Compartir Eclesial NEA Equipo Diocesano Compartir “Sostenimiento de la Iglesia, desafío y tarea de todos”

Report
Compartir Eclesial NEA
Equipo Diocesano Compartir
“Sostenimiento de la Iglesia,
desafío y tarea de todos”
ORACION
Evangelio según San
Marcos – 6, 34-44
Al desembarcar, Jesús
vio una gran muchedumbre
y se compadeció de ella, porque
eran como ovejas sin pastor,
y estuvo enseñándoles largo
rato. Como se había hecho tarde,
sus discípulos se acercaron
y le dijeron: «Este es un lugar
desierto, y ya es muy tarde.
Despide a la gente, para que vaya
a los campos y pueblos cercanos
a comprar algo para comer».
Él respondió: «Denles de comer
ustedes mismos».
Ellos le dijeron: «Habría
que comprar pan por valor
de doscientos denarios para
dar de comer a todos».
Jesús preguntó: «¿Cuántos
panes tienen ustedes? Vayan
a ver». Después de averiguarlo,
dijeron: «Cinco panes y dos
pescados». Él les ordenó
que hicieran sentar a todos
en grupos, sobre la hierba
verde, y la gente se sentó
en grupos de cien
y de cincuenta.
Entonces él tomó los cinco
panes y los dos pescados,
y levantando los ojos al cielo,
pronunció la bendición,
partió los panes y los fue
entregando a sus discípulos
para que los distribuyeran.
También repartió los dos
pescados entre la gente.
Todos comieron hasta saciarse,
y se recogieron doce canastas
llenas de sobras de pan
y de restos de pescado.
Los que comieron eran
cinco mil hombres.
Palabra del Señor
Quiero ser pan
Es joven el que espera,
El que sabe caminar,
El que lucha por el Reino
Sin volver la vista atrás.
El que da su mano a otro,
El que sabe transformar,
El que es pan para
los pobres defendiendo
la verdad
QUIERO SER PAN,
PARA EL HAMBRE SER EL PAN,
DE MI PUEBLO Y CONSTRUIR
EL ESCÁNDALO DE COMPARTIR
Es joven el que arriesga,
El que sabe caminar,
El que siempre se pregunta,
sin volver la vista atrás.
El que sabe hacer historia,
El que sabe transformar,
El que es voz de los
pequeños, defendiendo
la verdad.
QUIERO SER PAN, PARA EL
HAMBRE SER EL PAN,
DE MI PUEBLO Y CONSTRUIR
EL ESCÁNDALO DE COMPARTIR
El que sigue a Jesús pobre,
El que sabe caminar,
El que apoya la justicia
Sin volver la vista atrás.
El que vive siempre abierto,
El que sabe transformar,
El que canta con los otros,
Defendiendo la verdad.
QUIERO SER PAN, PARA EL
HAMBRE SER EL PAN,
DE MI PUEBLO Y CONSTRUIR
EL ESCÁNDALO DE COMPARTIR
OBJETIVOS DEL TALLER
• Trasmitir la necesidad de crear una
mayor conciencia en el sostenimiento
de la Iglesia Diocesana y Parroquial.
• Iniciar un camino de búsqueda
de procesos que apunten a lograr
una mejor gestión de los recursos
en las Parroquias y Capillas.
Dinámica
CLASIFICADOS ECLESIALES
La Comisión Parroquial
P.Mamerto Menapace
El Padre Damián tenía una buena costumbre.
Cuando semanalmente se abría la alcancía de la
Iglesia para retirar lo que ella contuviera, reunía a
la comisión económica, para que el acto se
realizara en su presencia.
Y como en cualquier alcancía de parroquia, se
encontraba de todo: botones, papelitos con
pedidos, algún diente de leche, algún billete trucho
del que alguien quiso deshacerse religiosamente,
y por supuesto, también dinero honesto.
Porque al revisar una alcancía pública o la cartera de
una señora, se comprueba la verdad de aquel
proverbio que afirma que:
La plata no es todo.
Y esto también sucedió aquella vez de la carta.
Reunidos los cinco o seis miembros de la Comisión, y
abierta la alcancía se encontraron con una carta
cerrada y que decía en el sobre:
Estrita mente personal
Al Señor Dios: El sielo.
Su despacho
Pueden imaginarse la sorpresa para todos. Y hasta las
sonrisas de algunos más léidos, frente a la ortografía
del escrito. Y para peor no traía remitente. Se pensó
en una broma. Y hubo quien propuso abrir el sobre a
fin de enterarse del contenido.
Pero el Padre Damián intervino llamando al orden.
La correspondencia es sagrada. Y no porque fuera
equivocado el buzón, podía pasarse por encima de la
voluntad del remitente que exigía fuera confidencial.
Por lo que propuso que fuera enviada a la Curia a fin
de que el Señor Obispo decidiera a quien enviarla,
o que hacer con ella.
Costó convencerlo al buen cura de que la cosa no
daba para tanto. Que se corría el riesgo de que el
Obispo los tomara por tontos al no haberse percatado
de que todo aquello era una broma un tanto
irreverente. Que después de todo, ellos también eran
Iglesia y por tanto capaces de asumir la
responsabilidad de los actos en que estuviera
involucrado el buen nombre de la Parroquia. Y Bla, bla
bla, ...y no sé cuanto.
La cuestión es que la carta se abrió y todos
quedaron conmovidos por su contenido. Porque en su
interior, un papel medio borroneado y con una escritura
que tenía más buena voluntad que conocimiento
decía:
-Al señor Dios tomo la pluma para decirle que
estamos masomenos porque me e quedado sin trabajo
y tengo los chico enfermo y necesito plata palos
remedios. Si uste juera gustoso me podría mandar
sincuenta pesos que cuestan los remedio. Mandarlos
a mi nombre al bolicho de las Cuatro esquinas, de los
Venegas.
Desde ya muchas gracias, su
S.S.S. y amigo que lo quiere y necesita
Firmado Aparicio Algañaraz
-Y ¿qué hacemos ahora? - dijo uno de la
comisión compunjido.
-Asumir nuestra responsabilidad - ordenó el
Padre Damián.- La carta la abrimos nosotros y
nosotros tenemos que responsabilizarnos de no
escandalizar la fe de este buen hombre, que ha puesto
su confianza en Dios.
Y entre todos hicieron una colecta tratando de
reunir la cantidad pedida. Pero a pesar de la buena
voluntad de cada uno, estando a fin de mes, solo se
logró reunir 45 $. Se los colocó en un sobre apropiado,
y tomando todos los recaudos para que la carta llegara
a destino, alguien de la Comisión la llevó hasta el
Almacén de Los Benegas, para que fuera entregada a
Aparicio Argañaraz.
Y a la semana siguiente, de nuevo fue la
sorpresa. Con la misma letra y ortografía que la
anterior volvió a aparecer un sobre cerrado,
estrictamente confidencial para el Señor Dios,
directamente enviado a su despacho del Cielo. Y esta
vez si que no fue problema que el sobre se abriera.
Porque fue el mismo Padre Damián quien, con mano
temblorosa por la emoción, lo rompió a los tirones, y
sacando el papel de adentro leyó:
-Señor Dios, le doy las muchas gracias por los 50
pesos que me mandó. Solo le pido que la prosima ves
no me los mande por la parroquia, porque los de la
comisión se me quedaron con cinco pesos de los que
uste me mandó.
S.S.S. y amigo Aparicio Algañaraz
TRABAJO EN GRUPOS
Indicar al menos tres FORTALEZAS y tres DEBILIDADES que ustedes
consideran que se dan en nuestras Parroquias y Capillas respecto de
lo que ustedes entienden como “Sostenimiento de la Iglesia”
Fortalezas
Debilidades
Un planteo integral sobre el sostenimiento
y la necesidad de renovación y conversión
Certezas, intuiciones, criterios para compartir
La experiencia recogida en nuestras comunidades a
lo largo de muchos años de trabajo
El punto de partida del trabajo de reforma económica
Planteo General para la Reforma Económica de la Iglesia en
la Argentina (Septiembre de 1997)
“Asumir como idea madre de la solución, la formación de una
conciencia nueva en el pueblo de Dios - fieles y pastores - en cuanto
a la comunión de bienes y a la manera de recaudarlos y administrarlos“
(Punto 9)
Carta pastoral “Compartir la multiforme gracia de Dios” (Mayo de 1998)
“La Reforma Económica de la Iglesia debe pasar por la conversión al
Evangelio de Jesús. Se trata de un verdadero proceso de conversión, en el
sentido bíblico de "cambio de mentalidad", que debe comprender a todos los
miembros de la Iglesia, comenzando por nosotros sus pastores.” (nº 28)
Carta pastoral “Compartir la multiforme gracia de Dios” (nº 28)
…Ésta (conversión) exige, además, que se adopten los medios para
hacerla efectiva. Dos serán los signos de una voluntad sincera de
conversión:
primero, instaurar una Catequesis sobre esta materia, que cambie nuestra
mentalidad y la configure al sentir de Jesús, junto con la voluntad de
perseverar en ella durante largos años;
segundo, adoptar una nueva cultura de gestión en relación a los bienes
materiales.
Para esto último serán necesarias también dos cosas:
en primer lugar, poner en práctica las normas canónicas de
la Iglesia sobre la administración de los bienes;
en segundo lugar, entrenar al personal responsable de la
administración, adoptar normas y prácticas claras de gestión, e
idear medios realistas, eficaces y transparentes de recolección.
El proceso de renovación pastoral y sostenimiento supone
- Animar un proceso de conversión en torno a los bienes
materiales y el modo de administrarlos
- Impulsar la formación de una conciencia nueva a través
de una adecuada Catequesis
- Animar una nueva cultura de gestión en relación a
los bienes materiales
- Capacitar y formar a los agentes para que lleven
adelante prácticas más acordes a esta nueva mentalidad
- Cumplir el espíritu y la letra de las normas canónicas
(y civiles)
Certezas, intuiciones, criterios para compartir
La experiencia de (al menos) 15 años de trabajo nos enseña que:
1- El tema del sostenimiento de la Iglesia es por naturaleza
un tema de Comunión (con mayúscula)
La Iglesia es Comunión
La Iglesia vive y se sostiene en y por la común-unión
con Dios y con el prójimo
Hablar de Sostenimiento integral no es meramente hablar de
plata: Implica personas, talentos, bienes espirituales y materiales…
2- Economía y pastoral son dos dimensiones de una
misma problemática (misión): La evangelización
En la Iglesia, el desarrollo económico va de la mano
del desarrollo pastoral
No recaudamos bienes “para después evangelizar”: la
misma recaudación de bienes debe ser una acción
evangelizadora
3- Tenemos que reconocernos herederos de una
cultura eclesial
Esa herencia tiene luces: la fe compartida, los
sacramentos, estructuras de comunión, la fraternidad… etc
También tiene sombras: ciertas prácticas que no ayudan,
dificultades para trabajar unidos, clericalismo, estructuras caducas…
Nosotros somos parte esa realidad !!!!
No somos refundadores de la Iglesia: la tarea es asumir
lo recibido, convertirnos y humildemente tratar de
mejorarlo
4- La realidad del sostenimiento es sumamente compleja
No sirven las soluciones simplistas, ni alcanzan los
“salvadores” carismáticos con recetas mágicas
Requiere un abordaje integral que contemple muchos
factores: formación de conciencia, proyecto pastoral, y nuevas
prácticas (que respondan a nuevos paradigmas eclesiales)
Los caminos de solución deben buscarse
comunitariamente: la comunión es la gran respuesta al
relativismo individualista de esta posmodernidad
5- Es necesario conformar un capital humano para
no caer en voluntarismos
Trabajar sostenidamente en la formación de una
nueva conciencia
Capacitar agentes multiplicadores (Personas capaces
y/o capacitadas)
Fomentar canales de participación efectiva para
generar sentido de pertenencia y
corresponsabilidad
Cuidar a las personas (el mayor capital que tiene la Iglesia)
6- Conversión, cambio de cultura, nuevas prácticas…
Esto se logra a través de procesos que tienen tiempos
Se necesitan proyectos pastorales con visión de futuro
Planificación realista (con diagnóstico, objetivos
participados, metas, acciones y evaluación)
Trabajo, paciencia y perseverancia. Con mucho
respeto de los tiempos de maduración
Saber interpretar los signos de los tiempos de
cada proceso (Creatividad y flexibilidad)
7- Trabajar también en la búsqueda de nuevas prácticas y
estructuras
Si hacemos siempre lo mismo vamos a obtener siempre el mismo resultado
Los caminos son variados: se puede mejorar lo que hacemos,
se puede resignificar lo que hacemos, o podemos hacer
cosas nuevas
Una comunidad que trabaja por una nueva conciencia, que
forma sus agentes, y que abre el juego a la participación está
en condiciones de liberar su potencial creativo
El binomio participación-planificación es una herramienta
clave
8- Poner siempre la mirada en aquello que nos convoca
Este es un criterio fundamental cuando pensemos nuestra
pastoral o cuando tengamos que afrontar dificultades:
Recordar qué somos, a qué estamos llamados, qué
esperaría Jesús de nosotros en este momento …
Y una guía que debe inspirarnos: Hechos de los Apóstoles
La primeras comunidades eran un testimonio de vitalidad en
¿cómo lo hacían?
un mundo no mejor que el nuestro …
9- Un camino de 1000 kilómetros empieza siempre con un
primer paso
Lo dicho hasta ahora se puede vivir como una tarea imposible
… o como un desafío
Cuando Jesús le dijo a 11 amigos confundidos “vayan y hagan que
todos los hombres sean mis discípulos”… ¿cómo lo habrán vivido?
No se trata de hacer todo junto. Sino de dar un paso a la vez
con visión de futuro y confianza, sabiendo que sembramos
para que otros cosechen
Recordemos la promesa del Señor: “Yo estaré
siempre con ustedes hasta el fin del mundo”
Para empezar a pensar el sostenimiento y la renovación
Tres dimensiones a desarrollar en un proceso de
sostenimiento y renovación:
Las personas como protagonistas:
- La participación, el trabajo en equipo, recibimiento e
integración
La Institución como ámbito:
- La mística, la estructura, la comunicación
Los recursos como medios necesarios:
- El desarrollo de proyectos, de recursos, la
planificación
Desafío y tarea de todos…
Alcanzar el Auto sostenimiento es un proceso,
un camino largo.
Conversión, comunión, solidaridad
1.
Que cambie nuestra mentalidad y la configure al sentir de Jesús,
• perseverar en ella durante largos años;
2. Adoptar una nueva cultura de gestión en relación a los bienes
materiales.
• poner en práctica las normas canónicas de la Iglesia sobre la
administración de los bienes;
•entrenar al personal responsable de la administración,
•adoptar normas y prácticas claras de gestión,
•idear medios realistas, eficaces y transparentes de recolección”.
Jesús se sentó frente a la sala del tesoro
del Templo y miraba cómo la gente depositaba
su limosna. Muchos ricos daban en
abundancia. Llegó una viuda de condición
humilde y colocó dos pequeñas monedas
de cobre. Entonces él llamó a sus discípulos
y les dijo: «Les aseguro que esta pobre viuda
ha puesto más que cualquiera
de los otros, porque todos han dado de lo que
les sobraba, pero ella, de su indigencia, dio todo
lo que poseía, todo lo que tenía para vivir».
Disponible en página web del Obispado de Reconquista
http://www.obispadorqta.org.ar
En el banner Compartir Equipo Diocesano
Hora
Acción
a Cargo de
15:00 Bienvenida y Presentación
Daniel Fernández
15:10 Oración
Bernardita Giuliani
15:25 Objetivos del Taller
Eduardo Pagura
15:30 Dinámica: Clasificados Eclesiales Flavia Muchiut y Marcelo Colussi
15:45 Cuento
Andrea Kees y Raúl Obregón
15:50 Trabajo en Grupos
Daniel Fernández
16:30 Recreo
16:45 Tema
Eduardo Pagura y Elda Maglier
17:30 Lectura y Reflexión
Flavia Muchiut y Marcelo Colussi
17:45 Redondeo - Preguntas - Avisos
Daniel Fernández y Eduardo
18:00 Fin del Taller

similar documents