Dejar
todo 2 minutos más al juego. Añadir el agua junto con el cubito de caldo y
esperar a que hierva de nuevo.
Rallar la cebolla, machacar el ajo y agregar ambos a la sopa junto con la piel y
el zumo de limón, la nuez moscada y los condimentos. Dejar 5 minutos a juego
lento y mover de vez en cuando.
49
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Ensalada de arroz con brécol crocante
Ingredientes
1 kg de arroz integral
1 guindilla
1 de agua
1 zanahoria
1 brécol
20 g de semillas de calabaza
2 dientes de ajo
Aceite de oliva de primera presión en frío
Guindilla
tamar
Preparación
Tostar el arroz en seco, removiendo sin cesar. Cuando comience a oler a
tostado, verter una taza de agua en sartén, tapar y dejar hervir a fuego lento
hasta que se consuma todo el agua.
Mientras se enfría, preparar el resto de los ingredientes: cortar los dientes de
ajo a láminas y poner, junto con la guindilla, en una sartén a fuego lento
durante unos tres o cuatro minutos. Pasado este tiempo, retirar de la sartén y
reservamos.
A continuación, subir el fuego y en ese mismo aceite saltear el brécol cortado a
láminas. Al cabo de unos cinco minutos, apagar el fuego. Cortar la zanahoria
con un pelapatatas para obtener unas «cintas» y mezclar en un bol el arroz, el
50
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
brécol, la zanahoria, las láminas de ajo y las semillas de calabaza. Aliñamos
con tamari y un hilo de aceite de oliva.
51
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Sopa de brócoli
Ingredientes
80 g de bulbo de hinojo
30 g de apio en rama
2 dientes de ajo
500 g de brécol
1 cebolla
1 c de aceite de oliva 50 el de leche desnatada
1 cucharada salsa de soja
1 cucharada de vinagre de vino
Sal y pimienta recién molida
Preparación
Lavar el hinojo y el apio, retire los hilos de este último con un cuchillo
mondador, y trocee las dos hortalizas. Pele los dientes de ajo, pártalos en dos y
retire el germen.
Separe con un cuchillo los ramilletes de brécol del tronco; lávelos y resérvelos.
Pelar y picar la cebolla y, a continuación, poner en una cacerola con aceite.
Saltear a fuego vivo durante 3 minutos, removiendo a menudo.
52
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Cortar los troncos de brécol en dados grandes e incorpórelos a la cacerola
junto con el ajo, el hinojo y el apio. Vierta 50 el de agua, tape y prosiga la
cocción a fuego medio durante 30 minutos.
Llevar a ebullición 75 el de agua en una olla, añada los ramilletes de brécol,
cuando vuelva a hervir eche sal y deje cocer sin tapar durante 5 minutos.
Seguidamente, retírelos con una espumadera y sumérjalos en agua fría.
Escúrralos enseguida y resérvelos en caliente.
Agregar la leche al caldo y, en cuanto hierva, retire la cacerola del fuego.
Mezcle bien el caldo, y añadir la salsa de soja y el vinagre. Decorar con los
ramilletes de brécol y sirva.
53
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Ensalada de pollo
Ingredientes
1 taza de crema agria descremada
3 cebollines (cebollas de cambray) picados en trocitos
1 cucharada de perejil finamente picado
1 cucharadita de ralladura de limón Sal
Pimienta negra molida
3 tazas de pechuga de pollo cocida deshebrada 8 hojas grandes de lechuga
Preparación
Poner la crema agria, los cebollines, el perejil, la ralladura de limón y sal y
pimienta al gusto en un recipiente mediano. Revolver todo muy bien. Añadir el
pollo y revolver para recubrirlo bien. Servir la ensalada sobre una cama de
hojas de lechuga.
54
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Caldo de pollo y verduras
Ingredientes
3 tazas de consomé de pollo
2 cucharadas de margarina sin transgrasas
2 zanahorias picadas
2 tallos de apio picados
3 cucharadas de harina de trigo integral
1 cebolla picada
1 taza de leche semidescremada
2 onzas (56 g) de hongos cortados en rebanadas
3 espárragos cortados en
1 diente de ajo picado en trozos
1 taza de cabezuelas de brócoli
1 cucharadita de hojas frescas de tomillo, picadas
1 cucharada de perejil picado
1/2 cucharadita de sal
4 cucharaditas de pimienta
1 libra (450 g) de pechuga negra molida de pollo deshuesada y sin
pellejo, cortada en tiras
Preparación
Poner el consomé, las zanahorias, el apio, la cebolla, los hongos, el ajo, el
tomillo y la sal en una olla grande. Dejar que rompa a hervir a fuego alto. Bajar
el fuego a lento y dejar cocinando unos 20 minutos o hasta que las verduras
queden suaves.
55
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Con una cuchara calada, pase la mitad de la mezcla de verduras a un
procesador de alimentos y procéselos hasta hacerlos puré. Devuélvalos a la
cacerola.
Incorporar el pollo, tapar la cacerola y dejar hervir suavemente otros 15 minutos
o hasta que el pollo ya no esté rosado.
.
Poner la margarina a derretir a fuego mediano en una cacerola pequeña.
Agregar la harina, revolviendo hasta lograr una consistencia uniforme, y freír 1
minuto. Añadir la leche de manera gradual y cocinar unos 3 minutos o hasta
que espese, revolviendo constantemente. Incorporar a la mezcla del pollo.
Añadir los espárragos y el brócoli, el perejil y la pimienta y cocinar todo unos 5
minutos o hasta que esté bien caliente.
56
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Jugo de zanahoria, apio y remolacha
Ingredientes
2
zanahorias picadas
2
tallos de apio, picados en rodajas
1-2 remolachas (unas 3 onzas/84 g), picados en rodajas de 1 cm
1-2 cucharadas de miel
Preparación
Colocar la zanahoria, el apio y la remolacha en una licuadora. Moler bien.
Probar y añadir más miel, si así lo desea. Colar el jugo. Da para 2 tazas
57
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Recomendaciones Generales
58
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Para
prevenir
y
combatir
las
várices
se
presentará
una
serie
de
recomendaciones generales como:
Practicar ejercicio
Recuerde que el ejercicio resulta positivo siempre y
cuando no represente un rebote fuerte de los pies sobre superficies duras, ya
que esto puede agravar el problema de las várices.
Elegir un buen calzado. Tanto los zapatos con tacones demasiados altos
como los totalmente chatos dificultan el retorno sanguíneo. Por ello, resulta
conveniente usar zapatos que permitan un correcto apoyo plantar y que tenga
un tacón de 3 a 4 cm (1 pulgadas) de altura.
Cambiar de posición. El estar mucho tiempo sentado o de pie estanca la
circulación sanguínea de las piernas y favorece el desarrollo de las várices. Si
el trabajo que se realiza obliga a mantener alguna de estas dos posiciones
durante lapsos prolongados, se aconseja alternarlas con momentos de
movimiento.
Elevar las piernas. Para que la sangre estancada en las venas inferiores de
las piernas pueda fluir mejor, se aconseja elevarlas lo más alto que sea posible
antes de irse a dormir.
Resulta de gran alivio acostarse en la cama con los pies sobre la pared
formando un ángulo de 70 a 90 grados y permanecer así de 15 a 20 minutos.
También es beneficioso levantar unos pocos centímetros las patas de la cama
opuestas a la cabecera (con una tabla de madera, por ejemplo), de modo que
la gravedad juegue a favor de las piernas durante la noche.
Usar medias elásticas. Las medias elásticas están especialmente indicadas
para prevenir la aparición y proliferación de várices, ya que ejerce una presión
que va disminuyendo desde los tobillos hacia arriba favorecen el retorno de la
sangre al corazón.
59
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Se recomienda su uso cotidiano especialmente cuando se realiza actividad
física y en las tareas habituales que obligan a pasar muchas horas de pie o
sentado. Los criterios universales reconocidos para comprobar la calidad de las
medias elásticas son los siguientes:

La presión debe ser decreciente desde el tobillo hacia el muslo.

El talón debe ser cerrado (para mantener una buena compresión del
tobillo).

El tejido no debe provocar transpiración.

Las tinturas empleadas deben ser de buena calidad, a fin de evitar
alergias.
El efecto terapéutico depende del nivel de ajuste de la media, que puede variar
de una a otra; por lo tanto, es el médico quien debe prescribir el grado de
elastocompresión que asegure un eficaz retorno sanguíneo al corazón.
Evitar la inmovilización en los viajes Si se viaja en automóvil, hacer paradas
regulares para realizar caminatas que activen la circulación. Si la travesía es
aérea, caminar cada tanto por el pasillo central del avión, a fin de evitar la
inmovilización prolongada.
Evitar los picantes, la sal y las grasas. Estos tres componentes de la
alimentación son perjudiciales para la salud del sistema venoso de las piernas,
especialmente si la afección ya se ha desarrollado o si hay un factor genético
importante.
No exponer las piernas al calor directo. El calor afecta la circulación
sanguínea, sobre todo cuando ésta se encuentra debilitada. Hay que evitar
poner las piernas demasiado cerca de las estufas. Igualmente, no se debe
utilizar cera depilatoria caliente y tampoco exponerse al sol durante el
mediodía.
60
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
Evitar las pastillas anticonceptivas. Debido a su alto contenido hormonal,
pueden iniciar el desarrollo de várices. Por ello, se aconseja evitar su uso
prolongado y apelar a otros métodos anticonceptivos.
No usar ropa ajustada. Las fajas y las ligas, por ejemplo, oprimen el cuerpo a
la altura de los muslos y dificultan la circulación.
No fumar. El tabaco puede agravar el problema de várices, porque deja
residuos tóxicos que afectan la microcirculación sanguínea.
No cruzar las piernas. La mayoría de los colectores circulatorios venosos y
linfáticos pasan por detrás de las rodillas. Si al estar sentado se cruzan las
piernas, se comprime la zona, lo cual puede agravar el problema.
61
_____________________________________________________Las várices y sus tratamientos naturales
62

similar documents