material-2-semanaPP - Iglesia de la Familia

Report
Santificación
Renovación
Poder
-Conectados con Dios-
-Conectados con Dios-
Renovación
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 1
RENOVADOS – SERIE 1
EN LA MANERA DE PENSAR
Romanos 12:2 “No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen
que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces
aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y
perfecta.”
Cuando una persona no renueva su mente se vuelve inconstante. Un día quiere una cosa y a
las horas quiere otra. Gente que el lunes está en victoria y el martes en derrota, el lunes ora
5 horas y hasta el domingo no ora nada. Gente que un día avanza y otro día retrocede. Esta
gente es inconstante en su manera de pensar. Una persona que no renueva su mente, va a
ser gobernada por sus emociones.
La Palabra Renovar en el original es: anakainosis (ajnakaivnwsi) «renovación de vuestro
entendimiento», esto es, el ajuste de la visión moral y espiritual y del pensamiento a la mente
de Dios, que tiene como propósito llevar a cabo un efecto transformador sobre la vida. Con
estas palabras, Pablo nos dice que si ajustamos nuestra manera de pensar a la de Dios,
vamos a descubrir que Su voluntad para nuestras vidas es buena, agradable y perfecta.
Mejor noticia que ésta IMPOSIBLE!!!!
REMOVIENDO PENSAMIENTOS VIEJOS
Para renovarse hay que dejar lugar a los nuevos pensamientos, por lo tanto es necesario
vaciar nuestra mente de los viejos y polvorientos pensamientos RELIGIOSOS y carnales que
nos han dirigido hasta ahora.
Teología escapista: Son aquellos Pensamientos que dicen: “Que Cristo venga YA, rapte a
su iglesia y ponga cada cosa en su lugar” y se excusan en que ya no hay nada que hacer por
este mundo. Si bien esta verdad es maravillosa y por cierto la creemos y esperamos cada
día, no por eso voy a sentarme a esperar a que Cristo venga sin hacer lo que Él me pide
aquí en la tierra. Mientras esperamos encontrarnos con Él en el cielo, es necesario ser
hallados fieles en lo que se nos ha encomendado aquí en la tierra. Mateo 28: 18-20 “Se me
ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan
por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos.”
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 1
Teología de los rituales: Son aquellos pensamientos que creen que hay una Única forma de
hacer las cosas. Son los que dicen “para que el Espíritu se manifieste tenemos que alabar de
esta manera”, “lo que se hacía antes era mejor” .Son los que repiten frases de la Biblia
como mantras protectoras. Son los que te dicen que haciendo determinadas cosas y de
determinada forma te va a ayudar a que Dios te responda más rápido y te proteja
efectivamente. Es necesario entender que todos los ritos, formas y estructuras son producto
de la cultura en la que estamos insertos. Quiero Darte un ejemplo para que entiendas de que
hablamos: En Juan 4:24 Dios nos pide que le adoremos en Espíritu y verdad, Lo que Dios
va a mirar es el corazón sincero que anda según el Espíritu y que practica la verdad, no la
forma en que lo hagamos, ya que en COREA lo adorarán de una forma muy diferente a la
nuestra.
Teología del cuerpo carnal o diabólico: Son los pensamientos que dicen “lo importante es lo
interior, lo de afuera no sirve.” “Son aquellos que no van al médico a control” “los que dan
rienda suelta a comer y beber desmedidamente porque total el cuerpo no es importante”; los
que dicen “Dios mira el corazón y exponen sus cuerpos al pecado”, y también “no te depiles,
no uses perfume, no te cortes el pelo, no te cuides, no disfrutes
cuando tengas relaciones con tu esposa/o, etc, etc.” Ellos ignoran (voluntariamente o no) 1°
Corintios 6:19 y 20 que dice “¿No se dan cuenta de que su cuerpo es el templo del Espíritu
Santo, quien vive en ustedes y les fue dado por Dios? Ustedes no se pertenecen a sí
mismos, porque Dios los compró a un alto precio. Por lo tanto, honren a Dios con su cuerpo.”
Sin un cuerpo saludable es imposible servir a Dios.
Teología del masoquismo y la miseria: Son aquellos que piensan que en esta tierra hay que
sufrir. Sus mensajes son para retar, castigar y de resignación. Son los predicadores del dolor
y la culpa. “Hay que ir a la iglesia para no ser castigados” “Son lo que por años oran y nunca
reciben respuesta”… “hay que portarse bien porque Dios nos está mirando para ver que
pecado cometemos”… “Solo cuando sufrimos (en lo económico, emocional, salud, etc)
somos espirituales”, “Si Dios te prospera, seguro que algo malo te va a acontecer.” Para
ellos todo es castigo y resignación. Lee Salmo 37:3 y 4 “Confía en el Señor y haz el bien;
entonces vivirás seguro en la tierra y prosperarás. Deléitate en el Señor, y Él te concederá
los deseos de tu corazón”
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 1
Teología del miedo al diablo y al mundo: Son los pensamientos que te dicen “Acá adentro,
en nuestra congregación, en la iglesia estás protegido” “afuera está el diablo buscando
devorarte” “no vayas al mundo, es muy peligroso” “Vení a todas las reuniones porque sino
vas a ser presa fácil del enemigo” Todo es miedo. Lee en Juan 17: 15 al 18 lo que Jesús
oró por ti “No te pido que los quites del mundo, sino que los protejas del maligno. Al igual que
yo, ellos no pertenecen a este mundo. Hazlos santos con tu verdad. Así como tú me enviaste
al mundo, yo los envío al mundo.” “Les he dicho todo lo anterior para que en mi tengan paz,
Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas, pero anímense, porque YO HE
VENCIDO AL MUNDO. (Juan 15:33) En 1°Juan 5:18 nos dice: “Sabemos que los hijos de
Dios no se caracterizan por practicar el pecado, porque le Hijo de Dios los mantiene
protegidos, y el maligno no puede tocarlos.”
Cuando el Espíritu Santo viene a tu vida, viene para cambiar tu manera de pensar y liberarte
de esos viejos pensamientos que te esclavizan y condenan. En Cristo, Dios hizo todas las
cosas nuevas. Para que puedas disfrutarlas es necesario que aprendas a pensar en los
nuevos pensamientos que Dios tiene para ti y así verás que son buenos, agradables y
perfectos para tu vida.
Estrenando nuevos pensamientos:
Con la ayuda del Espíritu descubre ¿Qué pensamientos debes ajustar, sacarlos de tu mente
para obtener nuevos resultados? Nómbralos
______________________________________________________________
______________________________________________________________
______________________________________________________________
______________________________________________________________
Escribe que nuevos pensamientos de Dios vas a estrenar y comenzar a llenar tu mente.
______________________________________________________________
______________________________________________________________
______________________________________________________________
______________________________________________________________
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 2
RENOVADOS – SERIE 2
EN LA MANERA DE SENTIR
Colosenses 3:10-15 “Vístanse con la nueva naturaleza y se renovarán a medida que
aprendan a conocer a su Creador y se parezcan más a Él… tienen que vestirse de tierna
compasión, bondad, humildad, gentileza y paciencia. Sean comprensivos con las faltas de
los demás y perdonen a todo el que los ofenda… sobre todo vístanse de amor, lo cual nos
une a todos en perfecta armonía. Y que la paz de que viene de Cristo gobierne sus
corazones… y sean siempre agradecidos.”
Hay gente que funciona por lo que siente: “me siento mal, me siento bien”. Siente una cosa
un día, siente otra cosa al otro día, sienten que el trabajo es lo más importante el lunes pero
el martes lo más importante es la familia. Un día se casan con alguien porque sienten que lo
aman desesperadamente, pero a la otra semana se separan porque sienten que el amor ya
no está. Tiene una mentalidad fluctuante.
Para caminar con las emociones sanas debes tener pensamientos sanos, necesitas tener
una cabeza Sana. Cuando le entregas el mando de tu vida a las emociones entonces quedas
expuesto a la confusión, incertidumbre y heridas.
David clamaba lo siguiente “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio y renueva un espíritu fiel
dentro de mí.” Salmo 51:10
Evidentemente tanto Pablo como David están hablando de los mismo, es sumamente
importante renovarnos en nuestro corazón, es decir en nuestros sentimientos. Para lograr
eso necesitas desvestirte de los viejos y harapientos sentimientos y estrenar los nuevos que
el Espíritu te regaló.
Desvístete de los Harapos de
• La insensibilidad y crueldad y estrena la COMPASIÓN: La compasión es la percepción y
comprensión del sufrimiento del otro, y el deseo de aliviar, reducir o eliminar por completo
tal sufrimiento. Es decir la compasión es el amor en acción.
• La maldad y estrena la BONDAD: La Bondad es el sentimiento que permite al ser humano
compadecerse de otro y actuar en su beneficio a fin de que se sienta feliz, amado, seguro,
acompañado. Es decir la bondad te permite hacer el bien al otro.
• La altivez, soberbia y orgullo y estrena la HUMILDAD: La soberbia va acompañada del
sentimiento autosuficiente y generalmente hace las cosas por conveniencia propia,
mientras que la humildad no es pretenciosa, interesada, ni egoísta, reconoce que
necesita del otro para transitar por la vida. La humildad permite aceptarse con los defectos
y habilidades sin vanagloriarse por ellos.
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 2
• La grosería y la hipocresía y estrena la GENTILEZA: La amabilidad, la cortesía y la
gentileza son las que hacen que se impregnen dentro de nosotros el amor por las
personas que están a nuestro alrededor y el deseo de que estén bien proporcionándoles
una ambiente agradable.
• La Inquietud y la ansiedad y estrena la PACIENCIA: La paciencia es la capacidad de sufrir
y tolerar desgracias y adversidades o cosas molestas u ofensivas, con fortaleza, sin
quejarse ni rebelarse. Es saber esperar con calma.
• La condenación y el juicio y estrena la COMPRENSIÓN: Es la capacidad para aceptar,
tolerar o ser paciente frente a algo.
• El rencor y odio y estrena el PERDÓN: Si alguien te lastima y no lo perdonas, la bronca
contenida tendrá que salir y será lo próximo que hagas con la primera persona que
encuentres y que por lo general será con alguien de tu familia a quien amas. La palabra
perdón literalmente significa, soltar, dejar ir, liberar. Perdonar es dejar ir, soltar, liberarte de
esos sentimientos de venganza, bronca, enojo, ira, que te produjeron las acciones de la
persona que te hirió. Es elegir que esos sentimientos no gobiernen tu vida. No te olvides
de que de la misma manera que hemos sido perdonados, también perdonamos a quienes
nos ofenden.
______________________________________________________________
______________________________________________________________
______________________________________________________________
______________________________________________________________
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 3
RENOVADOS – TRES
EN LA MANERA DE BUSCAR A DIOS
Tito 3:5 Él nos salvó, no por las acciones justas que nosotros habíamos hecho, sino por su
misericordia. Nos lavó mediante el lavamiento de la regeneración (quitando nuestros
pecados y nos dio un nuevo nacimiento) y la renovación (vida nueva) por medio del Espíritu
Santo.
Jesús nunca hizo una reunión para llenar a los discípulos del Espíritu Santo, solamente les
sopló luego de resucitado (Juan 20: 19 – 22). Un toque de la unción, el hablar en lenguas, un
milagro, No te hace discípulo (si bien todo eso es muy bueno), lo que te hace discípulo es
PENSAR COMO DIOS.
El milagro más grande es cambiar tu pensamiento, porque sí cambia tu manera de pensar,
cambiará tu manera de vivir.
Veamos un ejemplo de cómo funciona esto, Dios le dijo a Eva “Si comes del árbol morirás”,
vino satanás y le dijo “No morirás”. La lucha de Eva fue entre dos ideas (pensamientos) la de
Dios y la de satanás. Ella aceptó el pensamiento diabólico, eligió el pensamiento
equivocado, y la consecuencia fue quedar fuera del Edén. Cuando uno elige el pensamiento
equivocado queda fuera de la comunión con Dios.
Los pensamientos son palabras dichas por alguien que salen de dos emisoras diferentes (por
así decirlo); La Palabra que viene de la emisora de lo alto, la cual es sabiduría perfecta de
Dios, o de la terrenal y diabólica que es animal y violenta (Stgo 3: 13-18). Tu mente es la
receptora de esas emisoras y es preciso que entiendas que las dos palabras tienen poder
pero su fin es diferente, una es para Vida y la otra para muerte. La palabra que sintonizas y
con la cual te alimentas te traerá vida o muerte, bendición o maldición.
Una vez escuche esta historia: Adela caminaba con su padre cuando éste, de repente, se
detuvo en una curva del camino. Después de un breve silencio le preguntó: “Además del
cantar de los pájaros, ¿qué oyes, Adela?”.
La niña prestó atención agudizando sus oídos. Después de unos segundos respondió: “Papá
estoy oyendo el ruido de una carreta que se acerca.”
“Muy bien,” respondió el padre. “Tienes razón, se está acercando una carreta vacía”.
Adela asombrada preguntó a su padre: “¿Cómo sabes que es una carreta vacía si aún no la
has visto?”
Entonces el padre respondió: “Es muy fácil saber cuándo una carreta está vacía: Por el ruido
que hace. Cuanto más vacía está la carreta más ruido hace”.
Adela se convirtió en adulta y siempre que veía a una persona a una persona interrumpiendo
una conversación y hablando demasiado de sí misma de forma inoportuna, violenta o
presumiendo de lo que poseía o sabía, tenía la impresión de oír la voz de su padre diciendo:
“Cuanto más vacía está la carreta más ruido hace”.
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 3
De esto se trata, sin la renovación del Espíritu Santo en nuestras vidas, somos como esa
carreta vacía. Por eso necesitamos renovarnos en la búsqueda de Dios. Para que nuestras
vidas estén llenas de Él nuestra mente y corazón necesitan están sintonizados con la
emisora del cielo.
Necesitas llenarte de Sus Palabras y éstas solo te marcarán UNA DIRECCIÓN “LA
OBEDIENCIA A CADA UNA DE ELLAS TRAERÁ BENDICIÓN A TU VIDA”. No puedes
obedecer a Dios sino conoces lo que Él dice. No puedes recibir bendición si no obedeces. Es
así de sencillo. Si podemos entender este mensaje del Espíritu podremos disfrutar del Edén
en nuestras vidas. El renovarnos en la búsqueda de Dios es volver a tener comunión con Él
a través del Espíritu Santo que nos guía mediante Su Palabra.
No te dejes impresionar por las novedades de turno, presta atención al ruido que hacen.
Dios es fiel a Su Palabra, es confiable en Sus Promesas, todo lo que está en la tierra pasará
pero SUS PALABRAS NO PASARÁN. Si no puedes comprender que la renovación de la
mente comienza por conocer Su voluntad escrita en la Biblia entonces tendrás solo
pensamientos ruidosos de una emisora terrenal y diabólica que producirán muerte en tu
vida.
Si quieres renovarte en la manera de buscar a Dios necesitas comprender el concepto
OBEDIENCIA. La obediencia a Su Palabra nos SANTIFICA y el vivir en santidad nos trae
Bendición, nos lleva nuevamente al Edén. No hay persona cristiana que no anhele haber
estado aunque sea un ratito en el Edén, tierra de plenitud, placeres, bendiciones y
abundancia, pero muy pocos se dan cuenta que eso era consecuencia del habitar en
Santidad, y la santidad solo habita en la OBEDIENCIA A LA PALABRA DADA POR DIOS, y
la OBEDIENCIA nos lleva a estar en SU presencia, a tener comunión con Él.
EL EDEN ERA MARAVILLOSO NO POR LAS BENDICIONES DEL LUGAR SINO PORQUE
HABITABAN EN SANTIDAD, EN OBEDIENCIA A DIOS.
Ya deja de correr solo tras las bendiciones, éstas llegarán solas si corres a buscar a Dios y
habitas en su presencia.
No quiero que pienses que esto es imposible, porque no lo es. Justamente Cristo nos marcó
el camino de la obediencia y nos dejó al Espíritu Santo para que podamos recorrerlo y sea
POSIBLE vivir el Edén aquí y ahora.
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 3
Toma un tiempo para reflexionar…
¿Cómo está tu carreta? ¿Qué emisora estás sintonizando? ¿Qué pensamientos estás
receptando en tu mente?
Es tiempo de ser discípulo, y un discípulo piensa como Dios piensa. Alinea tus pensamientos
con los de Dios, Decide leer la Biblia conocer Su Palabra y vive la santidad.
Usa estos renglones para escribir la decisión que has tomado
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 4
RENOVADOS – SERIE 4
EN NUESTRA FORMA DE ORAR
Romanos 8:26 y 27 “Además, el Espíritu Santo nos ayuda en nuestra debilidad. Nosotros no
sabemos qué quiere Dios que le pidamos en oración, pero el Espíritu Santo ora por nosotros
con gemidos que no pueden expresarse con palabras. Y el Padre, quien conoce cada
corazón, sabe lo que el Espíritu dice, porque el Espíritu intercede por nosotros, los creyentes
en armonía con la voluntad de Dios.”
Lo primero que necesitamos renovar de nuestra forma de orar es la idea de “lista de
oración”. No es que esté mal hacer una lista, el problema ocurre cuando oramos según
nuestra lista de oración. Entonces vamos a Dios con un montón de peticiones,
agradecimientos, decretos, mandatos, exigencias, etc., esperamos en Fe lo que le pedimos
según nuestro entendimiento y ese es el error.
• NO SABEMOS COMO ORAR
Si prestamos atención a Romanos 8 vemos claramente que se nos dice que NOSOTROS
NO SABEMOS que quiere Dios que le pidamos en oración, entonces renovarse en la forma
de orar es entrar a la presencia de Dios reconociendo que no sabemos que quiere Dios que
oremos cada día. Aunque pareciera que Dios está subestimando nuestra capacidad
intelectual y espiritual no es así, lo que realmente está haciendo es dándonos una línea de
partida para que nuestras oraciones sean efectivas.
¿Cuál es la línea de partida? Depender del Espíritu Santo, de su guía (que si conoce el
corazón de Dios) y Él pondrá en nosotros SUS motivaciones y pedidos. ¿Por qué nos dice
esto? Porque Dios conoce que somos seres emocionales y la mayoría de nuestras
oraciones son guiadas por las emociones pero disfrazadas de Fe. Por ejemplo, cuando
alguien está enfermo, enseguida oramos por sanidad y recitamos un montón de versículos y
promesas (como si fuera que Dios no las supiera) y al hacer eso creemos que nos llenamos
de fe y ponemos un énfasis cada vez más fuerte en la sanidad de esa persona y declaramos,
decretamos palabra en esa dirección porque queremos ver milagros, los hechos poderosos
de Dios y las promesas cumplidas... (Ten pon seguro que creemos en que Dios hace todas
estas cosas) pero ¿de qué nos estamos olvidando?, nos hemos olvidado de la línea de
partida, de ir a la presencia de Dios presentar esa necesidad y dejar que el Espíritu pongan
en nuestro espíritu lo que Dios quiere que le pidamos para esa persona y ten por seguro que
será lo está necesitando.
• FE NO ES EMOCIÓN
Cuando oramos necesitamos usar la fe. La emoción está en la mente, la fe en el Espíritu.
Dios nos creó con emociones para sentir, de lo contrario seríamos robots, pero no debemos
confundir emociones con fe.
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 4
Al nacer, Dios nos pone emociones en la mente y fe en el espíritu, por eso no necesitamos
pedir fe sino procurar que esa fe sea aumentada. La fe no se siente, SE CREE. La fe está en
el espíritu, en lo más profundo del ser, es por eso que Jesús dijo que es como un grano de
mostaza que necesita crecer, de lo contrario se ahogará por la emoción. La fe crece y se
alimenta oyendo la Palabra de Dios por eso nuestras oraciones no tienen que ser guiadas
por “lo que siento” sino por lo que Dios “me dice” mediante su Palabra y su Espíritu.
Cuando las emociones nos atan a una persona o a una situación, nuestra fe se ahoga y así
nada funcionará, ya que en el reino de los cielos nada funciona sin fe. Es necesario saber
que nuestra fe puede contaminarse. Si la alimentamos con nuestras emociones, la fe muere.
• CUIDEMOS LO QUE OIMOS
Romanos 10:17 Así pues, la fe resulta de oír el mensaje, y el mensaje llega por la palabra
de Cristo. Jesús en Mateo 6:5-15 nos enseña acerca de la oración que agrada al Padre, y
en el verso 10 nos dice lo mismo que romanos 8:26 "Venga tu reino. Hágase tu voluntad,
así en la tierra como en el cielo”. Más adelante Los discípulos le pidieron a Jesús
“Enséñanos a orar” porque ellos veían que las oraciones que Jesús hacía tenían respuesta
efectiva! ¿Cuál era el secreto? Juan 5:30 Yo no puedo hacer nada por mi propia cuenta;
juzgo sólo según lo que oigo, y mi juicio es justo, pues no busco hacer mi propia voluntad
sino cumplir la voluntad del que me envió. Jesús era muy bueno orando porque usaba sus
oídos para escuchar atentamente la Palabra de Su Padre. Sigamos su ejemplo, pongamos
cuidado en lo que oímos, alimentemos nuestra fe con la Palabra y no solo nos renovará en
nuestra forma orar sino en todo nuestro ser.
• DEJA ATRÁS EL SINTOMA DE “LORO”
Un Lorito repite sin entendimiento pleno. Mat 6:7 Y 8 “Y al orar, no hablen sólo por hablar
como hacen los gentiles, porque ellos se imaginan que serán escuchados por sus muchas
palabras. No sean como ellos, porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes de que
se lo pidan”. Ora con sabiduría. Deja que Dios te hable primero, escucha atentamente cada
una de sus palabras y luego habla tú.
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 4
• NO SEAS COMO LOS HIPOCRITAS
No caigas en la trampa de los soberbios, No le digas a Dios lo que tiene que hacer, a quien
tiene que bendecir, como y cuando tiene que hacerlo. Jesús no hacía eso, es más denuncia
esa actitud como algo que a Dios no le agrada. Más bien toma la actitud de Samuel “habla
que tu siervo oye” y cuando entres en la presencia de Dios, Adórale, deja que Él sea quien
hable primero y luego hazle preguntas como ¿Qué estás haciendo en la vida de esta
persona? ¿Qué necesitas que yo haga? ¿Cuándo lo hago? ¿De qué forma te parece que lo
haga?
Renovar la manera de orar es: reconocer que no sabes lo que hay en el corazón de Dios, por
lo tanto preséntate ante Él con una actitud humilde, alimenta tu fe con Su palabra para que
crezca fuerte y no se ahogue con las emociones. No seas un loro que solo habla y habla sino
que cuando ores, primero adórale para que tu espíritu entre en la atmosfera del cielo y
escucha atentamente Sus palabras, y luego habla tú buscando su guía para cada momento.
Ser renovados en la oración es hablar con Dios en el Espíritu y dejar que sea El quien guie
nuestras vidas.
Ve al lugar secreto, entra en la atmosfera del cielo adorando, encuéntrate con tu Padre
celestial y deja que el Espíritu Santo te diga cómo seguir…
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 5
RENOVADOS – SERIE 5
EN LA MANERA DE VER
Mat 6: 26 - 33 Miren las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros;
sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?...
Miren cómo crecen los lirios del campo, no trabajan ni cosen su ropa… Si Dios cuida de
manera tan maravillosa a las flores silvestres… tengan por seguro que cuidará de ustedes.
¿Por qué tienen tan poca fe?... Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y
lleven una vida justa, y Él les dará todo lo que necesiten.
Hay personas que se ahogan en un vaso de agua porque se detienen en detalles
insignificantes que los hacen dar vueltas y perder tiempo. Vivir la vida en los extremos es
estar un día bien y otro mal, un día feliz y otro infeliz, un día tocando el cielo y al siguiente en
el infierno. Si estás ansioso, angustiado, tapado de preocupaciones, es porque no tenes una
visión clara. Si nada te motiva es porque no conoces el propósito de Dios para vos y las
pequeñeces te destrozan. Es que si sacas la mirada del cielo perderás la visión.
LO QUE IMPIDE TENER UNA VISIÓN CLARA
Tener clara la visión estabiliza las emociones pero cuando nuestra visión se desenfoca del
cielo entonces comienzan a aparecer los síntomas de la tierra que son:
MIOPIA ESPIRITUAL
La miopía se caracteriza por el impedimento que sufre el ojo para ver de lejos. Hay una
miopía espiritual y el síntoma para detectarla son LAS CRITICAS. El que usa la crítica
asiduamente no puede ver lo que Dios está haciendo más allá de sí mismo. No puede ver a
la iglesia como un cuerpo que trabaja en sus distintas funciones. Así como hay distintos
grados de miopía también lo tiene la crítica:
• La envidia: Es aquella crítica que apunta a los logros, a las metas alcanzadas, a las
promesas y bendiciones obtenidas por otra persona. Son aquellos que te admiran pero no
soportan que seas bendecido más que ellos, sus críticas apuntan a perturbar tu paz y a
menospreciar o rebajar a basura lo que has logrado en Dios.
• La comodidad o pereza: Es aquella crítica que viene de la falta de compromiso con Dios,
su obra y las personas. Son los que más critican porque como no hacen nada, tienen
tiempo para mirar lo que hace el otro y encontrar todas las formas posibles para
desacreditarlo. Moody, quien con su predicación trajo un gran avivamiento, fue
fuertemente criticado, pero él decía: “prefiero mi manera de hacerlo a tu manera de no
hacerlo”.
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 5
• La frustración: Es aquella crítica pesimista que encierra bronca de experiencias pasadas.
El que te critica te da a entender “Yo lo puedo hacer mejor que vos” o “vos no vas a lograr
lo que yo ya intenté y fracasé” o “yo soy mejor que vos”.
Con esto no queremos decir que no podemos marcar los errores o señalar las cosas que
están mal. Lo malo se corrige, no se critica; por eso la Biblia dice “corrige al sabio”. El que
critica no trae solución, pero el que corrige trae la propuesta bajo la clara visión de la Palabra
de Dios.
2.
HIPERMETROPIA ESPIRITUAL
La hipermetropía es la incapacidad de ver los objetos cercanos claramente, es decir el que
padece hipermetropía ve de cerca borroso. Hay una hipermetropía espiritual y el síntoma
para detectarlo son LAS EXCUSAS, ellas son las que nos impiden ver claramente nuestras
actitudes.
La excusa es todo lo que te sirve a vos, todas las explicaciones que te das para justificar lo
que hiciste o no hiciste. Las excusas “nos alivian la conciencia”, son explicaciones que
damos como diciendo “No tuve control” “no puede hacer nada” entonces acusamos al
esposo/a, a los hijos, al tiempo, a que estoy viejo, a que salí tarde, que no puedo, a que soy
gordo, a que soy flaco, bajo, alto… etc.
Las excusas no te sirven para nada porque a la luz de la Palabra vemos que todo lo que no
uses o hagas producir te será quitado. (Mateo 25:15-28)
Hay una gran diferencia entre la fantasía y la Visión. El que es fantasioso (fantástico) tiene
en su mente un mundo irreal que se llena de un montón de imágenes borrosas terrenales
pero no hace nada solo piensa en eso, pero el que es visionario, tiene un mundo de
proyecciones llenos de imágenes claras del cielo y programa, diseña, busca estrategias y va
tras lo que ve dando lo mejor de sí.
VISIÓN CELESTIAL
FE es ver lo que Dios te muestra y estar dispuesto a hacerlo. En la oración Dios te enseñará
lo que hay que hacer. Dios dará la acción pero hay que tener disposición para hacer lo que
mande. La Visión sin compromiso no sirve. No es por habilidad que Dios te llama, es por
disponibilidad, tampoco es por capacidad sino por obediencia. La visión no ocupa a llaneros
solitarios, la visión trabaja en equipo, en unidad, en paz y amor.
Isaías 43: 18- 19 “Olvida todo lo pasado; no es nada comparado con lo que voy hacer. Pues
estoy a punto de hacer algo nuevo. ¡Mira ya he comenzado! ¿No lo ves?...
Dios ha comenzado hacer algo nuevo en tu vida, en tu familia, en tu economía, en tu
trabajo, en tu carrera, en tu ministerio, en la iglesia ¿No lo ves?...
Asegúrate de tener la visión clara, los ojos en los lugares celestiales y la actitud correcta
para que puedas ver la visión de Dios y todos juntos (siendo uno en Él) podamos realizarla.
Usa este espacio para escribir lo que Dios te ha mostrado.
_________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 6
RENOVADOS – SERIE 6
EN LA MANERA DE HABLAR
Romanos 10:8 - 11 "Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón ¿Qué afirma
entonces?. Ésta es la palabra de fe que predicamos: que si confiesas con tu boca que Jesús
es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo.
Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para ser
salvo. Así dice la Escritura: "Todo el que confíe en Él no será jamás defraudado.”
Como ya hemos meditado en los devocionales anteriores es necesario cambiar nuestro
sistema de creencias por la Verdad de Dios. Creer la Verdad nos hará tener salud mental y
espiritual; pero proclamarla, hablarla, producirá cambios en nuestras vidas. La verdad de
Dios tiene que ser nuestro sistema de creencias, si permanecemos en ella seremos
verdaderamente sus discípulos.
Todos crecemos con pensamientos y palabras (sistema de creencias) transmitidos por
nuestra familia, cultura, religión y juntamente con ellas, la que nos transmitimos a nosotros
mismos. ¿Cómo se transmite un sistema de creencias? Muy sencillo por lo que vemos,
hablamos y hacemos. Las palabras tienen poder, poder de transformarse en “profecía”
cuando las repetimos y las creemos. Por ejemplo si decís “Yo no puedo hacer eso” “nunca
voy a lograrlo” “no es para mí” “hasta aquí llegué” “soy un inútil” “me enferma esto” “Y esto es
así que se le va hacer” “Dios hace las cosas a pesar de mi”, “esto es lo que hay”, etc. y te
quedas allí en tu declaración, tus palabras manifiestan el sistema de creencias que te
gobierna y terminarás siendo y haciendo lo que dices.
Todo lo que el diablo necesita es que le creas a una de sus mentiras como si fuera verdad,
porque a partir de que le creas vas a funcionar con esa mentira y te hará vivir un vida de
derrota, miseria y fracasos.
Para desarraigar la creencia que tenías como verdadera pero que es falsa, tiene que
alcanzarte la revelación (iluminación) de la Palabra, y esa misma Palabra es la que va a
causar impacto en tu vida para que puedas cambiar tu creencia errónea. “Y conocerán la
Verdad y la verdad los hará libres”
Cuando hablamos la verdad de Dios estamos cambiando nuestro sistema de creencias
falsas por el verdadero.
¡CUIDADO CON LOS CAMBIOS SUPERFICIALES!
El tema no es que cambies tus circunstancias, sino que cambies tus creencias. Por ejemplo
le decís a alguien: “Ordena tu pieza, o tu oficina” y la ordena, pero al cabo de tres días será
un desastre otra vez. ¿Qué paso? Esta persona no cambió su sistema de creencia sino que
obedeció una orden. Si comienzas pensar y declarar que “DIOS ES UN DIOS DE ORDEN”,
se genera la necesidad de orden en tu vida y comenzarás a ordenarte en lo exterior y vivirás
ordenado.
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 6
Jesús les dijo a sus discípulos y a los fariseos “Si ustedes quieren ser de verdad mis
discípulos, Mis palabras tienen que permanecer en su cabeza, tienen que pensarlas, creerlas
y hablarlas cada día y así no cambiar superficialmente”. Juan 5: 7(parafraseado)
Podés realizar cambios superficiales que te llevarán a la frustración, miseria y derrota o
producir cambios de creencias que te llevarán a vivir en fe.
Dios cambia nuestra manera de pensar y hablar para que, cuando Él nos dé lo nuevo, esa
unción permanezca. Por eso Jesús nos dice “Si yo echo vino nuevo en un odre viejo, el vino
fermenta y te estalla la cabeza”. Mateo 9: 17 (parafraseado)
Es necesario abandonar el sistema de creencias equivocadas, preparar un odre nuevo
(Palabra de Dios en mis pensamientos) y así recibir el vino nuevo que Dios va a dar a todos
los que abracen y proclamen la verdad de Dios.
HABLA LO QUE DIOS HABLA
Sin fe es imposible agradar a Dios. Pablo dice que todo lo que no es fe es pecado.
Necesitamos aprender a hablar Fe y Fe es hablar lo que Dios habla. Vamos creciendo por
oír y meditar en Su Palabra y nuestra fe va en aumento. Poco a poco la mente, los
pensamientos van cambiando, pero hay un momento donde Dios te va a poner una gran
oportunidad, un momento de fe sobrenatural, un desafío que si lo capturas, avanzarás
notablemente en la escuela de la Fe. Frente a esos desafíos tu alma te gritará “¡No se
puede, es imposible!, pero tu alma debe obedecer a tu espíritu que está lleno de fe y vas a
proclamar “Al que cree todo es posible” “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” “Si Dios
está conmigo, ¿quién contra mí?”. Dios te pone frente a esos desafíos para activar tu pasión,
para que vuelvas a levantarte y emprendas conquistas para la gloria de Dios.
Hablar fe no es para tener cosas. Uso mi fe para agradar a Dios y Él me da lo que necesito.
El objeto de tu fe tiene que estar claro: Agradar al Señor de los cielos y la tierra.
La fe es el lenguaje a Dios, cuando hablas fe Dios te responde, cuando no hablas fe, Dios no
te entiende. Las palabras son poderosas “Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu
corazón… con la boca se confiesa para Salvación”.
Las palabras de fe te salvan, te salvan de todas las maneras posibles, te salvan en los
problemas familiares, emocionales, económicos, en las angustias, en la incertidumbre, en la
enfermedad… te salvan en la situación en la que te encuentres. Busca esas Palabras
Divinas y decláralas con tu boca y serás salvo y en el proceso verás a Dios cumpliendo cada
palabra que te ha dicho, tu fe crecerá muy alto y la pasión por Dios se encenderá en tu vida
como nunca antes.
Para reflexionar
Frente a cualquier situación que se te presente presta atención a las palabras que dices,
piensa en ellas antes de hablarlas, porque ellas trazarán el camino por el cual vas andar en
la vida.
Pídele al Espíritu Santo que te recuerde las palabras de Fe, que te ayude en todo momento
a pensarlas y cuando llegue ese desafío que Dios ponga enfrente de ti, Levántate, habla
palabras de fe y conquístalo para gloria de Dios.
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 7
RENOVADOS – SERIE 7
EN NUESTRA MANERA DE ACTUAR
Santiago 2:14-16 y 26 Hermanos míos, ¿de qué le sirve a uno alegar que tiene fe, si no
tiene obras? ¿Acaso podrá salvarlo esa fe? Supongamos que un hermano o una hermana no
tienen con qué vestirse y carecen del alimento diario, y uno de ustedes les dice: «Que les
vaya bien; abríguense y coman hasta saciarse», pero no les da lo necesario para el cuerpo.
¿De qué servirá eso? Pues como el cuerpo sin el espíritu está muerto, así también la fe sin
obras está muerta.
Para moverse en fe, primero hay que llenar el corazón de palabras de sabiduría, de aliento,
de fe; después hablarlas y PONERLAS EN ACCIÓN es decir poseerlas.
La fe te hará salir del lugar de esclavitud y te llevará a la tierra de la promesa.
Desear en gran manera algo, en griego es “epipoteo” que significa pasión, un intenso deseo
que no se apaga, deseo que nadie borra, que no se va con nada. Cuando deseas lo que
Dios te muestra, tus excusas ya no estarán ni en tu hablar, ni en tu mente, porque dentro de
ti sólo habrá fe para hablar, soltar y conquistar lo que en un principio fue solo una visión.
Lo que más pienses, lo que más hables es lo que harás. Cuando una persona comete
adulterio o fornicación no es porque “el otro” se cruzó en su camino y no pudo controlar esa
situación, sino que el hecho de pecar ya estaba en su corazón, ya lo había pensado, sentido
y hablado. Al igual que el que roba no lo hace porque el dinero estaba justo al alcance de su
mano sino porque el robo ya estaba dentro de su corazón. Por eso Jesús dijo “Todo, lo
bueno y lo malo, sale del corazón.”
Es importante darse cuenta que nadie obra por casualidad sino que primero se alimentó de
eso (lo pensó), luego lo bajó al corazón (sintió, lo imaginó, lo vio), después lo habló y por
último lo terminó haciendo.
El pensar y hablar fe te pondrá en marcha para salir de la tierra de esclavitud del fracaso,
condenación, esterilidad y muerte del pecado y te moverá a la tierra de plenitud, a la tierra
que Dios te prometió.
El mundo espiritual funciona con palabras, la fe opera bajo la ley de la Palabra y se
manifiesta por las obras. Por eso Santiago nos desafía a mostrar nuestra fe por medio de las
obras que tenemos.
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 7
EN MARCHA…!! PASOS QUE TE LLEVARAN A LA TIERRA DE LA PROMESA
•
1° BUEN ALIMENTO: Cuando Daniel a la edad de 16 años se encontró delante
de la corte de brujos el rey le ofreció su comida pero Daniel eligió no contaminarse.
Literalmente “no quiso contaminarse con las palabras de la comida del rey”. Tu vida debe
ser llena de las Palabras de Dios.
•
2° PENSAR LAS IDEAS DE DIOS: al principio te perturbarán porque te sacan
del lugar donde estás para llevarte al lugar donde nunca estuviste para que así obtengas
victoria, éxito, bendición en todas las áreas de tu vida.
•
3° APASIONARTE POR ESA VISIÓN: Es cuando tu corazón comienza a latir
muy fuerte y tenés una mezcla de susto y loca alegría por lo que Dios te dijo que hagas. Es
cuando le preguntas a Dios como hacerlo, cuando, con quienes, etc. Es cuando sientes
como Dios siente y no solo lo ves sino que lo crees con todo tu corazón.
•
4° DECLARAR CON TU BOCA: Hablar lo que Dios habla. Declarar en fe las
bendiciones de tu porvenir, las promesas que Dios te ha dado.
•
5° AGRADECER POR LO QUE AÚN NO VES: La fe ve más allá de las
circunstancias que te rodean hoy. Si hablas con tu boca las palabras de fe que Dios te ha
dado lo siguiente que haces es agradecer porque Dios lo hará y ya lo tenes.
•
6° MOVERTE CON CONVICCIÓN: La convicción no es un rito que se defiende
a rajatablas sino una verdad divina que se ha hecho raíz en tu vida. Declarar una palabra de
fe no es suficiente, también tenés que obrar en favor de esa palabra, actuar con la
convicción de que lo que declaraste ya ha pasado. Moverte en convicción es saber que:
•
Sos victorioso: fuiste llamado a la victoria porque Cristo venció en la cruz, vive
dentro de ti y te dice que sos más que Vencedor en Cristo Jesús.
•
Estoy preparado para tomar decisiones correctas: Cristo te dejó al Espíritu
Santo quien te guiará a toda verdad.
•
Dios tiene recursos donde menos los espero: Mientras Dios trabaja en tu vida,
paralelamente, Dios está trabajando en los lugares y en las personas que te van a ayudar y
bendecir para que seas de bendición a otros.
•
No dudes jamás: porque si accionaste fe con tu boca y obraste en convicción,
conquistarás todo lo que Dios te ha mostrado. Salmo 37:3 y 4 “Confía en el Señor y haz el
bien; entonces vivirás seguro en la tierra y prosperarás. Deléitate en el Señor, y Él te
concederá los deseos de tu corazón”.
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Renovación
día 7
•
7° OBEDECE EN TODO: 1° Samuel 15:23 « ¿Qué le agrada más al SEÑOR:
que se le ofrezcan holocaustos y sacrificios, o que se obedezca lo que él dice? El obedecer
vale más que el sacrificio, y el prestar atención, más que la grasa de carneros. Obedece y
presta a atención a cada palabra que Dios te dice, a lo que te ha mostrado y a como,
cuando, con quien hacer lo que Él te ha encargado. y estarás disfrutando de la tierra de la
promesa, del Edén en tu vida, en donde estés y a donde vayas. El vivir en la presencia de
Dios será lo natural en tu vida.
Dios te ha desafiado, te ha mostrado la visión, ha movido a personas que te ayudarán a
lograrlo, ha preparado los lugares, ya tiene las estrategias y los recursos, ahora te toca a
vos
LEVÁNTATE, PONTE EN MARCHA, CONQUISTA, OBTEN LA VICTORIA Y
DISFRUTA DE LAS BENDICIONES DE VIVIR EN LA PRESENCIA DE DIOS TODOS LOS
DIAS.
“…Nuestra victoria es absoluta por medio de Cristo, quien nos amó” Romanos 8:37
Escribe la visión y comienza a marchar hacia ella de acuerdo a como Dios te vaya
mostrando.
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
www.iglesiadelafamilia.com

similar documents