Descarga - jessica bardales valdivia

Report
PROBIÓTICOS
Y
PREBIÓTICOS
Las bacterias lácticas, muchas de las cuales están consideradas
como probióticos, son el grupo de microorganismos más
importante utilizado en la elaboración de leches fermentadas.
Los productos lácteos han sido
utilizados tradicionalmente como
el vehículo para las bacterias
probióticas en los humanos.
Mediante el consumo de prebióticos se proporcionan
fuentes de carbono específicas para bacterias
probióticas residentes en el colon con lo que se favorece
la proliferación selectiva de estas bacterias.
Los alimentos funcionales producen efectos
beneficiosos a la salud superior a los de los
alimentos tradicionales. Dentro de la gama
de alimentos funcionales están los
prebióticos, los probióticos y los simbióticos
PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS: APLICACIÓN DE LA BIOTECNOLOGÍA
La tecnología alimentaria avanza y, actualmente, los alimentos
funcionales pueden ser probióticos, prebióticos y simbióticos.
Los simbióticos, son la
asociación de prebióticos y
probióticos.
En los últimos años la investigación sobre los alimentos
funcionales ha progresado y se han realizado avances notables
en la selección y caracterización de los probióticos, y en la
justificación de las propiedades saludables en relación con su
consumo.
.
Actualmente, es habitual escuchar acerca de los
productos “bio”, “probio” y “prebio”, que se promocionan
como beneficiosos para la salud. De hecho, existen
actualmente en el mercado productos probióticos y
prebióticos
EL YOGUR BIO Y LA PUBLICIDAD
Las leches fermentadas o "bio" son resultado de la biotecnología
tradicional, ya que emplean seres vivos para la elaboración de un
producto sin recurrir a técnicas de ingeniería genética.
En este mismo grupo de alimentos se puede incluir a los quesos,
la cerveza, el vino, y otros productos cuya elaboración requiere de
microorganismos.
Pero, los lácteos “bio” no solo involucran microbios en el
proceso de producción, sino que adicionan al producto final
bacterias lácticas vivas que aportan funciones beneficiosas.
Por eso se los denomina “alimentos funcionales”.
la empresa láctea oftece una publicidad televisiva
destinada a derribar los mitos de los lácteos “bio”.
La estrategia publicitaria se basa en exponer las dudas
de los consumidores acerca de la seguridad del
producto, y ofrecer respuestas a través de la palabra
de expertos en medicina.
"Son microorganismos vivos que cuando
son suministrados en cantidades
adecuadas promueven beneficios en la
salud del organismo del individuo que los
consume".
Los criterios usados comúnmente para aislar y definir
bacterias viables como bacterias probióticas incluyen los
siguientes:
1. Géneros de origen humano.
2. Estabilidad al contacto con bilis, ácido, enzimas y oxígeno.
3. Habilidad para adherirse a la mucosa intestinal.
4. Potencial de colonización en el tracto intestinal humano.
5. Producción de sustancias antimicrobianas
El término “probiótico” fue introducido por primera vez en
1965 por Lilly y Stillwell; a diferencia de los antibióticos, se
definió al probiótico como aquel factor de origen
microbiológico que estimula el crecimiento de otros
organismos.
Metchnikoff realizó la primera prueba de la habilidad de lacto
bacilo de transformar lactosa en el ácido láctico, y que dicha
acidez mantendría un ambiente hostil para las bacterias
patógenas. Esta teoría demostró ser correcta y muchos
organismos generados de enfermedades peligrosos no se
desarrollan o mueren en leche que contiene el lacto bacilo.
Metchnikoff se volvió un firme defensor del concepto que la
dieta puede proteger el cuerpo de la invasión de patógenos y en
consecuencia mejorar y prolongar la calidad de vida.
En su mayoría suelen ser bacterias fermentadoras de ácido
láctico como los lactobacillus, aunque los probióticos más
evolucionados incluyen cepas de otras bacterias como
enterococos y estreptococos, e incluso de levaduras como las
del genero sacaromyces cerevisae presente en la fermentación
de la cebada para la producción de cerveza.
lactobacillus
ECOSISTEMA
MICROBIOLÓGICO
Para comprender la actividad que desarrollan los agentes
probióticos es necesario hacer una pequeña descripción de
la microbiología que hay en el tracto humano
gastrointestinal.
Los intestinos acumulan más de 100.000
mil millones de microrganismos de una
persona adulta. Por lo tanto, el intestino
humano alberga un ecosistema esencial
para que se realice la absorción eficaz de
nutrientes y, en general, para el
mantenimiento de la salud del organismo.
Además de este gran número de bacterias, la diversidad que
encontramos también es muy amplia. Se ha estimado que hay más
de 400 especies diferentes de tipos de bacterias que residen en los
seres humanos
La mayoría de estas bacterias no son patógenas y contribuyen al
desarrollo normal del hombre, aunque algunas pueden ser patógenas.
La microflora intestinal (microorganismos pobladores del intestino)
empieza a formarse después del nacimiento. Antes del nacimiento, el
tracto gastrointestinal del recién nacido es completamente estéril.
Las primeras bacterias que
colonizan el tubo digestivo son
aeróbicas, principalmente, E. coli y
otras del género Lactobacillus.
EFECTOS BENEFICIOSOS
QUE PUEDEN EJERCER
LOS PROBIÓTICOS SOBRE
EL ORGANISMO
Digestibilidad de la lactosa:
En general, el yogur y las leches
fermentadas con probióticos son
mejor toleradas que la leche por las
personas intolerantes a la lactosa
La lactosa no digerida produce un efecto osmótico en la luz intestinal
y, al llegar al intestino grueso, es fermentada por la biota nativa, lo
que da lugar a la síntesis de ácidos grasos de cadena corta y gas. Esta
secuencia da lugar a los síntomas de la intolerancia: flatulencia, dolor
abdominal y diarrea
Alteraciones del tránsito intestinal
Algunas leches fermentadas con
bifidobacterias son capaces de reducir el
tiempo de tránsito intestinal entre un 10 y
un 22%, dependiendo de la dosis, lo que es
beneficioso para las personas que tienen
tendencia a presentar estreñimiento.
Mejora de la respuesta
inmunitaria
Los probióticos, además de frenar el
desarrollo de patógenos, refuerzan la
acción del intestino como barrera, con lo
que evitan que los microorganismos
perjudiciales puedan pasar al torrente
circulatorio
También aumentan la actividad de
linfocitos y macrófagos, y estimulan la
respuesta inmunitaria humoral al
aumentar la producción de αinterferón, lo que mejora la
permeabilidad intestinal alterada con
la inflamación.
Concentración de colesterol en sangre
El mecanismo podría
ser debido a que los
ácidos grasos de cadena
corta pueden alterar la
síntesis de colesterol.
La disminución
enterohepática de ácidos
biliares hace imprescindible
que el hígado retire colesterol
de la circulación para poder
sintetizar más sales biliares.
Sin embargo, los estudios que
han demostrado estos
efectos de disminución del
colesterol han utilizado dosis
de yogur (> 2 litros al día)
Enfermedad atópica
Algunos estudios prospectivos muestran la
posibilidad de usar probióticos en fases
iniciales de la vida, para mejorar los
síntomas de la enfermedad atópica en
lactantes con riesgo de presentar alergias.
Según la legislación española, yogur es la leche
fermentada con dos tipos de gérmenes:
Streptococcus thermophilus y Lactobacillus
bulgaricus.
Si posteriormente el producto se pasteuriza, se
eliminan estos microorganismos y se obtiene el yogur
pasteurizado después de la fermentación, que se
puede conservar fuera de la nevera y tiene una fecha
de caducidad más amplia.
INFECCIONES VAGINALES
Está demostrado que muchas cepas de
lactobacilos retrasan el crecimiento de
Candida albicans, que es la levadura
principal implicada en las infecciones
vaginales por levaduras.
Estudios clínicos han revelado que la ingestión o la introducción de
yogur y lactobacilos en la vagina ayudan en el tratamiento y la
prevención de infecciones vaginales recurrentes causadas por
levaduras, y también mejoran la vaginosis bacteriana.
En un estudio realizado se demostró :
El empleo de antibióticos suprime el crecimiento de los lactobacilos
vaginales, incrementa el pH de la vagina y aumenta el crecimiento de
levaduras, E. coli, y otras bacterias gram negativas.
El restablecimiento de la flora vaginal normal de lactobacilos puede
lograrse administrando intravaginalmente dos veces al día una solución
de lactobacilos que contenga 108 organismos vivos por ml; sin embargo,
deben usarse las cepas correctas.
Las propiedades críticas necesarias para que una cepa bacteriana
pueda utilizarse con garantías a nivel urogenital son las
siguientes:
• La adherencia a las células vaginales y del uroepitelio.
• La colonización de la vagina.
• La inhibición del crecimiento urogenital patógeno y
accesorio.
• La producción de peróxido de hidrógeno.
• Si la preparación probiótica es consumida oralmente, las cepas
deben ser estables frente al ácido gástrico y las sales biliares.
PANCREATITIS AGUDA
El páncreas tiene dos funciones:
función exocrina: Las células
exocrinas del páncreas producen
enzimas que ayudan ala digestión
la función endocrina: la que
envuelve la producción de
hormonas o sustancias que se
producen en una parte del
organismo y que circulan en el
torrente sanguíneo.
En pacientes con pancreatitis
aguda grave se han realizado
estudios, con un número
moderado de sujetos, para
valorar el uso de simbióticos (L.
plantarum o una formulación
simbiótica)
vs
prebióticos
únicamente (fibra de avena o la
aportada en la formulación
simbiótica,
respectivamente),
aplicados en infusión por sonda
naso yeyunal.
CÁNCER
Estudios en animales han
demostrado que los lactobacilos
y las bifidobacterias modifican
la
microflora
intestinal
reduciendo el riesgo de cáncer.
Una serie de estudios demográficos que se han realizado,
indican que el consumo de elevados niveles de cultivos de
productos lácteos puede reducir el riesgo de cáncer de colon.
La cepa LB 51 del L. delbrueckii ssp. bulgaricus, cepa de los
primeros lactobacilos usados para producir el yogur
tradicional, ha demostrado una potente actividad antitumoral.
DIARREA POST RADIOTERAPIA
Las preparaciones de probióticos también son beneficiosas
para los pacientes con cáncer que reciben quimioterapia o
radioterapia que implica al tracto gastrointestinal.
En un estudio controlado que se realizó a 24 pacientes
programadas para recibir irradiación interna y externa del
área pélvica debido a que padecían cánceres ginecológicos,
se probaron los resultados en la prevención de efectos
secundarios intestinales mediante la administración de L.
acidophilus. El grupo de prueba recibió 150 ml/día de un
producto lácteo fermentado que suministraba L.
acidophilus vivos (cepa NCFB- 1748) en un 6.5% de
substrato de lactulosa. La administración de lactobacilos
previno la diarrea asociada a la radioterapia.
COLITIS ULCEROSA
Es una enfermedad inflamatoria del
colon(el intestino grueso) y del recto . Está
caracterizada por la inflamación y
ulceración de la pared interior del colon.
La disbiosis intestinal (cualquier cambio o desequilibrio en
el número o composición de las bacterias intestinales no
patógenas) es uno de los factores etiológicos implicados en
las patogénesis de la colitis ulcerosa y de la enfermedad de
Crohn.
GÉNEROS, ESPECIES Y CEPAS
La investigación sobre los probióticos sugiere que
proporcionan una amplia gama de posibles
beneficios a la salud. Sin embargo, los efectos
descritos solo se pueden atribuir a la cepa o las
cepas estudiadas, y no a la especie o a todo el grupo
de BAL y otros probióticos.
Una cepa probiótica se identifica por su género, especie,
y una designación alfa numérica. La comunidad científica
ha
acordado
una
nomenclatura
para
los
microorganismos.
PRODUCTOS, DECLARACIONES DE EFECTOS EN LA SALUD, Y COMERCIO
Potencial de comercialización
Los productos que contienen probióticos de
alto perfil han tenido un enorme éxito en
Europa, Asia, y, más recientemente, en otras
regiones del mundo. Este éxito en la
comercialización promoverá el consumo, el
desarrollo de nuevos productos y la
investigación.
A menudo son los nutricionistas los que
recomiendan probióticos, pero los médicos a
veces también lo hacen. El mercado ofrece
una amplia gama de tipos de productos.
Postulados en cuanto a la salud
La intención de usar probióticos es que ayuden a
la flora intestinal que aparece naturalmente en el
organismo humano. Algunos preparados
probióticos han sido utilizados para evitar la
diarrea provocada por antibióticos o como parte
del tratamiento de la disbiosis vinculada a los
antibióticos.
Hay estudios que han documentado los efectos
de los probióticos en una serie de trastornos
gastrointestinales y extraintestinales, entre los
que se incluyen la enfermedad intestinal
inflamatoria (EII), el síndrome de intestino
irritable (SII), las infecciones vaginales, y como
refuerzo inmunológico.
Productos: dosificación y calidad
Las formas más comunes en que se
presentan los probióticos son
productos lácteos y alimentos
fortificados con probióticos. Sin
embargo, también hay comprimidos,
cápsulas, y sachets que contienen las
bacterias liofilizadas.
La dosis necesaria de probióticos varía
mucho dependiendo de la cepa y el
producto. Si bien muchos productos de
venta libre administran un rango de 1– 10
miles de millones de ufc por dosis,
algunos productos han demostrado ser
eficaces a niveles inferiores, mientras que
otros requieren muchísimas más.
Los criterios mínimos que se debe cumplir para los productos prebióticos
son que los prebióticos deben:
Especificarse por género y cepa la investigación sobre
determinadas cepas específicas de prebióticos no se puede
aplicar a cualquier producto comercializado como probiótico.
 Estar vivos en el producto.
 Administrarse en dosis adecuadas hasta el final de la vida útil (con
variabilidad mínima de un lote a otro).
 Haber demostrado ser eficaces en estudios controlados en
humanos.
 Ser inocuos para el uso para el que estaría destinado.
ALIMENTOS FERMENTADOS
Yogur
Las leches fermentadas también
han sido utilizadas como medicina;
médicos antiguos como Hipócrates,
Galeno y Avicena aconsejaban su
empleo para el tratamiento de las
enfermedades gastrointestinales.
Estas mismas especies de bacterias
todavía se emplean hoy día para
producir los yogures que se
comercializan. Estas dos especies
bacterianas (L. delbrueckii ssp.
bulgaricus y S. thermophilus) son las
responsables
del
gusto,
la
consistencia y el olor característicos
del yogur.
Verduras
fermentadas
Estas cepas tienen capacidad para
adherirse a las células del epitelio
intestinal cumpliendo así tres de los
criterios principales necesarios para ser
consideradas organismos probióticos
deseables.
Los alimentos vegetales fermentados han
constituido desde tiempos inmemoriales
un componente importante de la dieta
humana; incluso en la época actual, son
alimentos comunes en casi todo el
mundo: desde la col fermentada.
MECANISMOS DE ACCIÓN DE LOS PROBIÓTICOS
Se puede decir que el mecanismo de acción de los probióticos es
multifactorial y además, específico.
Colonización y
adhesión en el tracto
gastrointestinal
Producción de
antibióticos compuestos antivirales
Es bien sabido que la habilidad de las
bacterias para adherirse y sobrevivir
en el mucus entérico es decisiva en el
establecimiento de la microbiota
intestinal.
La selección de microorganismos con
actividad probiótica también se
puede determinar por la capacidad
de generar productos extracelulares
(ECPS) que pueden inhibir o matar
otras bacterias potencialmente
patógenas
Producción de
compuestos benéficos
Mejora de la calidad
de agua
Las bacterias marinas y las levaduras
pueden llegar a ser un recurso de
proteína
importante
en
el
mejoramiento del aporte nutricional de
algunas especies acuáticas cultivadas
debido al perfil de aminoácidos que
contienen.
Se ha propuesto que las bacterias del
género Bacillus seleccionadas como
probióticos pueden convertir la materia
orgánica en CO2, en contraste con las
bacterias Gram-negativas que se
caracterizan por convertir materia
orgánica en biomasa bacteriana o limo.
SEGURIDAD
Los probióticos se consideran seguros y no presentan ningún efecto
secundario asociado excepto el incremento transitorio del gas
gastrointestinal.
Los lactobacilos se han consumido en grandes cantidades a lo largo
de la historia.
La fermentación de productos alimenticios es uno de los usos más
antiguos conocidos de la biotecnología; incluso hoy día los alimentos
y bebidas fermentados constituyen entre el 20% y el 40% de los
suplementos alimenticios en el mundo.
Los lactobacilos gozan de una larga historia de uso seguro. En un
artículo de 1999, Naidu y cols revisaron el perfil de seguridad de los
lactobacilos y bifidobacterias, la conclusión final a que llegaron fue
que no se descubrió ningún efecto adverso o circunstancia especial
en los 7.526 sujetos que participaron en los 143 ensayos revisados
PREBIÓTICOS
Los prebióticos son oligosacáridos capaces de estimular
selectivamente la actividad y crecimiento de ciertas bacterias del
colon, que poseen una actividad beneficiosa para la salud.
Los bebés desarrollan una flora intestinal beneficiosa para la salud
cuando son amamantados, esto debido a la presencia de
sustancias prebióticas en la leche materna.
Los prebióticos son hidratos de carbono, no absorbibles, no
digeribles y fermentables por parte de las bacterias colónicas, son
parte de los considerados fibra dietética. Para que sean efectivos,
deben eludir la digestión del tracto intestinal superior, para poder
llegar al intestino grueso.
Son fundamentalmente fructo y galacto oligosacáridos
FRUTOOLIGOSACÁRIDOS (FOS)
son cadenas ramificadas de moléculas de fructosa y glucosa. El
número de unidades de fructosa que contiene un compuesto
determina el nombre de los FOS.
Los FOS son resistentes a la digestión en el tracto digestivo
superior debido a la beta configuración de los enlaces entre las
unidades fructosa.
Llegan inalterados al intestino grueso y sólo en este nivel es
dónde se produce la hidrólisis de las cadenas en unidades
monoméricas de fructosa y su posterior utilización por la flora
bacteriana intestinal.
Ésta es la razón porque la inulina y la oligofructosa no aumentan
la glucemia ni el nivel de insulina en la sangre; por este mismo
motivo también pueden ser utilizadas por diabéticos.
Estudios en seres humanos han demostrado que los FOS incrementan
las bifidobacterias y lactobacilos, y simultáneamente, también reducen
las colonias de bacterias perjudiciales.
Otros beneficios asociados a la suplementación de FOS son:
Incremento en la producción de ácidos grasos de cadena corta
(AGCC), tales como el butirato.
Mejora de la función hepática.
Reducción de los niveles séricos de colesterol y de la presión
sanguínea.
Mejora de la eliminación de compuestos tóxicos.
FUENTES ALIMENTICIAS Y COMPLEMENTOS DIETÉTICOS
Fuentes alimenticias
Los FOS se encuentran en muchos vegetales comunes:
espárrago, cebolla, puerro, ajo, alcachofa, tupinambo
(alcachofa de Jerusalén), y raíz de achicoria. A partir de la raíz
de achicoria (Cichorium intybus) es como se produce
comercialmente la mayoría de la inulina. Se obtiene mediante
un proceso de hidrólisis enzimática parcial.
FOS en complementos dietéticos
El método comunmente empleado para purificar y concentrar
FOS para suplementos, se realiza mediante la extracción con
agua caliente a partir de las raíces frescas de la achicoria. De
este proceso resulta la inulina como producto final. Algunos
fabricantes emplean hidrólisis enzimática para producir
oligofructosa a partir de inulina.
CANTIDAD RECOMENDADA POR LOS EXPERTOS
Los estudios han demostrado un efecto bifidogénico en
dosis de entre 4 y 40 gramos al día de FOS.
La dosis óptima, de efectos secundarios e incrementos
en la concentración de bifidobacterias, se considera que
es de 10 g/día.
Se recomienda comenzar con una dosis baja e ir
incrementándola lentamente para reducir las
reacciones adversas
bifidobacterias
APLICACIONES POTENCIALES
Mejora del crecimiento de bifidobacterias
Los FOS estimulan el crecimiento de la microflora intestinal benéfica.
Este efecto se debe a que atraviesan el estómago y el duodeno casi
sin sufrir cambios y llegan al intestino delgado casi sin digerir. Por este
motivo se dice que la inulina tiene un efecto bifidogénico.
Evidencia in vitro
Los resultados indicaron que, tanto la oligofructosa como la inulina,
son rápida y completamente metabolizadas por la flora fecal.
Evidencia in vivo
En un ensayo en seres humanos empleando oligofructosa (8 g/día
durante un período de 2 semanas), encontraron que la población de
bifidobacterias en las heces aumentó 10 veces, comparándolo con las
cantidades presentes antes de la administración.
Absorción mineral mejorada
Los estudios empleando modelos animales han demostrado que la
degradación de los FOS por parte de la microflora aumenta
significativamente la absorción de calcio y magnesio. Los estudios
en seres humanos también han demostrado que el consumo de
FOS mejora la absorción de calcio.
Efectos reductores de los lípidos
Los estudios en animales han demostrado que el consumo de FOS
reduce los niveles de triacilglicerol sérico y del colesterol.
Tratamiento del eczema atópico y prevención del desarrollo de
atopía
Dos estudios han demostrado la capacidad de Bifidobacterium
spp. (Bifidobacterium lactis cepa Bb12) para aliviar los síntomas
del eczema atópico infantil. Por tanto, existe un potencial para
los FOS respecto al tratamiento del eczema atópico, debido a
que la estimulación del crecimiento de cepas endógenas de
bifidobacterias puede producir resultados similares.
SEGURIDAD
Los FOS son componentes presentes en una gran variedad
de alimentos comunes. No se han asociado efectos
genotóxicos, mutagénicos, teratogénicos o toxicológicos
debidos a la ingestión de cualquier tipo de FOS.
La oligofructosa y la inulina están reconocidos oficialmente
como ingredientes alimentarios naturales en la mayoría de
los países europeos, también poseen una autoafirmación
GRAS (generalmente reconocido como seguro) en los EE.UU.

similar documents