Chevron-Texaco versus Estado ecuatoriano

Report
Introducción
El Gobierno de la República del Ecuador ha decidido emprender una campaña
internacional que muestre a los Estados hermanos del Mundo, los abusos
ocasionados por la empresa multinacional Chevron-Texaco, que operó en Ecuador
desde 1964 hasta 1992. En este periodo de tiempo la norteamericana extrajo 1.5
millones barriles de petróleo y no utilizó los métodos adecuados para la
preservación de la naturaleza, ocasionando graves desastres ambientales y
dejando una huella de contaminación y enfermedad en varias comunidades
afectadas en la vasta región amazónica.
Chevron-Texaco derramó en la Amazonía alrededor de 71 millones de litros de
residuos de petróleo y 64 litros de petróleo bruto en más de 2 millones hectáreas
del territorio amazónico. Y aun así no ha querido reconocer su responsabilidad,
intentando que la responsabilidad recaiga sobre el Estado Ecuatoriano
Introducción
La Campaña Mano Sucia Chevron, es una respuesta en defensa al
desprestigio que Chevron intenta hacer la Estado Ecuatoriano, a su
sistema judicial y su soberanía. La finalidad es lograr la solidaridad
entre todos los ciudadanos y países que también han sido
afectados por la misma empresa. Nuestro objetivo es buscar lazos
sólidos en una sola voz internacional, que defienda los Derechos de
la Naturaliza así como las comunidades afectadas
Hacemos un llamado a la comunidad internacional, a los Estados, a
la sociedad civil, ambientalistas, periodistas, intelectuales,
personalidades, defensores de derechos humanos, movimientos
feministas, movimientos sociales y ciudadanos y ciudadanas del
mundo a sumarse en esta campaña que reclama a las empresas
transnacionales el derecho a la vida.
La presencia de Texaco
en el Ecuador
•
1964: el Gobierno ecuatoriano firma un contrato de concesión con Texaco
otorgándole a la empresa los derechos para la exploración y producción
petrolera en la región amazónica. Texaco asignó la mitad de su participación a
la compañía Ecuadorian Oil GulfCompany, formando un Consorcio en el que
Texaco presta sus servicios como única operadora de la exploración y la
explotación petrolífera.
•
1967: el consorcio Texaco - Gulf Oil perfora el primer pozo comercial en la
Amazonía.
•
Febrero 1972: se lleva a cabo el golpe de Estado que llevará al poder al
general Guillermo Rodríguez Lara. Éste se proclama "nacionalista" y
"revolucionario2” y crea la Corporación Estatal Petrolera Ecuatoriana (CEPE),
cuyo objetivo es comprar las acciones mayoritarias del Consorcio Texaco Gulf.
La presencia de Texaco
en el Ecuador
•
1973: Texaco y Gulf celebran un nuevo contrato de concesión, con Ecuador, a
través de CEPE, la empresa gubernamental creada en el 1971. CEPE adquiere
un 25% del Consorcio y posteriormente, compra la participación de Gulf,
adquiriendo el 62.5% del Consorcio. Texaco sigue sin embargo, siendo la única
operadora de la exploración y la explotación petrolífera del Consorcio.
•
1977: Gulf vende sus intereses a CEPE, obteniendo ésta un 25% de los intereses
del consorcio.
•
1990: PetroEcuador (nuevo nombre de CEPE) se hace cargo como operador
del Consorcio, luego de que entre las partes no se llegó a ningún acuerdo
para ampliar el plazo del Contrato de 1973, cuyo vencimiento estaba fijado
para el 6 de junio de 1992
Lo que hay que saber sobre
la presencia de Texaco
El artículo 46 del contrato de explotación firmado por la Texaco y la
empresa estatal de petróleos del Ecuador estipulaba claramente, que la
transnacional se comprometía a utilizar tecnologías con sistemas de
reinyección segura de los desechos tóxicos en el subsuelo
A pesar de esto, si bien patentó y utilizó tecnologías que cumplieran con
estos requisitos en los Estados Unidos, nunca las utilizó en el Ecuador. En
nuestro país, Texaco decidió utilizar técnicas obsoletas, lo que le reportó
mayores beneficios económicos.
Resultado : Texaco perforó y operó 356 pozos de petróleo y abrió 1.000 fosas
sin ningún tipo de recubrimiento. Ahí arrojó residuos de todo tipo,
principalmente petróleo, lodos de perforación y aguas tóxicas, que causaron
daños ambientales inconmensurables y deterioraron la calidad de la vida de las
comunidades. En total, es responsable del derrame de no menos de 71
millones de litros de residuos de petróleo y 64 millones de litros de petróleo
bruto en más de 2 millones de hectáreas de la Amazonía ecuatoriana
6
Texaco sale del Ecuador
• 1992: Texaco sale del Ecuador (ya no tiene ningún activo en el país)
• 1995: Texaco firma un Plan de Acción de Remediación en el que se
compromete a limpiar 162 piscinas
• 1998: el gobierno de Jamil Mahuad firma un Acta de Finiquito que
libera a Texaco de cualquier demanda del Estado Ecuatoriano después
de la “remediación ambiental” operada por la empresa.
• 2001: Chevron (segunda empresa petrolera de los Estados Unidos y la
séptima del mundo) absorbe a la empresa Texaco sabiendo que ésta
está siendo demandada por ciudadanos afectados del Ecuador.
Texaco no cumplió con sus obligaciones
de remediación ambiental
Ninguna remediación efectiva fue operada por la empresa
norteamericana, ni siquiera en las 162 piscinas que se comprometió a
limpiar.
A modo de “remediación” la empresa disimuló centenares de piscinas de
residuos tóxicos, producto de las actividades extractivas, cubriéndolas
con una capa superficial y dejándolas en el mismo estado contaminante.
El acuerdo de finiquito firmado por el Estado ecuatoriano daba por
terminada la relación entre el Estado y Texaco. No concernía en absoluto
a los ciudadanos afectados de la Amazonía ni era una renuncia a nombre
de terceros, como lo confirmó el Tribunal de Arbitraje constituido bajo
reglas UNCITRAL
Ciudadanos afectados versus
Chevron-Texaco

Caso Aguinda: en 1993 ante las Cortes de Nueva York una ciudadana de las
comunidades indígenas afectadas demandan la reparación del daño ambiental causado
por la Texaco en el oriente ecuatoriano. Texaco hace entonces lo imposible para que se
trasladara el juicio al Ecuador. Finalmente lo consigue: La Corte de Nueva York decide
que deberían ser las cortes ecuatorianas las que conocieran el proceso.
Para lograr dicho resultado, Texaco se
comprometió a respetar la decisión
de la Corte del Ecuador calificándolas
como idóneas y capaces para
conocer el caso.
Ciudadanos afectados versus
Chevron-Texaco

Caso Lago Agrio: en 2003 ante la corte de Sucumbíos ciudadanos de las
mismas comunidades indígenas demandan a Chevron-Texaco. Su primera instancia
terminó en 2011 con un fallo favorable a los afectados. La Corte ecuatoriana sentenció a
Chevron a pagar 9.6 mil millones de dólares y a presentar excusas públicas dentro de las
siguientes dos semanas. De no ser así, el importe se vería duplicado. Chevron rechazó
excusarse, por lo que se ratificó la sentencia y la transnacional fue condenada a pagar 19
mil millones de dólares.
La sentencia judicial fue
ratificada en apelación y se
encuentra actualmente en
casación ante la Corte Nacional
de Justicia del Ecuador. Por lo
que en estricto sentido el
proceso no ha culminado.
Chevron-Texaco
versus Ciudadanos afectados
• Caso RICO: en 2010, ante la Corte federal de Nueva York Chevron demanda bajo el
amparo de la ley RICO (Rackeer ínflunced and corrupt organizations) a los defensores del
Frente Amazónico alegando que los demandantes forman parte de una asociación criminal
cuyo negocio es extorsionar a la compañía…
Esto es lo que Chevron llama dentro
del marco de su campaña en redes
sociales “el fraude del siglo”
• Este 15 de Octubre
inicia del proceso judicial ante la Corte federal de Nueva York
Chevron-Texaco versus Estado
ecuatoriano: caso “Chevron I”
• El caso: en 2004
Chevron-Texaco inicia un proceso arbitral en Nueva York
en contra de PETROECUADOR con base en dos cláusulas del Acuerdo de
Operación Conjunta (el "AOC") firmado en 1965 por Gulf y Texaco: una clausula
arbitral y una clausula de indemnidad que exigía que las partes no operadoras
del AOC indemnizaran al operador por cualquier sentencia dictada en su contra
relacionada con las actividades desarrolladas.
En 2009, un juez de la Corte Federal de
Nueva York acepta la posición del
Estado ecuatoriano de que
Petroecuador no estaba obligado a ir a
un arbitraje iniciado por ChevronTexaco.
• El caso está cerrado
Chevron-Texaco versus Estado
ecuatoriano: caso “Chevron II”
• El caso: en 2006, Chevron-Texaco inicia un procedimiento arbitral internacional en
contra del Estado ecuatoriano ante la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya basándose en
-el Tratado Bilateral de Promoción y Protección de Inversiones suscrito entre Ecuador y Estados
Unidos (TBI)
-7 demandas comerciales iniciadas por Texaco contra el Ecuador ante los tribunales nacionales
ecuatorianos a principios de la década de los años noventa que no habían sido resueltos
constituyendo éste un supuesto caso de "retraso indebido" en la administración de justicia bajo
el derecho internacional.
• El estado actual del caso: El Tribunal se declaró competente y condenó al
Estado ecuatoriano al pago de USD 96 millones por la violación del Art. II (7) del TBI
firmado entre Ecuador y Estados Unidos de América al no haber otorgado a la compañía
Chevron-Texaco medio efectivos para la solución de sus controversias.
El Ecuador ha presentado una
acción de nulidad contra el
Laudo.
“Chevron II”: lo que hay que saber
El Tratado Bilateral de Inversiones (TBI) entre el Ecuador y los Estados
Unidos fue firmado en 1993 y entró en vigor en 1997 es decir, cinco años
después del fin de las inversiones de Texaco en el país. Declararse
competente en base a este TBI es hacer un uso retroactivo del mismo.
El TBI entre el Ecuador y los Estados Unidos no contempla ninguna
clausulas retroactiva
Si hasta 2006 las demandas de Texaco se mantuvieron ante los tribunales
sin
decisión fue porque Texaco no tomó las medidas necesarias para
impulsarlos y que se resolvieran (no mandaba los documentos que los
tribunales pedían)
Chevron-Texaco versus Estado
ecuatoriano: caso “Chevron III”
• El Caso: en 2009, Chevron -Texaco demanda al Estado ecuatoriano
ante la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya para que se declare :
-que el Ecuador incumplió el TBI con EEUU (de nuevo)
-que Chevron-Texaco no es responsable por el daño ambiental en la Amazonía sino
PetroEcuador y debe pues el Estado ecuatoriano endosar el monto de la condena del
juicio de Lago Agrio al Estado ecuatoriano
-que Chevron no tiene responsabilidad por los impactos ambientales en la Amazonía
luego de su operación en Ecuador puesto que ha sido liberada por el Acta de Finiquito
del 1998
-que se le debe una indemnización moral a Chevron-Texaco!
Chevron gasta centenares
de dólares en una campaña
sucia contra el Ecuador para
evadir su responsabilidad ¡y
le tendríamos que pagar los
gastos de campaña!
Chevron-Texaco versus Estado
ecuatoriano: caso “Chevron III”
• El estado del caso: El Tribunal se ha declarado competente en
virtud del TBI pero se encuentra todavía analizando si es competente. El 17 de
Septiembre el Tribunal declaró que no se ha liberado a Chevron-Texaco de su
responsabilidad frente a los ciudadanos ecuatorianos. Todavía se encuentra
analizando si es competente sobre los daños ambientales. Mientras tanto
Mientras tanto ha ordenado que el Ecuador adopte “todas las medidas
disponibles para suspender o hacer suspender la ejecución o el reconocimiento
dentro y fuera de Ecuador de toda sentencia contra Chevron en el Caso Lago
Agrio” y condena que el Estado ecuatoriano no ejecute esta medida.
Caso “Chevron III”:
lo que hay que saber
El Tratado Bilateral de Inversiones (TBI) entre el Ecuador y los Estados Unidos fue
firmado en 1993 y entró en vigor en 1997 es decir, cinco años después del fin de las
inversiones de Texaco en el país. Declararse competente en base a este TBI es hacer
un uso retroactivo del mismo cuando este TBI no contempla ninguna clausulas
retroactiva
Texaco es responsable de la contaminación y no PetroEcuador. No faltan los testigos y ni pruebas.
De hecho:
-los ciudadanos de las comunidades indígenas nunca han entablado demanda alguna contra
PetroEcuador. Contra Chevron-Texaco sí
-no existe ninguna decisión judicial en la que se haya determinado la responsabilidad de
PetroEcuador. Contra Chevron-Texaco sí
-Hay piscinas que PetroEcuador nunca explotó que siguen contaminando como se pudo
enseñar al mundo con la operación “Mano Sucia”
Chevron-Texaco nunca ha sido liberada de su responsabilidad frente a los
ciudadanos afectados como lo ha confirmado el laudo del Tribunal del 17
de Septiembre.
La campaña sucia de Chevron
Y la VERDAD (1)
CHEVRON MIENTE SISTEMÁTICAMENTE A PROPÓSITO DE LA POSIBILIDAD PARA LOS
CIUDADANOS AFECTADOS DE DEMANDARLE
• Chevron dice: “Las autoridades de la República del Ecuador
aprobaron la remediación y liberaron a Texaco de toda
responsabilidad ambiental, pasada y futura”
• ¡Es mentira!: Texaco nunca fue liberada “de toda responsabilidad
ambiental, pasada y futura”. En 1998, el gobierno de Jamil
Mahuad firmó un Acta de Finiquito que liberó a Texaco de
cualquier demanda del Estado Ecuatoriano, pero no de la que
pudieran presentar particulares. El acuerdo de finiquito daba
por terminada la relación entre el Estado y Texaco. No concernía
en absoluto a las comunidades de la Amazonía ni era una
renuncia a nombre de terceros. De hecho es el Frente Amazónico,
colectivo de comunidades afectadas de la Amazonía quien está
demandando a Chevron, no el gobierno..
La campaña sucia de Chevron
Y la VERDAD (2)
CHEVRON MIENTE SISTEMÁTICAMENTE A PROPÓSITO DE LOS DAÑOS
AMBIENTALES QUE CAUSÓ
•
•
Chevron dice:“El presidente Correa ofreció un relato distorsionado e incorrecto de la
historia de esos sitios y de quién es responsable por cualquier impacto ambiental
presente”
¡Es mentira!: Texaco era la única operadora de la explotación petrolera en la región
amazónica hasta el año 1990. Fue la empresa que vertió agua de formación (con
residuos de petróleo) sin ningún cuidado en la Amazonía. Por lo tanto le
correspondía remediar la catástrofe ambiental causada por sus operaciones La
culpabilidad de Chevron-Texaco por los daños ambientales en la zona es evidente.
No faltan los testigos y ni pruebas. Se siguen descubriendo piscinas que ChevronTexaco escondió en vez de realizar la remediación ambiental a la que estaba
obligada
La campaña sucia de Chevron
Y la VERDAD (2)
•
•
•
•
Chevron dice:“Cualquier impacto ambiental en el área del extinto consorcio es
exclusivo de Petroecuador, que desde hace más de 20 años, continúa operando ahí”
¡Es mentira!: Texaco perforó y operó 356 pozos de petróleo y abrió 1.000 fosas
sin ningún tipo de recubrimiento. Ahí arrojó residuos de todo tipo que causaron
daños ambientales inconmensurables. Ninguna remediación efectiva fue operada
por la empresa norteamericana, ni siquiera en las 162 piscinas que se
comprometió a remediar. Los daños todavía son visibles como lo enseñó el
Presidente Correa el martes 17 de Septiembre metiendo la mano en el pozo AG-4.
Chevron dice:“Cualquier impacto existente en la región es de la exclusiva y total
responsabilidad de Petroecuador y, hecho que las autoridades de ese país han
reconocido públicamente y en privado en varias oportunidades”
¡Es mentira!: Las autoridades del Ecuador nunca han “reconocido” tal cosa.
Señalar, aquello es una tergiversación de los hechos. La contaminación negada
por Chevron es consecuencia directa de la explotación petrolera efectuada por
Texaco, y de una deficiente remediación que lejos de cumplir su objetivo causó y
continúa causando daños a la población y al medio ambiente.
La campaña sucia de Chevron
Y la VERDAD (3)
CHEVRON MIENTE SISTEMÁTICAMENTE DICIENDO QUE EL ESTADO
ECUATORIANO INTERFIERE EN EL CASO LAGO AGRIO
•
•
Chevron dice: “El presidente Correa ha decidido interferir una vez más en el caso Chevron,
a pesar del Recurso de Casación interpuesto por la empresa ante la Corte Nacional de
Justicia”
¡Es mentira!: El Presidente Correa no está interfiriendo en el caso Lago Agrio (caso al que
se refiere Chevron hablando de recurso en casación) ni lo ha hecho nunca ni puede hacer
porque en el Ecuador existe plena separación entre los poderes del Estado. Visitó la
región para comprobar los daños ambientales cuya existencia ha negado Chevron- y que
quiere endosar a la empresa estatal PetroEcuador. Esto no supone prueba alguna de que
exista injerencia por parte del ejecutivo en el poder judicial ecuatoriano.
La campaña sucia de Chevron
Y la VERDAD (3)
•
•
Chevron dice: « La interferencia del Gobierno ecuatoriano en el juicio contra Chevron ha
sido evidente »
¡Es mentira!: El Presidente ha decididdo escuchar las preocupaciones de los ciudadanos
afectados. Esto no implica ni supone prueba alguna de injerencia en el aparato judicial. De
hecho, representantes de los anteriores gobiernos mantuvieron once reuniones oficiales
con representantes de Chevron. En estas entrevistas estuvieron presentes nada menos
que dos Presidentes, un Vice Presidente, dos ministros de la Energía, un ministro del
Interior y un Procurador. Entonces no dijeron nada. ¡Cuánta doble moral!
¿Quieren apoyar al Ecuador?
Vengan a comprobar con sus propios ojos los
daños ambientales causados por Chevron-Texaco
Denuncien las mentiras y pidan la verdad a los
que mienten
!Cuenten la VERDAD al mundo!

similar documents