La exégesis en las Epístolas

Report
Exégesis del Nuevo Testamento
Exégesis del Nuevo Testamento
una asignatura
del
Chelyabisnk Affiliate of the Moscow Theological Institute
Rusia
del
Instituto Bíblico Bautista Libre
«IBBL»
Panamá
y del
Seminario Bautista Libre
«Los Cedros del Líbano»
Cuba
Exégesis del Nuevo Testamento
Propósito: Esta asignatura demostrará un proceso para emplearse en
una investigación inductiva de cualquier pasaje del Nuevo Testamento.
Al terminar la asignatura, el estudiante debería poseer el conocimiento
para afianzar sus habilidades en el proceso de hacer una exégesis de
cualquier pasaje del Nuevo Testamento.
Exégesis del Nuevo Testamento
La Meta Bíblica y Teológica para la Vida Cristiana
Exégesis del Nuevo Testamento
Presuposiciones de la asignatura:
1. Toda la revelación es divina. La revelación es el contenido, en cuanto a sí mismo y
a su plan, que Dios ha decidido manifestar a la humanidad. La revelación consiste de
dos tipos: general y especial.
2. La Biblia es la revelación especial de Dios. Es completamente infalible, inerrante
e inspirada verbalmente por el Espíritu Santo a través de los autores humanos.
3. El mensaje central de la Biblia entera es el amor de Dios para la humanidad
perdida y la obra de Dios para proveerle la salvación. Esta salvación es por la muerte
y la resurrección de Jesucristo, y está disponible para todos que se arrepienten y
creen en el Señor Jesús.
4. Dios ha elegido que por lo “necio” (1 Co. 1.26-29) de la predicación de su evangelio a
proclamar su salvación a un mundo perdido. No hay ninguna nación que sea mejor
que otra. Todas las personas han pecado y están bajo la condenación de Dios. La
salvación sólo es posible por medio de Jesucristo. Es el Espíritu Santo que llama a
los hombres y a las mujeres convertidos a que extiendan su evangelio. El Espíritu
Santo llama a hombres para ser los pastores de su rebaño.
Exégesis del Nuevo Testamento
5. Dios el Espíritu Santo promete iluminiar el pensar del creyente de modo que pueda
entender más clara, coherente y correctamente las santas Escrituras. Sin la ayuda y la
dirección del Espiritu Santo para esta tarea, la interpretacion debida de las Escrituras
es imposible.
Se suele referirse al ministerio del Espíritu Santo en la vida del creyente en que él le capacita entender las Escrituras como la “la
iluminación del Espíritu Santo”. Es la ayuda y la comprensión más claramente lo que la Biblia enseña y dice. El Dr. Paul Enns
escribe:
Se puede definir la iluminación como ‘el ministerio del Espíritu Santo en que él da entendimiento a las personas que
viven justamente en él para poder comprender la Palabra escrita de Dios’. (Moody Handbook of Theology, p. 175)
Tales pasajes bíblicos como Lucas 24.25-45; 1ª Juan 2.27; y 1ª Corintios 2.14 enseñan en cuanto a este miniserio actual del
Espíritu Santo. La iluminación del Espíritu Santo en la vida del cristiano que sirve para ayudar y guiarle para un entendimiento
más claro, coherente y profundo de las Escrituras funciona juntamente con el uso del procedimiento hermeneútico
(interpretativo) debido que se ha de emplear correctamente con oración.
El ministerio de la iluminación del Espíritu Santo puede estar limitado o parado por la carnalidad del creyente mismo (1 Co. 3.1-3;
He. 5.11-14). Es por esto que las cartas del NT recalcan tanto la vida (obediencia) cotidiana del creyente. «Mirad, pues, con
diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no
seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolucion; antes
bien sed llenos del Espíritu …» (Ef. 5.15-18). «No apaguéis el Espíritu» (1 Tes. 5.19). (Ver también Santiago 1.19-27; 1ª Pedro
1.22-25; y 1ª Juan 2.20—3.3).
Exégesis del Nuevo Testamento
Definiciones
Exégesis.
La exégesis de cualquier texto (bíblico o no) es una explicación del
significado que el autor del texto quiere (o quiso) comunicar al lector o al oyente. Es
una explicación o un análisis crítico, en nuestro caso, de un texto bíblico. El
“significado” del texto es su relevancia, su valor, y es todo que lo implica, es decir, es
el sentido, la intención o el proposito del autor bíblico, y a lo qué se refiere.
“Un requisito básico para el entendimiento de esos documentos [es decir, los documentos bíblicos
escritos en el hebreo, el aramaeo y el griego] es la exégesis o la interpretacion gramático-histórica,
el sacar del texto mismo el significado que quisieron impartir los autores originales y lo que ellos
esperaron que sus lectores entendiesen de los escritos”.
(F. F. Bruce, “Interpretation of the Bible”, en Evangelical Dictionary of Theology [“Interpretación de la Biblia” en el Diccionario evangélico de teología], p. 567)
“ (griego. Exëgeomai, explicar, interpretar, contar, informar, describir; exëgësis, narración, descripción,
interpretación). La exégesis quiere decir una explicación interpretativa; un exégetico (intérprete) es una persona
que así explica. La tarea de hacer una exégesis es explicar el significado de un texto tal como el autor lo habría
entendido… No se limita la exégesis a una explicación de palabras. Su meta es discernir el tema que está detrás
las palabras”.
(The New International Dictionary of New Testament Theology [El nuevo diccionario internacional de la teología del NT], tomo 1, p. 57)
Exégesis del Nuevo Testamento
Eisegesis. El error de meter en la Biblia un significado que realmente no forma
parte del texto bíblico estudiado. Este “significado” impuesto sobre del texto es lo que
el intérprete quiera ver en el texto, no lo que el texto realmente dice.
Eisegesis
Exégesis del Nuevo Testamento
Hermeneútica.
En el latín, el vocal hermeneútica encuentra sus raíces en el
nombre griego (Hermes). Según los griegos politeístas, Hermes era el mensajero de los
dioses griegos, y él mismo era el dios de la oratoria y el inventor del habla. Así, pues,
en Hechos 14.11, las multitudes de Listra llamaron a Pablo “Mercurio” (es decir,
Mercurio era la forma romana del griego “Hermes”) porque entre él y Barnabé, Pablo
llevaba la palabra.
Generalmente se considera la heremeneútica como ß, enseñada o predicada, a la vida y a las circunstancias del
creyente. En este sentido, la exégesis forma una parte del proceso hermeneútico. Tradicionalmente, se ha
definado el término heremeneútica como el arte y la ciencia de la interpretación bíblica. Se puede decir que en el
proceso heremeneútico, la exégesis no es la meta final, sino más bien ella es la comunicación de la
interpretación investigada en su aplicación verdadera y práctica para las situaciones actuales.
“Los principios básicos de la interpretación, o sea, la exégesis, de un texto, particularmente de las Escrituras,
particularmente en relación a su aplicación actual”.
(Alister E. McGrath, Christian Theology, An Introduction
[La teología cristiana, una introduccion], p. 571)
Exégesis del Nuevo Testamento
Sentido primario del texto. El sentido primario del texto bíblico es lo
que el autor bíblico quiso comunicar con las palabras y las oraciones que él empleó. A
veces esto se llama la “idea textual”, significando la idea original que el autor quería
comunicar a sus lectores.
Juan Calvino escribió:
“Así pues, reconozcamos que el significado verdadero de las Escrituras es el significdo natural y
obvio; y lo abrazamos y guardamos con resolucion. Consideremos no sólo como dudosas esas
exposiciones pretendidas que nos desvían del significado natural sino que las rechacemos
valientemente como son, unas corrupciones fatales… Siempre hemos de cuidar para no torcer las
Escrituras fuera de su trasfondo natural”.
Juan Wyclif era un reformador inglés (1320-1384). A veces se refiere a él como “El Lucero del Alba
de la Reforma”. Él creia que la Biblia era la única autoridad que el cristiano tiene para su fe y
práctica. Él escribió lo siguiente en cuanto al conocimiento de un pasaje bíblico:
Te ayudará grandemente en la comprensión de las Escrituras,
si no sólo notas lo que se dijo o escribió,
sino también de quién y a quién fue escrito,
con cuáles palabras, en qué tiempo, dónde,
con qué propósito y bajo cuáles circunstancias,
considerando lo que vino antes y lo que siguió después”.
Exégesis del Nuevo Testamento
Analogía de fe. A menudo conocida como la regla básica de la interprtación
bíblica, este principio entiende que las enseñazas generales de la Biblia sobre cualquier
tema gobiernan la interpretación de cualquier pasaje singular. El punto de visto bíblico
es que hay un Dios, un pueblo de Dios y una sola historia. Debido a que el Espíritu
Santo fue soberano en la inspiración de las Escrituras, no puede haber ninguna
discrepancia o contradicción en el texto bíblico. Dios no puede mentir ni desvia a otros
en su revelación.
Scriptura sui ipsi usi interpres, es decir, La Escritura es su propio intérprete. “Este es el método verdadero
de interpretación que coloca la Escritura al lado de la Escritura de una manera debida y correcta”.
(Martín Lutero, Obras, 3:334)
“Lo implícito siempre ha de ser interpretado a la luz de lo explícito; nunca al revés. Es decir, si un texto en
particular parece implicar algo, no deberíamos aceptar la implicación como correcta si va en contra de algo
expuesto explícitamente en otro lugar en las Escrituras”.
(R. C. Sproul, Essential Truths of the Christian Faith [Verdades esenciales de la fe cristiana], p. 26)
Para hacer uso de un término y principio de la Reforma, la analogia fidei o analogía de la fe debería regir en
la interpretación. Hay que tomar en cuentra toda la Biblia al interpretar las Escrituras. Los Antiguo y Nuevo
Testamentos deben ser considerados con la expectación de ver la unidad que existe entre los dos. Como un
estudiente dijo: “Toda la Biblia es mi contexto”.
(Millard J. Erickson, Christian Theology [Teología cristiana], tomo 1, p. 70)
Exégesis del Nuevo Testamento
Razonamiento inductivo.
El pensar inductivo es el proceso de razonar de
una parte al total, es decir, de los particulares a los principios generales. Se mueve de lo
individual a lo universal.
(Wayne McDill, The 12 Essential Skills for Great Preaching
[Las 12 habilidades para la predicación extraordinaria], pp. 18-20
Razonamiento deductivo.
El pensar deductivo es el proceso de
razonar de lo general a lo particular, de lo universal a lo individual. Se mueve
de una/s premisa/s dada/s a la conclusión necesaria.
(Wayne McDill, The 12 Essential Skills for Great Preaching
[Las 12 habilidades para la predicación extraordinaria], pp. 18-20)
Diagrama estructural.
En esta asignatura, el diagram estructural es un
gráfico del texto bíblico que demuestra claramente la relación entre las palabras
exactas del texto de la traducción (versión) que el estudiante está estudiando
(leyendo).
Idea texual. La idea textual es la interpretación correcta de lo que el
escritor original del texto bíblico quiso decir dentro de su contexto histórico. Se
expresará como una oración completa (en el tiempo pasado) empleando dos
palabras claves como su sujeto y su complemento.
Exégesis del Nuevo Testamento
Idea del sermón.
La idea del sermón es el desarrollo de la idea del texto
expresado en el presente y empleando el mismo sujeto y complemento de la
idea textual. La idea del sermón expresa, en una sola oración, lo que el
intérprete cree es la aplicación de la verdad teológica encontrada en su texto
bíblico.
Elemento de necesidad humana.
El elemento de la necesidad
humana “se refiere a la condición humana como un factor en la interpretación
y en el planear del sermón. La premisa es que cada concepto bíblico tiene una
necesidad correspondiente en la vida del hombre que reclama su aplicación…
El elemento de necesidad es…la condición de la persona necesitada, es decir,
su falta de algo, su sufrimiento, su dificultad, etcétera,” que se ve en el texto
bíblico.
(Wayne McDill, The 12 Essential Skills for Great Preaching
[Las 12 habilidades para la predicación extraordinaria], p. 106.
Exégesis del Nuevo Testamento
El puente hermeneútico.
En la preparación de un sermón bíblico, la
“construcción” de un puente hermeneútico (o interpretativo) es el acto de traer
una verdad bíblica del texto (en su contexto histórico) a su expresión en el
sermón (con sus aplicaciones actuales). Un puente interpretivo correctamente
construído asegurará que la exacta verdad teológica misma ensenada en el
texto bíblico se explicará y aplicará correcta y bíblicamente a las vidas de los
oyentes del sermón. El intérprete que elabora correctamente un puente
hermeneútico entre el pasado bíblico y el presente debe “construir” su puente
sobre las diferencias lingüisticos, geográficos, cronológicos, culturales, literarios
y sobrenaturales.
Mundos diferentes:
Lingüistica
Geográfica
Cronológica
Cultural
Literiaria
Cosmovisión religiosa
etcétera
Exégesis del Nuevo Testamento
Método de interpretación gramática-histórica.
Este método de la interpretación bíblica reclaca la necesidad de interpretar un
pasaje según sus contextos gramático e histórico. A veces se refiere a esta
interpretación como literal (en contraste a una interpretación espritual o
alegórica). Más bien que literal, un mejor término puede ser normal, es
decir, una parábola es una parábola, la poseía es poseía, los proverbios son
proverbios, las alegorías son alegorías, las narraciones son narrciones,
etcétera. Según la exégesis gramática-histórica, cada texto bíblico debe
estudiarse en su contexto (igualmente los contextos inmediato y más amplio).
Se exige un entendimiento del lenguaje bíblico, de los tipos de la literatura
bíblica y del trasfondo histórico (el entorno de la gente del texto).
Exégesis del Nuevo Testamento
¿Qué es la exégesis?
1. La idea de “hacer una exégesis” viene del verbo griego exhgenomai
(exegenomai). En el NT se emplea este verbo en Lucas 25.35; Juan 1.18; Hechos
10.8; 15.12, 14; 21.19. Quiere decir: explicar, interpretar, decir, informar, describir,
guiar fuera de, contar los hechos, repetir una narrativa.
2. Otro verbo usado en el NT que significa explicar o intepretar es eJrmhneunw
(hermeneuo). En la RVR 1960 se traduce por “traducir”, y es de este verbo que
encontramos la raíz para el término hermeneútica. Se encuentra este verbo en
Marcos 15.22, 34; Juan 1.38, 41-42; 9.7; Hechos 4.36; 7.2; 13.8.
3. “Declarar / exponer”, diernhneunw (diermeneuo) también significa interpretar,
y puede indicar el traducir a un idioma extranjero. Se ve el uso de este verbo en
Lucas 24.27; Hechos 9.36; 1ª Corintios 12.30; 15.5, 13, 27.
Exégesis del Nuevo Testamento
Por medio de la expresión: “hacer una exégesis de un pasaje
del NT”, queremos decir que se lleva a cabo una investigación
detallada del pasaje con el propósito de que:
1. El exégeta pueda entender correctamente el texto estudiado.
2. El intérprete pueda, en turno, comunicar correcta y claramente
el significado del pasaje que se ha estudiado (es decir, la
interpretación debida).
Exégesis del Nuevo Testamento
Antes de que el intérprete puede comunicar correcta y
claramente el significado del pasaje que se ha estudiado, ha de
estudiar el pasaje con referencia a:
1. Su contexto (histórico: inmediato y coporativo)
2. Su uso de toda la gramática y las palabras del texto.
3. Los términos teológicos principles (directos e indirectos)
4. El propósito veredadero del autor original.
Exégesis del Nuevo Testamento
En el caso del NT, hay una diferencia en el idioma.
El lenguaje del NT es el griego koine. Era el idioma cotidiano del mundo griego
hablante durante el tiempo de Jesús, de los apóstoles y de la Iglesia primitiva.
«Había también sobre él un título escrito con letras
griegas, latinas y hebreas: ESTE ES EL REY DE LOS
JUDIOS.»
Lucas 23.38
hjn de/ kai ejpigrafh ejp j aujtwˆ O BASILEUE TWN IOUDAIWN OUTOS.
Unas herramientas en castellano para asistir en la investigación a fondo
de las palabras y frases griegas del NT:
Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español (Francisco Lacueva) [Editorial CLIE]
Imágines Verbales en el Nuevo Testamento, 6 tomos, A. T. Robertson [Editorial CLIE]
Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento, 4 tomos, W. E. Vine [Editorial CLIE]
Diccionario Teológico del Nuevo Testamento,
L. Coenen, E. Beyreuther, H. Bietenhard [Editorial Sígueme]
Exégesis del Nuevo Testamento
La Literatura del Nuevo Testamento
El Nuevo Testamento se compone de varios tipos de
literatura distintos. Entre nuestro mundo cotidiano y el
mundo literario de la Biblia hay una diferencia enorme.
Evangelios
Hechos
Cartas
Apocalipsis
Exégesis del Nuevo Testamento
En el NT, hay una diferencia en los tipos de literatura.
Es impresendible que, para el estudiante del NT cuyo propósito es examinar e
interpretar un pasaje bíblico, la primera pregunta hecha sea: ¿Qué tipo de
literatura se examinará en la exégesis?
El NT se compone fundamentalmente de cuatro tipos de literatura, a menudo
llamados “géneros” de literatura:
1. Las cartas (o, las epístolas)
2. Los evangelios
3. Los Hechos
4. El Apocalipsis
Cada uno de estos cuatro géneros tendrá sus propios aspectos (o reglas) para
el proceso exegético, y se hablará de éstos en este cuaderno. El estudiante
debería poseer un buen entendimiento de las diferencias entre estos cuatro
tipos de literatura del NT.
Exégesis del Nuevo Testamento
Tipos de literatura distintos del NT: Las Cartas (epístolas)
En su mayoría estas cartas se componen de unos párrafos de argumentación o de
exhortación. Casi todas fueron enviadas a un grupo específico de cristianos con un
propósito dado en la mente del escritor bíblico.
Jacob (Santiago) — 1
Pedro — 2
Judas — 1
Pablo — 13
Hebreos
Juan — 3
Exégesis del Nuevo Testamento
Aunque las epístolas del NT no consisten de “correspondencia personal”, por lo
menos en el sentido normal, podríamos malinterpretarlas si no las estamos
tratando como cartas históricas y reales, o sea, como si fuesen libros de texto
teológicos. El teólogo Moisés Silva escribe lo siguiente sobre la manera en que
hemos de entender las cartas del NT:
1. Hemos de leerlas en su totalidad. Nuestra tendencia es repasarlas como
lo haríamos como un libro de referencia, leyendo un poco aquí y un poco
allá. Esta práctica distorciona nuestra percepción de su mensaje.
2. Estos escritos sugieron de unas ocasiones históricas concretas. Esto
quiere decir que debemos aprender a “leer entre líneas” para poder
comprender el texto en su contexto original.
3. Debemos aprender a tratar las cartas del NT desde un punto de vista
literario, es decir, reconocer que son documentos bien pensados que
pueden reflejar unos métodos retóricos empleados del antaño.
Exégesis del Nuevo Testamento
4. Hay que leer estos escritos de una manera teológica. Siendo sensibles a
la diversidad que pueden representar, hemos de tratar de apreciar sus
características unificadoras, y especialmente la idea de los escritores de que
con la venida de Cristo los últimos días habían llegado.
5. No debemos olvidar que las epístolas del NT son escritos autoritarios y,
por tanto, su carácter histórico no debilita su relevancia para nuestras vidas.
Moisés Silva, “How to Read a Letter” (cap. 7)
de An Introduction to Biblia Hermeneutics,
Walter C. Kaiser y Moisés Silva, p. 120
Exégesis del Nuevo Testamento
Tipos de literatura distintos del NT: Los Evangelios
Hay cuatro escritos en el NT que se llaman “evangelios”: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.
Son relatos teológicos-históricos de algunos de los aspectos distintos de la vida, el
ministerio, la muerte, la resurrección y la comision del Señor Jesús. El término
“evangelio” mismo viene del griego euangelion, un sustantivo plural empleado en la
literatura cristiana para significar “buenas nuevas” o “buenas noticias”.
“Los Evangelios se componen de pericopes, es decir, unidades o enseñanzas individuales, que son
de tipos distintos, con unas características formales distintas y que los evangelios pusieron en sus
contextos presentes”.
(Gordon D. Fee, New Testamente Exegesis, edición revisada [La exégesis del NT], p. 28)
La historicidad de los evangelios:
Aceptamos los cuatro evangelios como documentos históricos. Por “históricos”
se quiere decir que nos cuentran cosas reales, cosas históricas. Dentro de la
narrativa histórica, reconocemos hay varios tipos de literatura empleados, como
por ejemplo: las parábolas, que no representan en sí hechos históricos.
Exégesis del Nuevo Testamento
a.C.
753
fecha tradicional de la fundación de Roma
754
reyes etruscos removidos, comienza la República
264-241
primera guerra de Roma fuera de su propio territorio conta los cartagos
241
axenionamiento de Silicia como la primera provincia romana
60
primer triunvirato de Pompeyo, Crasio y Julio César
49-45
guerra civil, victorias de César
44
asesinato de César
43
segundo triunvirato de Marco Antonio, Octavio y Lépidio
42
muerte de Brutus y Casio en Filipos
31
Octavio y Agripa derotaron a Marcos Antonio y Cleopatria en Actium
30
muerte de Antonio y Cleopatria
27 aC. a 14 d. C.Agosto (Octavio)
5?
nacimiento de Jesús
d.C.
14-37
Tiberio
27-30?
ministerio de Jesús
32-35?
conversión de Saulo (Pablo)
37-41
Gaius Caligula
41-54
Claudio
45-52?
viajes misioneros de Pablo (Hch. 13—21)
49
explusión de los judíos de Roma
Exégesis del Nuevo Testamento
54-68
64
66-70
68-69
69-79
70
79-81
81-96
Nerón
gran fuego en Roma resulta en la persecusión de los cristianos por Nerón
rebelión judía; Vespasiano manda las fuerzas romanas en Judea
guerras civiles en Roma (Galba, Oto, Vitelio)
Vespasiano [Titus Flavius Vespasianus]
Tito termina el sitio y la destrucción de Jerusalén
Tito
Domiciano
Exégesis del Nuevo Testamento
Tipos de literatura distintos del NT: Los Hechos
El libro de los Hechos, escrito por Lucas, continúa su enfoque teológico en la
obra del Señor Jesús, ahora por medio de su iglesia. Se compone de una serie
de “narraciones cortas conectadas que forman una narración entera intercalada
con discursos”.
(Gordon D. Fee, New Testamente Exegesis, edición revisada [La exégesis del NT], p. 28)
Una característica importante de los Hechos es la manera en que Lucas enfoca
en el progreso de «la palabra del Señor/Dios» (Hch. 6.7; 9.31; 12.24; 16.5;
19.20; 28.30, 31). Esta frase favorita de Lucas ocurre diez veces en los Hechos
y cuatro veces en el Evangelio de Lucas. Frecuentemente se emplea para
recalcar el crecimiento de la Iglesia: «Y crecía la palabra del Señor, y el
número de los discípulos se multiplicaba grandemente…» (6.7). *
“Alrededor de 22% de Los Hechos se compone de discursos, y mucha de la
enseñanza teológica explícita del libro se encuentra en éstos. Muchos de los
mensajes se dirigen a no cristianos, divididos entre discursos evangélisticos,
para persuadir a los oyentes que crean en Jesús, y discursos judiciales en que
Pablo se defiende ante unos tribunales”. *
* Adaptado de Exploring the NT, tomo 1, D. Wenham y S. Walton, pp. 271, 272, 288
Exégesis del Nuevo Testamento
Tipos de literatura distintos del NT: El Apocalipsis
Según el libro mismo, es una visión dada por el Señor Jesús al apóstol Juan.
La visión misma es una serie de visiones cuidadosamente construidas que “se
entretejieron para formar una narración apolcalíptica” (Gordon D. Fee, New Testament
Exegesis, (La exégesis del NT) edición revisada, p. 29). En la visión misma, debemos darnos cuenta
del hecho que hay varios géneros distintos, tales como la profecía (1.3) y la
epístola (1.4; 2-3).
“ En cuanto al género literario… ‘ epístola ’ puede ser la mejor
categorización singular. Puede que al principio esto parezca extraño, pero lo
de la epístola era un género muy amplio…y el Apocalipsis, con su salutación
(1.4-5, 9-11), se presenta como una circular a las siete iglesias en Asia
Menor. Nos parece mejor considerar el Apocalipsis…como una profecía
formulada en un molde apocalíptico y escrito en la forma de una carta”.
(Carson, Moo, y Morris, An Introduction to the New Testament [Una introducción al NT], p. 478).
Exégesis del Nuevo Testamento
•
Troas
•
Patmos
Pérgamo
•Tiatira
•
Esmirna
•
Efeso
•
Sardia
•
Filadelfia
• Hierapolis
•Laodicea
• Colosas
Exégesis del Nuevo Testamento
Es muy importante que el intérprete del NT entienda que el Apocalipsis toma
prestado extensivamente muchas alusiones y muchos conceptos del Antiguo
Testamento.
“El texto del Apocalipsis está empapado del AT; casi es imposible leer un
versículo sin encontrar un eco o una alusión al AT… Ciertas ediciones griegas
del NT…incluyen un gráfico de citaciones y alusiones. Se piensa que en esta
lista hay 676 alusiones explícitas a versículos del AT (algunos a un mismo
versículo del AT) y, ¡todo este dentro de un libro de solo unos 405 versículos!
Las alusiones más frecuentes son a: Isaías (128 veces), Salmos (99), Ezequiel
(92), Daniel (82) y Éxodo (53). Desde luego, el número de alusiones en sí no
determina necesariamente la importancia relativa de los textos, pero por lo
menos da alguna indicación”. *
* Exploring the NT, tomo 2, I. H. Marshall, St. Traves y I. Paul, p. 317
Exégesis del Nuevo Testamento
Tipos de literatura especiales del NT: lenguaje figurado
Además de los cuatro tipos de literatura principales encontrados en el NT, el estudiante de la
Biblia debe reconocer los otros métodos literarios empleados por los escritores de las santas
Escrituras. Se encuentran éstos por todo el NT. El intérprete del NT tiene que conocer estos
métodos y comprender su relación al movimiento y el propósito del autor bíblico.
A menudo se refiere a estos métodos literarios como “lenguaje figurado/metafórico”, y aún
el lector menos adiestrado de la Biblia se da cuenta de que ambos testamentos están llenos
de tales términos y expresiones. Hay que identificar tal lenguaje figurado igual que
reconocer el significado literal/normal. “Dos de los obstáculos más grandes al entendimiento
de la Biblia son: tratar el lenguaje figurado como si fuese literal y el lenguaje literal como si
fuera metafórico” (J. Roberston McQuilkin, An Introduction to Hermeneutics: Understanding and Applying the Bible [Una
introducción a la hermeneútica: entendiendo y aplicando la Biblia], p. 136). El término “lenguaje figurado” se
refiere a cualquier palabra o expresión que se usa con un significado que no sea su sentido
común, literal o normal. He aquí, algunos ejemplos de tal lenguaje figurado (métodos
literarios) encontrado en el NT:
“…decid a aquella zorra…” (Lc. 13.32) “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo” (Ap. 3.20)
“Vosotros sois la sal de la tierra” (Mt. 5.13) “Destruid este templo, y en tres días lo levantare” (Jn. 2.19)
Exégesis del Nuevo Testamento
El Dr. J. Robertson McQuilkin ha propuesto las pautas siguientes para reconocer el
lenguaje figurado:
1. Las palabras y las frases del NT se han de entender en su sentido literal excepto:
(1) si que lo que se escribe de otra manera sería irracionable o absurdo en su sentido
normal.
(2) si el contexto del pasaje mismo indica que su lenguaje es metafórico.
(3) si parece que el pasaje contradice otro pasaje bíblico más claro. En tal
caso, es legítimo preguntar si el pasaje bajo estudio ha de tomarse de una
manera figurada o no.
2. El punto de vista del escritor bíblico y el de los que recibieron primeramente los
documentos deben controlar lo que nosotros entendemos apropiadamente por literal o
metafórico. No toca al intérprete contemporáneo decidir lo apropiado de lo que debería
ser literal o figurado. Todo lenguaje bíblico (literal o figurado) debe evaluarse en
términos de lo que el autor original quiso decir. …Esta es la pauta: el propósito del autor
ha de controlar nuestro entendimiento de su significado”.
(J. Roberston McQuilkin, An Introduction to Hermeneutics: Understanding and Applying the Bible
[Una introducción a la hermeneútica: entendiendo y aplicando la Biblia], pp. 140-142)
Exégesis del Nuevo Testamento
símil
Un símil es un término figurado de comparación en que dos objetos distintos (o dos
ideas) se comparan explícidamente. Su uso es común en la Biblia y en la vida
cotidiana. En el NT se expresa con el uso de las conjunciones hos y kathos = “como”.
La palabra “símil” quiere decir “semejanza” (latín: símile). Los símiles del NT son
expresiones claras que añaden belleza y fuerza a la fluidez del pensamiento.
“El símil carece de «pasión», por decirlo así. Es claro, hermoso y ajustado a la realidad,
pero frío y premeditado. Con todo, tiene la gran ventaja de que no necesita explicación
alguna. Los símiles abundan en la Biblia, añadiendo belleza y fuerza al relato.
…
A veces, el adverbio «como» va seguido por el adverbio «así», para dar más fuerza,
profundidad y claridad a la comparación…
Is. 24.2.
Y sucederá
como al pueblo,
así al sacerdote;
como al siervo,
así a su amo;
como a la criada,
así a su ama, etc.”
(Diccionario de Figuras de Dicción Usadas en la Biblia, pp. 662, 625)
Exégesis del Nuevo Testamento
metáfora
Una metafora también es un término figurado de comparación, pero mientras un símil
siempre se expresa claramente, es posible que una metáfora solamente se implique algo.
Igual que el símil, la metáfora es una expresión de similaridad entre dos objetos o
conceptos que, en su mayoría, son distintos.
El concepto de la metáfora viene de la raíz griega metaforá que es una transferencia, es
decir, ella consiste en la transferencia del significado de un objeto o concepto, sin previo
aviso, a otro objeto o concepto. Su uso exige más imaginación que un símil. Por ejemplo,
un símil puede decir: “Toda carne es como hierba” (1 P. 1.24), pero una metáfora dirá:
“toda carne es hierba” (Is. 40.6).
Al hablar del Señor Jesús, uno de los 24 ancianos alrededor del trono de Dios informa al
apóstol Juan: “He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David…” (Ap. 5.5).
El Señor Jesús mismo dijo a sus discípulos: “Vosotros sois la sal de la tierra… Vosotros
sois la luz del mundo…” (Mt. 5.13, 14).
Exégesis del Nuevo Testamento
Si sacamos una foto de nuestros padres para mostrala a un amigo y decimos: “Esta es
mi padre y esta es mi madre”, estamos haciendo uso de un tip de metáfora que se
llama una metonimia.
Una metonimia es el uso de una idea evocada por medio de un término que designa
una noción asociada (o sea, usando una palabra por otra porque en sí la sugiere).
“Esta figura (del gr. metá —indicando cambio— y ónoma = nombre) consiste en el
cambio de un nombre por otro con el que el primero guarda alguna relación. Los
nombres de las personas se usa, a veces, para designar algo relacionado con ellas.
Así decimos: «Es un Murillo», para designar un cuadro pintado por Murillo. Así que
la metonimia no se funda en la semejanza, sino en la relación. Cuando de una
persona decimos que escribe con mala mano, no queremos decir que su mano sea
mala, sino la letra con que escribe”.
E. W. Bullinger, F. Lacueva, Diccionario de Figuras de Dicción Usadas en la Biblia, p. 453
Ejemplos:
Porque la tierra fornica apartándose de Yavé (Os. 1.2b)
Y Abraham le dijo: “A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos (Lc. 16.29)
Exégesis del Nuevo Testamento
proverbio
Un proverbio es una declaración breve o concisa, normalmente una expresión en relación a
la vida y a la naturaleza humana. Cada idioma en el mundo tiene sus proverbios.
Especialmente se conoce el AT por los proverbios de Salomón y los otros sabios. Los
cristianos evangélicos aceptan los proverbios bíblicos, en su contexto, como instrucción
piadosa dada e inspirada por el Espíritu Santo. No obstante, se debe recordar que los
proverbios son un método literario para expresar la verdad de Dios, y su valor o
significado no siempre se halla en lo que declaran literalmente. Aunque los proverbios son
mejores conocidos en el AT, el NT también tiene su propio uso proverbial. A veces un
proverbio empleado en el NT es una cita (o alusión) a un proverbio del AT.
Cuando el apóstol Pedro escribió en relacion a los apóstatas: “Pero les ha acontecido lo del
verdadero proverbio: ‘El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el
cieno’”, él aparentemente estaba citando (en el primer proverbio) del Proverbio 26.11, y
(en el segundo caso) de lo que era una expresión comúnamente empleada en su día (2 P.
2.22).
Santiago escribe: “la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He
aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego!” (Stg. 3.5), y puede que él estaba
pensando en varios dichos proverbiales hallados en Proverbios 12 y 15 (en relación a la
lengua).
Exégesis del Nuevo Testamento
parábola
Se ha dicho comúnmente que una parábola es una historia terrenal sencillo que tiene un
significado celesial. A veces una parábola puede ser tan breve para ser considerada lo
mismo que un proverbio, como en: “Médico, cúrate a ti mismo” (Lc. 4.23). Algunas
parábolas pueden clasificarse como “paráblas verdaderas”, es decir, una ilustración
tomada de la vida o el trabajo cotidiano cuya enseñaza se reconoce universalmente. Estas
“parábola verdaderas” pueden verse en algunas ilustraciones como: niños jugando en la
plaza (Mt. 11.16-19); una oveja separada del resto del rebaño (Mt. 18.12-14); o una
moneda perdida en el casa (Lc. 15.8-10). Probablemente lo que se considera más
comúnmente como una parábola es lo que se encuentra en la forma de una historia.
Se debería notar que las parábolas no son alegorías cuyos nombres, lugares y detalles sean
simbólicos que necesitan alguna interpretación. Las parábolas pueden emplear símiles y
metáforas, pero no son historias apartadas de la realidad de la vida. No comunican
algunas ideas ficticias. Son historias tomadas de la vida y enseñan o comunican una
verdad espiritual a las personas dispuestas a escuchar.
El Señor Jesús fue el maestro de contar historias, En los evangelios escritos por Mateo,
Marcos y Lucas, se encuentran escritas 39 paráblas suyas.
Exégesis del Nuevo Testamento
alegoría
En su propósito una alegoria es similar a un parábola, es decir es una historia “diseñada
para enseñar una verdad espiritual comparando algo a una realidad espiritual”. Sin
embargo, hay una diferencia entre una alegoría y una parábola. Mientras una parábola es
realista, es muy posible que una alegoría no lo es. Por ejemplo, Jesús dijo que Él era una
puerta, que era un pastor, que era una viña y que los creyentes eran las ramas. La realidad
es que Él no era una puerta física, ni una pastor de las ovejas, ni una viña. Ni son los
humanos unas ramas de una viña.
También una alegoría se difiere de una parábola en que se ha diseñado esta segunda para
tener un solo punto central. Puede que “se crea una alegoría para enseñar varias verdades
o relacionadas o no”.
(J. Robertson McQuillkin, An Introducción to Hermeneutics: Understanding and Applying the Bible
[Una introducción a la hermeneútica: Entendiendo y aplicando la Biblia], pp. 158, 159)
“En el caso de una alegoría genuina, está perfectamente legítimo sacar tantos muchos
paralelos a sus puntos. Por ejemplo, la alegoría sobre el Buen Pastor (Jn. 10) se ha
diseñado para tener muchos puntos en paralelo. El pastor, el ladrón, el asalariado, el lobo
todos pueden caracterizar e identificarse en la vida contemporánea. La relación descrita
entre el pastor y las ovejas puede aplicarse perfectamente a la manera en que un creyente
o un incrédulo responde a la llamada de Dios. Casi cada detalle tiene un significado. Así
es como se puede entender una alegoría”.
(J. Robertson McQuillkin, An Introducción to Hermeneutics: Understanding and Applying the Bible
[Una introducción a la hermeneútica: Entendiendo y aplicando la Biblia], pp. 16
Exégesis del Nuevo Testamento
tipo
“Un tipo una clase especial de símbolo. En la interpretación bíblica, el término ‘tipo’ se
emplea para designar un símbolo profético. Un símbolo es una cosa que se expone para
representar algo distinto y es univeral en su significado, una cierta clase de metáfora que
es más universal y emblematica. Un ‘tipo’ es distinto de un símbolo en que no es eterno
como lo es un símbolo que puede referirse al pasado, al presente o al futuro. Un tipo
siempre representa lo que ha de venir. Un ejemplo de un símbolo en sus aspectos
universal y eterno puede ver ser en los ‘símbolos’ distintos empleados para representar la
Biblia: carne, leche, pan, fuego, agua, semilla, espada y luz. El objeto usado como un
símbolo designa aquella característica singular en común entre el símbolo y la cosa
simbolizada”.
(J. Robertson McQuillkin, An Introducción to Hermeneutics: Understanding and Applying the Bible [Una introducción a la hermeneútica:
Entendiendo y aplicando la Biblia], pp. 160)
Un “tipo” se diferencia de una alegoría en que en general la alegoría espiritualiza un
evento, una persona o una historia del AT. Un “tipo” es “un elemento encontrado en AT
que prefigura uno encontrado en el NT. El inicial se llama el “tipo” y su cumplimiento
designa el “antitipo”. El tipo o el antitipo puede ser una persona, una cosa o un evento,
pero a menudo el tipo es mesiánico y frecuentemente se refiere a la salvación. Al trabajar
con los tipos, el procedimiento más seguro es limitarlos a los expresamente mencionado
en la Biblia…”
(“Type” [“tipo”] en Baker Encyclopedia of the Bible [Enciclopedia Baker de la Biblia], tomo 2, p. 2110)
Exégesis del Nuevo Testamento
profecía
La profecía se puede dar o en un sentido literal o en un figurado. En la interpretación
de la profecía, el principio de interpretación siempre es entender el pasaje en su
significado más sencillo, directo y ordinario excepto en el caso que haya razones
persuasivas para no hacerlo. Se deberían entender los pasajes proféticos en su sentido
literal menos que haya alguna razón real para considerarlos en un sentido figurado.
Por ejemplo, cuando el Señor Jesús habló de la tribulación del tiempo final, Él
profetizó que en aquellos tiempos: “…os entregarán a tribulación, y os matarán, y
seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán
entonces, y se entregrarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos
falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la
maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mt. 24.9-12). No hay razón para creer que
en esa ocasión Él hablara de una manera figurada. No obstante, más temprano en su
ministerio, en Jerusalén, Él dijo a los judíos: “Destruid este templo, y en tres dias lo
levantaré” (Jn. 2.19), es obvio que Él estaba empleando un lenguaje figurado para
profetizar de su resurrección futura.
Exégesis del Nuevo Testamento
Hay tres pautas básicas en relación con la cuestión de la profecía profética bíblica:
1. Algunas frases son tan obviamente figuradas que sería absurdo comprenderlas de
un sentido literal. En estos casos, la tarea del intérpreta es descubrir el sentido literal
intencionado que se encuentra en el lenguage pictórico.
Ejemplos:
Joel 2.31 – la luna no se convertirá liberalmente en sangre
Apocalipsis 13.1-2 – la bestia (el anticristo) descrita en este pasaje no será
literalmente una bestia horrible
2. A veces el pasaje mismo identifica el lenguaje figurativo. Estos símbolos identificados
por el texto no deben tener impuesto encima cualquier otro sentido literal o espiritual.
3. Algunos pasajes que de otra manera parecerían declaraciones literales pueden
identificarse en otro pasaje como figurados o proféticos. Esta no es la regla normal para el
uso del lenguaje humano, pero es posible en la Biblia, porque ella es inspirada y dada (via
hombres) por Dios. Las Escrituras pueden interpretarse legítimamente por otras Escrituras
porque el Espíritu Santo es el Autor de toda Escritura. Los intérpretes humanos no tienen
la autoridad para imponer un significado figurado sobre un pasaje literal. Sin la
autorización bíblica, se han de entender todos los pasajes literales como literales y no
deben ser alegorizados o interpretados de una manera figurada.
Exégesis del Nuevo Testamento
Otros métodos figurados:
Hipérbole es una exageración deliberada e intencionada para un efecto o para dar un
énfasis. Se usa el hipérbole para exagerar para impresionar. Ejemplos:
Todas las noches inundo de llanto mi lecho (Sal. 6.6b)
Y hay también otras muchas cosas que hizo Jesús, las cuales si se escribieran una por
una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los libros que se habrían de escribir. (Jn. 21.25)
Ironía comunica una desaprobación bajo la tapadera de una aprobación aparente. La ironía
es una expresión que en realidad significa exactamente lo contrario lo que se dice
literalmente.
“Esta figura, que significa «disimulo», consiste en expresar un pensamiento de tal
forma que significa lo contrario de lo que se dice, no para ocultar su verdadero sentido,
sino para darle más fuerza. Cuando la ironía comporta ridículo o desprecio se llama
sarcasmo (del verbo griego sarcázo = desgarrar la carne como hacen los perros al
comerla)”.
(Diccionario de Figuras de Dicción Usadas en la Biblia, p. 674)
Exégesis del Nuevo Testamento
Un apóstrofe es una figura que se usa para dirigirse a un objeto inanimado como si
fuese una persona. Ejemplo:
¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? (1 Co. 15.55)
Un antropomorfismo se usa para atribuir alguna característica humana (o del cuerpo
humano) a Dios. El término también se conoce por antropopatía.
“Esta figura (del gr. «ánthropos» = hombre + «páthos» = afecto o sentimiento) consiste en
atribuir a Dios acciones, pasiones o cualidades humanas. Los hebreos llamaban a esta
figura «dérekh benéy ´adán» = camino de los hijos del hombre. Los griegos tenían
también otro nombre (además de antropopatía): synkatábasis (de «syn» = junto con +
«katá» = abajo + «baínein» =ir). De ahí, el vocablo latino «condescensio» =
condescender”.
(Diccionario de Figuras de Dicción Usadas en la Biblia, p. 720)
Ejemplo:
«Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de
mi Padre.» (Jn. 10.29)
Exégesis del Nuevo Testamento
Un eufemismo es una figura en que se sustituye una palabra menos ofensiva en lugar de
una palabra más precisa.
“Del griego euphemízein = usar palabras de buen augurio, esta figura consiste en el empleo
de palabras o expresiones agradables, en lugar de otras desagradables, duras o mal
sonantes. Aunque parezca extraño, la Biblia nunca usa eufemismos para hablar de las
funciones naturales u ordinarias de la vida; sin embargo, hay en las Escrituras ellos
eufemismos para expresar sentimientos tiernos y delicados. Tanto es así que una de las
mayores pruebas de la inspiración divina de la Biblia es este marcado contraste entre el
hebreo y otros idiomas a este respecto. Otros idiomas abundan en vocablos y expresiones
indecentes, mientras que «las palabras de Yahweh son palabras puras». En cuanto a las
«partes vergonzosas», como el Espíritu Santo las llama, no hay ningún vocablo en hebreo
para expresar las de la mujer; para las del hombres, se usa un eufemismo. Por otro lado,
mientras los hombres inventan eufemismos para cubrir pecados, la Biblia nunca dora el
pecado con bellos nombres, sino que lo describe plenamente en toda su miseria y
abominación, con lo que el lector no se llama a engaño por causa de adornos indebidos. Lo
mismo digamos de la muerte, que para los mundanos es «lo irremediable», mientras que,
para el creyente, es «dormición»”.
( Diccionario de Figuras de Dicción Usadas en la Biblia, p. 592)
Ejemplos:
Y tú vendrás a tus padres en paz, y serás sepultado en buena vejez (Gn. 15.15)
Y habiendo dicho esto, durmió (Hch. 7.60b)
Exégesis del Nuevo Testamento
Una personificación retrata una cosa o una idea como si fuera una persona.
*[Este término también se conoce por una figura de prosopopeya
{del griego «prósopon» = persona + «poeín» = hacer}.]
Ejemplos:
y todos los árboles del campo darán palmadas de aplauso (Is. 55.12b)
el día de mañana traerá su afán (Mt. 6.34b)
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en los Evangelios
Los Evangelios son un informe permanente de los dichos y la narrativa en relación a
Jesús. Debido al hecho de que los evangelistas inspirados están comunicando alguna
información selecta en cuanto a la vida, al ministerio y al propósito del Señor Jesús al
lector, hay un contexto histórico tridimensional del que el intérprete actual debe tener en
cuenta. Hay (1) Jesús, entonces (2) las tradiciones orales que la iglesia primitiva
perseveraba en cuanto a Él y después (3) hay el informe escrito que cada evangelista
arregló según su propósito histórico y teológico (bajo al inspiración del Espíritu Santo).
Usando el ejemplo del evangelista escribiendo a Teófilo, el Dr. Gordon Fee presenta este
gráfico:
Jesús
La transmisión oral (30-100 d.C.)
y fuentes escritas (50?-80 d.C.)
Lucas
La Exégesis del NT, p. 29
Teófilo
(creyentes no judíos)
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en los Evangelios
El contexto del pasaje (unidad) del Evangelio:
¿Que era lo que el evangelista entendía de haberse ocurrir o dicho?
¿Cuál fue el contexto original de Jesús como presentado por el evangelista en
la unidad de estudio?
¿Cuál era el significado del evangelista, dado la manera en que él selecionó,
adaptó y arregló lo que ocurrió o se dijo? Es decir, debemos entender lo que el
pasaje quiere decir en su contexto literario presente.
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en los Evangelios
El contenido del pasaje (unidad) del Evangelio
1. Se identificará la unidad: ¿es una narrativa? ¿es una enseñanza? ¿es una
combinación de las dos?
2. Si la unidad es una enseñanza o un dicho, ¿qué tipo es? Se identificará el
lenguaje empleado en el dicho. ¿Cuál es el propósito del lenguaje usado en el
dicho? La pregunta exegética tiene que ver con el significado que el autor, que
usó el lenguaje hallado en la unidad, quiso exponer.
3. La unidad del Evangelio bajo estudio debe compararse con otras ocurrencias
similares o iguales de la misma enseñanza o narrativa en cualquier otro
Evangelio (o Evangelios). Si el intérprete tiene a mano un Sinópsis de los
Evangelios, le será más fácil comprar la misma historia o enseñanza en los
Evangelios distintos.
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en los Evangelios
4. Si la unidad se halla en otro Evangelio (o Evangelios), ¿por qué en este
Evangelio se ha colocado la unidad en su lugar particular? ¿Se encuentra en
una situación o circunstancia similar en los otros Evangelios? ¿La colocación
de la unidad en este Evangelio nos dice algo sobre el énfasis especial de este
evangelista? Por ejemplo ¿hay cualquier signficado adicional al hecho de que
el único milagro del Señor Jesús encontrado en los cuatro Evangelios es
cuando Él dio a comer los 5.000 (Mt. 14.13; Mr. 6.30; Lc. 9.10; Jn. 6.1)?
5. ¿Ha adaptado el evangelista de este Evangelio la enseñanza o narrativa de
este unidad para concordar con su propósito?
6. Se analizará cualquier dicho de Jesús hallado en la unidad en términos de su
audiencia y las circunstancias de la vida. ¿Hay un conflicto? ¿Tiene que ver
con el discipulado? Tanto más que podemos entender del trasfondo de la vida
de Jesús nos ayudará determinar el significado de la unidad textual en su
presente contexto literal escrito.
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en los Hechos
Debido a su naturaleza histórica y narrativa,
el libro de los Hechos puede presentar
algunas dificultades exégeticas para aquellos
que desean interpretarlo correctamente. Los
intereses históricos del libro tienen que ver
con lo ocurrió en la iglesia primitiva y
durante los viajes misioneros de Pablo y su
compañeros, y los intereses teológicos y
hermeneúticos contenidos en el libro tienen
que ver con lo que fue enseñado y practicado
en esos primeros años de la iglesia. ¿Cuál era
el significado de todo que ocurrió?, y ¿cuál
es su significado y aplicación para la iglesia
actual?
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en los Hechos
1. Se empieza el estudio exégetico de cualquier pasaje de los Hechos
con una investigación profunda del contexto histórico del pasaje
(igualmente en relación con el libro entero y en relación a lo que iba
ocurriendo al tiempo del pasaje).
Para ganar un sentido del contexto histórico, el estudiante debería leer
todo el documento (por ejemplo, un lector pro medio podría leer los
Hechos en unos 30-45 minutos). Después de leer el libro, se procede
al pasaje mismo para leerlo de nuevo, buscando:
1. ¿Quién se involucra en la acción o la enseñanza?
2. ¿Explica Lucas el propósito del pasaje? ¿Qué es que se
puede descubrir sobre el propósito?
3. ¿Qué es que se recalca especialmente en el pasaje? ¿Hay
algunas frases o palabras que se repiten o enfatizan? ¿Existe
algún uso inusual de palabras o frases que pueden servir como
una guía al propósito del pasaje?
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en los Hechos
2. Después de haber terminado la reseña histórica inicial del pasaje, entonces el
estudiante debería hacer uso de las fuentes secundarias de información para
investigar el contexto histórico. Un diccionario bíblico, un libro de reseña sobre el
NT y un libro sobre la historia del NT darán, muy probablemente, mucha buena
información sobre el trasfondo histórico.
3. Ya habiendo investigado el trasfondo histórico del pasaje, el estudiante debería
comenzar una investigación de las cuestiones históricas del pasaje mismo. ¿Qué es
exactamente lo que Lucas está diciendo en la narrativa? ¿Quiénes son los
personajes principales?, y ¿qué están haciendo/diciendo? Hay que investigar los
datos disponibles sobre todas las personas y los lugares que no son conocidos al
estudiante.
4. Se determina el contexto literario del pasaje. Es decir, ¿cuál es el propósito de la
narrativa? ¿Cómo encaja en el propósito/plano general de Lucas? ¿Por qué ha
incluído la narrativa aquí en este punto del libro? ¿Hay similaridades entre lo que se
encuentra en este pasaje y otros pasajes de los Hechos que pueden ayudar entender
el interés especial aquí?
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en los Hechos
5. El estudiante notará que mientras que hay muchos discursos y sermones
incluídos en los Hechos, son la presentación de Lucas de lo que se dijo. Su
presentación era/es totalmente inspirada y controlada por el Espíritu Santo.
Hay que tener en cuenta que Lucas tuvo un propósito en particular para
presentar lo que dijo en la forma en que él informó de las acciones y los
dichos. Por tanto, la pregunta contextual para contestar es: ¿Por qué aquí?
6. Desgraciadamente se ha usado el libro de los Hechos para formular muchas
ideas y prácticas desacertadas en la iglesia cristiana. No se debe obligar que
Lucas diga lo que él no quiso decir o proponer. Los Hechos presentan una
historia vívida sobre el crecimiento de la iglesia primitiva. La enseñanza y
acción presentadas en los Hechos deben considerarse dentro de su marco y
propósito histórico.
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en las Epístolas
Hay 21 cartas o epístolas en el NT. En su mayoría, estas epístolas se
componen de paráfos de argumentación sobre la corrección, la exhoratción o
la instrucción a una iglesia o a un individuo en particular. Casi todas ellas
fueron enviadas a un grupo específico de cristianos, cada una teniendo un
propósito dado en la mente del escritor bíblico. Aunque todas son cartas,
varias, son distintas en carácter. Se escribieron varias para una ocasión
especial, mientras que otras parecen más bien general en su
naturaleza. En el pasado, algunos eruditos del NT han dicho que
se deberían llamar algunas de las epístolas “cartas” (es decir,
fueron dirigida específiamente a un grupo o iglesia) y otras
deberían conocerse por “epístolas” (más pública).
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en las Epístolas
Mientras el estudiante va estudiando un pasaje de una de las Epístolas, en particular
debe notar lo siguiente para su exégesis:
1. ¿A qué parte de la epístola pertenece el pasaje de estudio? ¿Es una oración? ¿Es
una exhortación? ¿Forma parte de la salutación formal o de la despedida de la
epístola? Si es una parte de la salutación o de la despedida de la epístola, ¿cuánto
tiene que ver el proceso normal de escribir una carta en el primer siglo con el
contenido del pasaje? ¿Es una parte del argumento principal de la epístola?
El intérprete debe entender exactamente qué papel su pasaje juega en la estructura
general de la epístola, y qué propósito el escritor original tuvo en colocarlo en el
lugar donde se encuentra en la epístola.
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en las Epístolas
2. El estudiante debe reconocer qué tipo de argumentación fue empleada en el
pasaje de estudio. ¿Se compone de una serie de preguntas (¿con qué propósito?)?
¿Hay un cambio en el argumento en el pasaje? ¿Está empleando el autor algunos
recursos figurados para comunicar su punto? ¿Da el escritor una instrucción, un
mandamiento, un consejo, unas exhoraciones, etcétera? La forma que el escritor
original ha escogido para presentar su argumento puede tener importancia para el
significado del texto. Muchas veces el contexto histórico del pasaje tendrá mucho
que ver con el tono o la manera de la argumentación (por ejemplo, ver los
métodos de Pablo cuando escribió a los creyentes gálatas).
Estoy maravillado de que tan pronto os
hayáis alejado del que os llamó por la
gracia de Cristo, para seguir un
evangelio diferente.
Gálatas 1.6
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en las Epístolas
3. Mientras se lee una vez y otra el pasaje, el intérprete ha de prestar atención a todos
los detalles del pasaje. ¿Cómo habría sido de haber formado parte de esa audiencia
original y de haber escuchado la lectura de esta epístola por la primera vez? ¿Qué tipo
de impacto debería haber tenido esa lectura? ¿Cómo habría sido la reacción al
escuchar este pasaje que se está estudiando actualmente? ¿Puede el intérprete seguir el
desarrollo del argumento del escritor para poder entender la manera en que el pasaje
encaja en lo que el autor escribió?
4. ¿Quiénes componían la primera audiencia? ¿Informa explícidamente la epístola
quiénes fueron? ¿Lo hace implícidamente? ¿Puedes identificar el elemento de
necesidad, es decir, el problema, a que el escritor está dando la respuesta? ¿Puedes
identificar esta respuesta de fe que el autor suple para el problema?
5. El estudiante debe asegurarse que entiende todas las palabras claves y las frases
repetidas que aparecen en el pasaje. ¿Aparecen estas palabras claves o frases en otras
partes de la epístola? ¿Aparecen en otras partes del Nuevo Testamento?, ¿del Antiguo
Testamento? ¿Hay algo sobre la decisión del escritor original al elegir estas palabras
que puede aclarar más la naturaleza del problema expuesto en el pasaje?
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en las Epístolas
6. Después de la investigación del pasaje, el intérprete escribirá un párrafo
reseñando lo que expone todo que se ha aprendido, para que él pueda expresar
correctamente el problema o la situación o la solución que el pasaje presenta en el
argumento general del pasaje.
Como parte de este proceso exegético, el estudiante identificará la idea textual de
su pasaje. Este paso será igual para las cuatro clasificaciones de los documentos
bíblicos. Más adelante se examinará lo de la idea textual.
7. Habiendo escrito el párrafo reseñado, el estudiante se preguntará por qué el autor
ha dicho lo que dijo en este punto. ¿Cuál es el propósito de la argumentación del
pasaje de estudio? Se necesita esta información para que el estudiante comprenda
cómo el contenido de su pasaje se relaciona al argumento
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en las Epístolas
“Aunque las epístolas incluídas en el Nuevo Testamento no consisten de ‘correspondencia
privada’ en el sentido normal, fácilmente no las podemos entender correctamente si no las
tratamos como cartas reales e históricas (más bien de libros de texto sobre la teología). En
términos prácticos esto quiere decir primero, que deberíamos leer las cartas del Nuevo
Testamento como documentos enteros; nuestra tendencia es tratarlas como libros de
referencias leídos poco sistemáticamente resulta en que nuestra percepción de su mensaje
esté destorcionada. Segundo, estos escritos surgen de unas ocasiones históricas específicas,
que quiere decir que nosotros debemos aprender a leer ‘entre las líneas’ para poder
entender el texto en su contexto original. Tercero, debemos aprender a tratar las cartas del
Nuevo Testamento de un punto de vista literario, es decir, reconocer que son documentos
bien pensando y pueden reflejar algunos métodos retóricos empleados en la antigüedad.
Cuarto, estos escritos deben leerse teológicamente. Siendo sensibles a la diversidad que las
cartas representan, hemos de tratar de apreciar su carácter unificado, especialmente la
convicción de los autores de que los últimos días habían llegado con la venida de Cristo.
Finalmente, no podemos olvidar que las epístolas del Nuevo Testamento son escritos
autoritaros y por tanto su carácter no debilita su relevancia para nuestras vidas”.
(Moisés Silva, “How to read a letter: the meaning of the Epistles” [“Cómo leer una carta: el significado de las Epístolas”],
en An Introducción to Biblical Hermeneutics [Una introducción a la hermeneútica bíblica], p. 120)
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en el Apocalipsis
El estudiante debe reconocer el carácter literario del Apocalipsis.
El Apocalipsis como “epístola”.
1.4, 5, 11
2.1—3.22
22.21
El Apocalipsis como “apocalypse”.
7.1-17
11.11-19
12.1-6
17.1—18.24
El Apocalipsis como “profecía” cristiana.
1.7
13.1-18
20.1-3, 4-10, 11-15
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en el Apocalipsis
1. Se ha de determinado la fuente o el trasfondo para cada figura o imagen. ¿Es
una alusión a un pasaje del Antiguo Testamento?, ¿a uno del Nuevo? ¿Hay un
pasaje paralelo o uno similar en otra parte de las Escrituras? ¿Es la imagen
siempre lo mismo, o es “fluido”?
2. ¿Cómo emplea Juan el lenguaje figurado en el Apocalipsis? ¿La visión dada por
el Señor ha cambiado o modificado o adaptado una imagen o una figura de otro
pasaje bíblico?
3. Sólo hay una visión (Ap. 1.1) que se compone de varias visiones. Se debe ver la
gran visión como tal, y cada una de las visiones ha de verse como una parte de la
visión total. Muchas veces las “partes” de las visiones más pequeñas no son
necesariamente importantes aparte de la visión misma. Esto no quiere decir que los
elementos de las visiones no tengan importancia, sino más bien que las “partes” de
una visión sirven para añadir algún efecto dramático o para añadir algo a la visión
en general para que el lector entienda más claramente de lo que se trata la visión (y
cuál sea el propósito de la visión más pequeña.
Exégesis del Nuevo Testamento
La exégesis en el Apocalipsis
2. En la interpretación del Apocalipsis, ha que tener en cuenta el contexto de los
días de Juan, con el intérprete poniéndose en la situación del lector original y trata
de comprender lo que estaba ocurriendo en ese tiempo… La iglesia creía que Dios
iba a castigar a los malhechores.
3. El intérprete debe establecer un marco de referencia literario para el libro entero.
Bastante fácilmente se puede dividir el Apocalipsis en siete secciones: 1—3; 4—5;
6—7; 8—11; 12—14; 15—16; 17—18 y 19—22. La cuestión exegética con
respecto a este marco de referencia tiene que ver la manera en que las secciones se
relacionan entre sí para dar la forma de la visión.
Un marco de referencia bien conocido es ver 1.19 como pasaje clave para explicar
el plan general del libro: El Pasado = capítulo 1 (“las cosas que has visto”); El
Presente = capítulos 2—3 (“las que son”); y El Futuro = capítulos 4—22 (“las que
han de ser después de estas”).
Exégesis del Nuevo Testamento
Un diagrama estructural es un gráfico
del
texto bíblico, desarrollado frase por
frase.
Sigue el orden exacta de la
versión usada por el
intérprete.
1. Su propósito es mostar, de una forma
gráfica, la relación de las ideas
distintas encontradas en el texto.
2. La ayuda provista al intérprete le asiste en tener un punto
de vista general de los pensamientos del autor original. El
diagrama estructural abre el text bíblico como una unidad total
y ayuda al exégeta que vea la manera en que el escritor
original desarrolló su pensamiento.
Exégesis del Nuevo Testamento
Diagrama Estructural de Hebreos 4.12, 13
Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta
partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las
intenciones del corazón.
[Porque] la palabra de Dios es viva
[y] eficaz,
[y] más cortante,
[que] toda espada de dos filos;
[y] penetra
hasta partir el alma
[y] el espíritu,
las coyunturas
[y] los tuétanos,
[y] discierne los pensamientos
[y] las intenciones
del corazón.
Exégesis del Nuevo Testamento
Diagrama Estructural de Efesios 1.3-6
Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espritual en
los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que
fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinados para ser adoptados hijos
suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia,
con la cual nos hizo aceptos en el Amado
Bendito sea el Dios [y] Padre
de nuestro Señor Jesucristo,
que nos bendijo
con toda bendición espritual
en los lugares celestiales
en Cristo,
[según] nos escogió
en él
antes de la fundación del mundo,
[para que] fuésemos santos
[y] sin mancha
delante de él,
Exégesis del Nuevo Testamento
en amor habiéndonos predestinados
[para] ser adoptados hijos suyos
por medio de Jesucristo,
según el puro afecto de su voluntad,
[para] alabanza de la gloria de su gracia,
con la cual nos hizo aceptos
en el Amado.
Exégesis del Nuevo Testamento
Diagrama Estructural del Apocalipsis 1.3-6
La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder
pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan, que ha dado testimonio de la
palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto. Bienaventurado el que
lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escrita; porque el tiempo
está cerca.
La revelación de Jesucristo,
[que] Dios le dio,
[para] manifestar a sus siervos
las cosas que deben suceder pronto;
[y]
la declaró
enviándola
por medio de su ángel
a su siervo Juan,
que ha dado testimonio
de la palabra de Dios,
[y] del testimonio de Jesucristo,
[y] de todas las cosas que ha visto.
Exégesis del Nuevo Testamento
Bienaventurado el que lee,
[y] los que oyen las palabras
de esta profecía,
[y] guardan las cosas en ella escrita;
[porque] el tiempo está cerca.
Exégesis del Nuevo Testamento
Exégesis del Nuevo Testamento

similar documents