LA SEXUALIDAD DON DE DIOS

Report
TEMA 9
Dios no creó al hombre solo.
Desde el inicio varón y mujer
los creó (Gn 1, 27)
ESQUEMA DE LA UNIDAD
1. EL CUERPO Y EL ALMA SON DONES DE DIOS.
2. CREADOS POR Y PARA EL AMOR.
- La vocación al amor.
- “Hombre y mujer los creó…”.
3. SOMOS TEMPLOS DEL ESPIRITU SANTO.
- La virtud de la castidad.
- ¿Quiénes pecan contra la castidad?
- Vivir la castidad es posible.
VOCABULARIO
 AUTODOMINIO: capacidad del ser humano para controlarse
a sí mismo y gobernar sus pasiones y emociones.
 CASTIDAD: virtud que consiste en el uso ordenado de las
facultades sexuales.
 CELIBATO: estado de vida en el que se permanece soltero.
1. EL CUERPO Y EL ALMA SON DONES DE DIOS
 El cuerpo humano estás dotado de una gran belleza y armonía:
- Posee una cabeza, en la que sobresale el rostro, capaz
de expresarse e iluminarse con una sonrisa;
- Posee unas manos para trabajar, escribir y humanizar el
mundo; unas extremidades con las que puede caminar,
correr y danzar;
- Posee unos órganos sexuales para engendrar a seres
humanos destinados a la eternidad.
 Somos los seres más perfectos salidos del amor y del poder de
Dios.
 Esta belleza y armonía es reflejo de la íntima y profunda
unidad del cuerpo y el alma que constituyen a la persona
humana
 La unidad entre el cuerpo y el alma es tan profunda que el ser
humano es capaz de conocer, de amar, de comportarse como
una persona que goza de inteligencia y libertad. Dignidad
incomparable que no posee ningún otro ser de la Tierra.
Esta dignidad se pone de relieve en el cristianismo, que enseña
que el ser humano es “imagen y semejanza de Dios” y que el
cuerpo y el alma del cristiano, gracias al bautismo, son
templos del Espíritu Santo (1 Cor 6, 19): Él vive en cada
bautizado mientras este no le expulse por el pecado mortal.
Cuerpo y alma forman parte esencial de lo que yo hoy soy y no podría
entenderme sin alguno de ellos. Por eso, cuando “actúa” mi cuerpo,
quien actúa soy yo.
2. CREADOS POR Y PARA EL AMOR
La vocación al amor
 La Biblia nos enseña que el hombre no fue hecho para la soledad, Dios no
solo nos creó por amor, sino también para el amor. El ser humano esta
llamado a establecer vínculos de comunión, de unión con otras personas
 Dios ha inscrito en el hombre y en la mujer la mutua atracción para vivir
unidos en comunión formando una familia
 La sexualidad es un don de Dios, noble y limpio, que se orienta al bien de
los esposos en el matrimonio y, dentro de él, a la transmisión de la vida
humana.
El amor humano, a semejanza del
amor de Dios, busca el bien de los
demás. Gracias a este amor, podemos
salir de nosotros mismos, crecer y
enriquecernos en la entrega a los
demás.
Respecto a la sexualidad humana, es necesario recordar su sentido
autentico, analizando sus principales aspectos o dimensiones:
 Corporal: la distinta configuración del cuerpo del hombre y de la
mujer nos muestra que ambos son complementarios. Dios los ha
creado el uno para el otro (Compendio del CEC, nº 71)
 Afectiva: la sexualidad humana se manifiesta en que debe integrar el
afecto mutuo entre los esposos. La unión sexual entre los esposos
fortalece su unión espiritual y fomenta su amor mutuo.
 Transcendente: la entrega reciproca del hombre y la mujer se
fundamenta en un amor desinteresado, alegre y generoso. Revela, su
dimensión transcendente: esta destinado a colaborar con Dios Creador
en el nacimiento de una nueva persona humana.
¿Esta el pudor pasado de moda?
Parece que el pudor es algo de épocas pasadas. Es preciso, sin
embargo, reivindicar el valor, siempre actual, de esta virtud. Bien
entendido, el pudor es la manifestación y defensa de la propia
intimidad: no soy un objeto que pueda quedar expuesto a todas
las miradas. La frivolidad que lleva a desvelar la propia intimidad
lesiona la dignidad de la persona humana.
“Hombre y mujer los creó…”
1. Valor positivo de la sexualidad
- la sexualidad del hombre y la mujer es creación de Dios,
que ha inscrito en el hombre y en la mujer la capacidad y la
responsabilidad del amor y de la comunión (común-unión). El
encuentro sexual en el matrimonio es la expresión más profunda y
bella del amor humano y un reflejo del amor de Dios hacia el
hombre.
2. La sexualidad requiere autodominio
- La sexualidad humana ha de estar orientada por la razón y
sometida a la voluntad. Esto significa que se requiere autodominio
sobre la propia sexualidad.
3. La sexualidad tiende a la procreación.
- el ejercicio de la sexualidad humana entre el hombre y la mujer
debe estar abierto a la vida. El uso licito de la sexualidad se da
exclusivamente en el matrimonio, puesto que este es el ámbito
propio para la unión y la donación total de las personas, que es la
base de la generación y educación de los hijos.
La sexualidad –ser hombre o ser mujer- es una dimensión humana que
configura íntimamente no solo el cuerpo, sino la propia personalidad.
3. SOMOS TEMPLOS DEL ESPIRITU SANTO
La virtud de la castidad
Ser limpio de corazón significa tener el corazón libre de
intereses egoístas, de manera que en él haya sitio para Dios y
para los demás…(Mt 7, 21)
El limpio de corazón sabe que su cuerpo es templo del Espíritu
Santo, es firme en el deseo de consagrarlo al amor de Dios y
del prójimo. La castidad es la virtud mediante la cual el ser
humano ordena las tendencias sexuales según el plan de Dios
para el amor humano.
Trata de asegurar el dominio propio cuerpo para que sea capaz
de evitar el egoísmo y de entregarse al servicio de los demás.
La castidad es una virtud que vivirán de modos distintos los
esposos en el matrimonio, que las personas no casadas o aquellas
que han sido llamadas a vivir el celibato
El celibato apostólico
La elección del celibato apostólico no
significa ignorancia o deprecio hacia
el amor humano; supone, por el
contrario, amar con un amor más
desinteresado, mas sacrificado. Esto es
lo que se llama vocación de entrega
total a Dios. Y Cristo necesita estas
vocaciones en la Iglesia con el fin de
cumplir su misión en el mundo para la
salvación de las almas.
¿Quiénes pecan contra la castidad?
La virtud de la castidad se desprecia y se ridiculiza en nuestra
sociedad, el hombre y la mujer de hoy se han liberado de
ataduras y normas. Actualmente el ser humano no ha dejado de
ser esclavo de sus pasiones y de sus instintos.
El cine y la televisión, la prensa
escrita, han convertido el sexo en un
instrumento al servicio de la
publicidad, del placer y del dinero.
Esta manipulación del sexo entraña
una será amenaza para la dignidad de
la persona humana.
Quienes contradicen con su comportamiento los preceptos de la
Ley natural o de la Ley divina (el Decálogo y las enseñanzas de la
ley evangélica), pecan contra la castidad; más concretamente:
 Los esposos que rompen su compromiso de fidelidad y
mantienen relaciones sexuales fuera del matrimonio (adulterio).
 Quienes tienen relacione sexuales prematrimoniales.
 Quienes buscan el placer con personas del mismo sexo
(homosexualidad)
 Quienes buscan el placer sexual solitario (masturbación).
 Quienes consienten voluntariamente pensamiento y deseos
impuros
 Quienes a través de imágenes pornográficas o de
conversaciones impuras, viven en un clima moral en el que se
desprecia el recto uso de la sexualidad (Compendio del CEC,
nº 492)
Fotograma de la película Mejor imposible, de J. Brooks (1997). La castidad permite
admirar la belleza con un amor desinteresado. Este es el secreto de la alegría: saber
amarlo todo con un corazón limpio.
Vivir la castidad es posible
 Sin la ayuda de la gracia de Dios resulta muy difícil vivir bien
la castidad. Dominar el mal genio o el amor propio, ser
desinteresado en el trabajo o decir siempre la verdad.
 Es el camino para que la persona madure y para una buena
preparación a un matrimonio cristiano o a la entrega total a
Dios al servicio de los demás.
El fin de la castidad es purificar
el corazón de manera que el
amor pueda madurar y, de este
modo, ofrecer lo mejor de sí
mismo.
Los medios con los que cuenta para vivir esta virtud son:
 La oración perseverante, para pedir al Señor que nos conceda
este don del Espíritu Santo.
 La frecuencia de los Sacramentos, la Penitencia y la Eucaristía.
 El rechazo de las ocasiones de pecar, como conversaciones,
espectáculos, lecturas, lugares, paginas de internet, etc.
 La virtud de la humildad para pedir perdón al Señor y
levantarse siempre después de las caídas.
 Una sincera devoción a la Virgen María, amor puro y limpio
que debe existir en el corazón del hombre y de la mujer.
SINTESIS
Afecta a la persona
en su integridad
En su cuerpo
DON DE LA SEXUALIDAD
Principios de la
moral sexual
Somos templos del
Espíritu Santo
Limpios de corazón
Hombre y mujer
llamados a la
comunión
En su espíritu
Virtud de la castidad según
el estado de vida.
Requiere
autodominio
Ordenado al
matrimonio
Abierto a la vida
Ayuda de la
gracia
Pecados:
transgresión
del plan divino
Medios naturales y
sobrenaturales

similar documents