Fundación del Partido Revolucionario Cubano por JosP

Report
INTRODUCCION
Hace más de 100 años se produjo uno de los acontecimientos más
importantes de la historia de Cuba: la fundación del Partido
Revolucionario Cubano (PRC). Su artífice: José Martí y sus
protagonistas: exiliados cubanos que no pretendían imitar a los
que se disputaban el poder para continuar imponiendo un régimen
de explotación ni aspiraban aún al establecimiento de una
república sin clases, sino que en las circunstancias de fines del
siglo XIX y en una sociedad como la cubana, compuesta para la
esclavitud, tenía la misión de organizar la guerra que hiciera
posible la independencia y el establecimiento de una república
soberana y de la terrible realidad de que solo cuba faltaba por su
liberación en Latinoamérica.
¿Qué hizo Martí para unir a los cubanos?
¿Contaba Martí con los medios necesarios para derrocar el
poderío español?
FUNDACION DEL PARTIDO
REVOLUCIONARIO CUBANO POR
JOSE MARTI.
AUTORES:
DR YUDANIA LORENTE BRICUYET.
DR BELKIS SANCIPRIAN SANTOS.
BRIGADA 5 HEROES.
RUNDU.
2013.
José Martí fue capaz de captar como nadie que el enemigo más peligroso de los
cubanos era la falta de unidad. El regionalismo y el caudillismo le habían
provocado a la causa cubana más daño que columnas españolas enteras. Uno
tras uno, los intentos por reiniciar la lucha independentista en Cuba fracasaban;
la tarea era bien difícil: lograr nuevas formas de organización que agruparan a los
patriotas de siempre con la sangre joven, y preparar con éxito una lucha armada
que garantizara la continuidad del proceso revolucionario cubano y le diera a
Cuba su tan anhelada independencia. , El no omitió, en su plan de lucha, a los
generales Antonio Maceo, Máximo Gómez, Calixto García, ni
privilegiados como
a talentos
Juan Gualberto Gómez, sin ellos no habría sido posible
concebir estrategias políticas. No omitió a nadie. El fuego de su verbo se
encaminó siempre en una sola dirección: la libertad de Cuba.
Por eso a esto lo llamó “un complicadísimo problema político que requería de un
plan vasto y seguro”
El 20 de julio de 1882 escribe cartas a los generales Máximo Gómez y Antonio
Maceo, y los invita a retomar por nuevos caminos el movimiento patriótico
comenzó a organizar la emigración de forma magistral, se crearon clubes
revolucionario sin importar la edad, raza, sexo, nacionalidad o posición social
esta nueva organización debía pulverizar las antagónicas contradicciones entre
lo civil y lo militar, los criterios de los cubanos de la Isla y los exiliados y el de los
patriotas veteranos y los pinos nuevos.
El Partido agrupaba a todos los revolucionarios y escalonadamente contaba con
una dirección central para el logro de sus objetivos.
Sus Bases y Estatutos secretos planificados magistralmente hacen del Partido
Revolucionario Cubano una joya genial de la historia de Cuba.
El principal medio de difusión del PRC, fue el Periódico Patria, creado por Martí
con el fin de exponer sus ideas sobre Cuba y la Guerra, así como para dar a
conocer las actividades del exilio cubano.
El Partido funcionó de modo eficaz y el secreto fue absoluto, pues se utilizaron
claves para la correspondencias El día 3 de enero de 1892, en el Club San
Carlos de Cayo Hueso (Key West), José Martí dio a conocer a José Francisco
Lamadrid, José Dolores Poyo y al Coronel Fernando Figueredo Socarrás, su
idea de fundar el Partido Revolucionario Cubano (PRC), conocido también como
el Partido Revolucionario Cubano-Puertorriqueño. En una reunión presidida por
José Martí en Nueva York, el 5 de enero del mismo año se discuten y aprueban
las Bases y Estatutos del Partido Revolucionario Cubano
Donde indicaba que el Partido se fundaba:
1. Para lograr con el esfuerzo reunido de todos los hombres de buena voluntad
la independencia absoluta de Cuba y fomentar y auxiliar la de Puerto Rico.
2. Que no tenía como fin precipitar la guerra, ni lanzar al país a un movimiento
mal dispuesto, sino ordenar la guerra generosa y breve que asegure la paz y el
trabajo para la felicidad de todos los habitantes de Cuba.
3. Que no tiene por objeto llevar a Cuba a un grupo victorioso, sino preparar
la guerra para el decoro y el bien de los cubanos.
4. Que el Partido Revolucionario Cubano no desea atraerse la malevolencia
de los países con los que debe mantener cordiales relaciones.
5. Que con la finalidad de organizar y llevar la guerra a Cuba allegará los
fondos necesarios para ello.
6. Que el Partido Revolucionario Cubano aspira a establecer relaciones con
los pueblos amigos que le permitan acelerar la guerra.
El Partido Revolucionario Cubano se constituyó oficialmente el 10 de abril de
1892. Así concluyó el proceso que había comenzado algo más de tres meses
antes cuando se habían aprobado las bases y estatutos secretos de la
organización, en Cayo Hueso.
Una semana antes de la constitución oficial del partido, Martí se refería en el
Periódico Patria a las características de la organización que ya se gestaba.
Sabía que "los hombres andan en dos bandos: los que aman y construyen y los
que odian y destruyen". Por eso tuvo el exquisito cuidado de calificar la lucha por
la libertad como "la guerra necesaria’’
En el texto de Patria también escribe al preludiar la proclamación del PRC: “Lo
que un grupo ambiciona, cae. Perdura, lo que un pueblo quiere. El Partido
Revolucionario Cubano, es el pueblo cubano”.
Sembró en las mentes de sus seguidores el precepto de que "libertad es el
derecho que todo hombre tiene a pensar y a hablar sin hipocresía". Y,
lógicamente, dejó bien claro que era un derecho de todos, no de unos cuantos y
mucho menos de él solo.
Confiaba tanto en la madurez y la visión política que ofrecía el conocimiento
humano, que alguna vez dijo algo lapidario: "ser cultos, para ser libres".
El 10 de Abril de 1892 José Martí Pérez fundó el Partido Revolucionario
Cubano (PRC), máxima expresión de su genialidad política, y donde elevó a
lo más alto su condición innata de dirigente revolucionario nacía de una
“obra de doce años callada e incesante
Organizado impecablemente fue creado para garantizar la organización de
la guerra y lograr con ella la independencia definitiva de Cuba
Con la inigualable visión que lo caracterizaba, Martí quería preparar una
guerra rápida y segura que garantizara una paz firme y establecer una
República independiente y democrática.
El Partido Revolucionario Cubano creado por el Apóstol, no era una
organización política más, sino que constituía una agrupación pluriclasista y
político-militar.
Su creación fue trascendental y se llegó a ella a través de una forma de
organización superior a la de etapas anteriores. El Partido como clase dirigente
de la guerra aseguraba así un mando único.
La vida le dio la razón al Maestro, la guerra que él preparó y que comenzó el 24
de febrero de1895 fue un éxito y si no logró la total independencia de Cuba, fue
por otro de los peligros advertidos por Martí y que se hizo realidad, la
intervención norteamericana en Cuba. El día antes de morir ratifica en carta a
Manuel Mercado su voluntad de impedir la expansión de los Estados Unidos
sobre nuestra América, y resume su pensamiento social.
Su prematura muerte fue un duro golpe para la patria y, en ella, para el PRC.
Desde el inicio de su labor aglutinadora, Martí concentró su afán institucional en
impedir que el personalismo y las camarillas dieran al traste con la revolución o
minaran la República. Por eso le escribe a Mercado: “Sé desaparecer. Pero no
desaparecería mi pensamiento, ni me agriaría mi oscuridad”.
A pesar del tiempo transcurrido, el legado martiano aún ofrece muchas
lecciones. Su vigencia puede palparse con la punta de los dedos. Hoy más
que nunca, en una época en la que los cubanos atraviesan una crisis
similar a la que afrontaban los exiliados del siglo XIX, valdría la pena
revisar ese legado en un estado de conciencia verdaderamente martiano
que es algo más que repetir de memoria, irracionalmente, frases y
pensamientos que salieron de la pluma y de la voz de Martí. De otra
manera, ese legado corre el riesgo de perderse para siempre en los
oscuros laberintos de la demagogia.
El sueño martiano se cumplió, Cuba es hoy una República Democrática
Libre e Independiente con todos y para el bien de todos.
MUCHAS GRACIAS.

similar documents