MERCEDES DE JESÚS MOLINA

Report
Puso el oído en el corazón de Dios y en la
realidad histórica de su época 1828 (año en
el que nace a la vida) 1883 (año en el que
retorna a la Casa de Papá Dios)
UN ESLABÓN DEL CAMINO ES LA
VISIÓN DEL ROSAL EN LA QUE DIOS
LE DIO A COMPRENDER QUE
CONTABA CON ELLA PARA FUNDAR
UN NUEVO INSTITUTO RELIGIOSO.
CON ÉL DEBÍA RESPONDER CON
AMOR A LA VIDA QUE CLAMA EN
TODA ÉPOCA E HISTORIA
MARCAN SU CAMINO, LOS MOMENTOS
EN LOS QUE SE DESPRENDIÓ DE:
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Sus lujosos vestidos confeccionados con telas importadas
La hacienda y dinero de su cuantiosa fortuna
Las joyas y fiestas sociales
El compromiso matrimonial
La sociedad Guayaquileña son sus fiestas interminables. La casa
Su amor propio: mendiga en las calles de Guayaquil para sus
Huérfanas y para el viaje misionero
La despedida de su hermana a quien amaba como a una madre
El adiós a sus sobrinas tan queridas para ella
Su nombre y apellido: María de las Mercedes Molina y Ayala por el
de “Mercedes de Jesús”
El cargo de Superiora General de la naciente Congregación…
TODO ESTO POR AMOR Y PARA AMAR
AMÓ con ternura y firmeza. No tenía
sino un si y un no.
“Quería tener alas como la gallina para
abrazar a todos, sin distinguir a los unos
ni a los otros”.
Se enterneció su corazón de
abandonarlos en tan lamentable estado
y rogó le permitieran permanecer un
tiempo más en la misión con el Pueblo
Shuar.
Nunca habló mal de la otra persona, ni
por inadvertencia, ni por quedar bien
con la otra, ni por imprudencia.
“Cuida tú de mi Honor, que yo velaré
por ti”, frase escuchada del mismo Jesús,
que le configuró como la mujer de la
confianza total en Dios.
Jamás despidió con las manos vacías a
quién venía a solicitar algo a la puerta.
Le dolía el llanto y la soledad de las
personas…
 SUS HIJAS CONOCIDAS COMO MARIANITAS, QUE CONFORMAN EL
“INSTITUTO SANTA MARIANA DE JESÚS”
 LAS OBRAS DE EVANGELIZACIÓN Y ANUNCIO DEL REINO, INSERTAS EN
LOS CINCO CONTINENTES, A TRAVÉS DE DIVERSOS APOSTOLADOS
 LAS PERSONAS QUE FORMAN PARTE DEL SUEÑO DE DIOS VIVENCIADO
POR MERCEDES DE JESÚS MOLINA
 LOS LAICOS Y LAICAS VINCULADOS Y EN FORMACIÓN, DE LA
FRATERNIDAD MARIANITA LAICAL (FML)
 TODOS LOS QUE CONOCEN, AMAN, SE SIENTEN FAMILIARIZADOS CON
EL CARISMA Y ESPIRITUALIDAD DE MERCEDES DE JESÚS MOLINA
ESTÁN INVITADOS Y COMPROMETIDOS A VIVIR AMANDO
“Si no amo a Dios presente en
el otro, en la naturaleza, en el
Universo, en este siglo, en la
Iglesia, en la comunidad, en
cada País, ¿a quién he de
amar?. ¿A quién entregar este
potencial de Amor con el que
Dios ha engrandecido al ser
humano? ¿Con quien compartir
la alegría de sentirse amado?
¿Para qué la existencia si la
meta no es AMAR?”
El culmen de la vida no es la muerte física,
es el AMOR EN PLENITUD
La serenidad en su rostro, habla de plenitud, de felicidad, de realización, de
satisfacción, de encuentro…
Ella, la apasionada por Dios y por el ser humano,
por su Instituto y la Iglesia,
por la mujer y la orfandad, por la justicia y misión, por quien sufre privación de
su libertad a causa de la injusticia, por la niñez huérfana y sin amparo, por la
indigencia sin apoyo, por la juventud, por quien necesita una palabra amiga, una
sonrisa, una mirada dulce… continúa viva en la historia actual.
“Ser Amor misericordioso donde hay dolor humano” fue su lema y opción. El
gran sueño de Dios de contar con un Nuevo Instituto y la infinidad de rosas
contempladas en las que se vislumbran laicos y religiosas, continúa amando en
su obra, en los nuevos rostros de orfandad, en la vida que clama, en los nuevos
areópagos y escenarios…, más allá de las fronteras, desde un estilo de vida
evangélico cada vez más plural e intercultural, escuchando la llamada persistente
de Dios en las nuevas realidades.
Señor Jesús,
ayúdame a actuar
como Madre Mercedes de Jesús Molina,
quien se atrevió a transmitir de forma viva y audaz
lo que dice Dios al huérfano y excluido:
Si nadie te ama, mi alegría es amarte.
Si lloras, estoy deseando consolarte.
Si nadie te necesita, yo te estoy buscando.
Si tienes miedo, te llevo sobre mis hombros.
Si te pierdes, no duermo hasta encontrarte.
Si estás a oscuras, soy lámpara para tus pasos.
Si todos te olvidan, mis entrañas se estremecen
recordándote.
Si no encuentras sentido a la vida, yo te doy el mejor
regalo: Ilusión.
Si quieres ser alguien nuevo, vente conmigo y caminemos
juntos.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
Hna. Marina Aguilar Vázquez R.M.

similar documents