Rehabilitación Quirúrgico Protésica en Defecto Óculo Palpebral

Report
Autores:
Dra. Ada Sorhegui Rodríguez
Dra. Emma Capín Quintero
Dra. Mercedes Silveira Nuñez
Dr. Jesús Burgués Cedeño
Lic. Bárbaro O Borrego Brito
Lic. Lissette Lazo Sosa
[email protected]
Centro de Rehabilitación de la Cara y Prótesis
Bucomaxilofacial. CIMEQ. Cuba.
2010
El proceso de aceptación de la pérdida ocular y de las limitaciones que ella le genera,
así como de las que él cree le pueden producir, es un proceso lento en que el
individuo debe hacerse cargo de que ya no será como antes ni como los demás.
La amputación produce en el paciente una desfiguración facial y déficit funcionales,
pero a ello hay que agregarle el sentido que el paciente le da a la mutilación, el cual
estará condicionado por la personalidad del mismo, por el modo que se produjo y
por las actitudes de su familia frente a la pérdida, entre otros aspectos. Ahora deberá
acostumbrarse a vivir con su déficit, lo que le generará a su vez, una serie de temores
e inseguridades.
Es muy importante el trabajo en equipo multidisciplinario para lograr una
rehabilitación integral del paciente, con el fin de al menos intentar devolverle la
calidad de vida pérdida.
El objetivo de nuestro trabajo es mostrar el resultado obtenido con la rehabilitación
ocular y palpebral del paciente posterior a los tratamientos quirúrgicos; con la cual se
logró mejorar su calidad de vida e incorporarlo nuevamente a la sociedad.
Se muestra un paciente de 25 años que sufrió un accidente doméstico hace cinco
años, con quemaduras en la región orbital derecha; le practicaron varias
intervenciones quirúrgicas conservadoras, hasta que perdió su globo ocular
derecho. Fue remitido del hospital Pando Ferrer, donde fue eviscerado con
colocación de implante de acrílico para la confección de la prótesis ocular.
En la consulta se le adaptó un conformador que posteriormente comenzó a
expulsar de la cavidad por pérdida del fondo de saco inferior y cierre del canto
interno; por lo que fue necesario remitirlo a oculoplastia donde decidieron una
nueva intervención quirúrgica con adaptación de un conformador.
Esperado el tiempo requerido para la cicatrización se confeccionó una prótesis
ocular a partir de la impresión de la cavidad, y se colocó vendaje compresivo
para mejorar la profundidad del fondo de saco inferior. Al mes de evolución se
observó pérdida del mismo por lo que se retira la prótesis y se adapta
conformador aplicando presión, para ser valorado nuevamente por cirugía, que
recomienda esperar tres meses para volver a intervenirlo.
Los cirujanos estéticos del
equipo multidisciplinario realizaron la
reconstrucción de la cavidad con injerto libre de piel y retiraron el implante
de acrílico, colocaron gasa yodoformada y taxorrafia por 15 días; después
se colocó un conformador y se aplicó vendaje compresivo evolucionándolo
diariamente durante un mes.
Posteriormente se confeccionó la prótesis, indicando vendaje compresivo
durante quince días, y después durante las noches; observando buena
evolución.
Pasado el tiempo los tejidos de la cavidad se modificaron, por lo que fue
necesario hacer una nueva prótesis para mejorar la estética y función.
Una vez lograda la retención de la prótesis, se decidió dar un salto
cualitativo en cuanto a estética, en esperas del tratamiento quirúrgico
definitivo; por lo que se construyó una prótesis palpebral de silicona,
sostenida con adhesivo.
Pérdida de los
párpados
CAVIDAD OCULAR
RECONSTRUIDA CON INJERTO
LIBRE DE PIEL
PRIMERA PRÓTESIS OCULAR
CONFECCIONADA
NUEVA PRÓTESIS OCULAR
DESPUÉS DE MODIFICADOS
LOS TEJIDOS
IMPRESIÓN FACIAL PARA
CONFECCIONAR LA
PRÓTESIS PALPEBRAL
PRÓTESIS PALPEBRAL INSTALADA
 Se mostró la rehabilitación ocular y palpebral a partir
de la reconstrucción de la cavidad ocular.
 Se logró mejorar la retención de la prótesis y la
estética del paciente.
 3. Se obtuvo avances en cuanto al estado emocional
del paciente, para incorporarlo a la sociedad.

similar documents