La espiritualidad y personas adultas mayores

Report
Espiritualidad y
Personas Adultas Mayores
OBJETIVOS
1. Profundizar dialógicamente, sobre la
conceptualización de la espiritualidad, indicando
algunos aspectos empíricos y teóricos, para mejorar
la atención a las personas adultas mayores.
2. Construir colectivamente, un primer consenso,
sobre consideraciones en el abordaje de las
experiencias de espiritualidad de las personas
adultas mayores, para apoyar su realización
personal y social.
I. Distinción básica:
Espiritualidad y Religiosidad
ESPIRITUALIDAD
 Capacidad universal de los seres humanos
 Más allá de las organizaciones religiosas
 Enfoca vivencias personales-sociales
 Coadyuvante
•
•
•
•
•
en el establecimiento de metas
en las relaciones con otros(as)
en el afrontamiento de situaciones existenciales limítrofes
en la interacción con el entorno
en la construcción de una sociedad con mayor justicia
social
 Multi-pluricultural
RELIGIOSIDAD

Códigos culturales

Estructuras de poder

Edificaciones

Ritos normados

Dogmas

Jerarquías

Símbolos

Hegemonía

Colonialismo

Sectarismo
II. Género y Espiritualidad
1. Occidente:
separación, cuerpo, alma y espíritu
2. Oriente:
unitaria, integral, holísticas. (Rousseau,
2001, p. 47).
3. Hermenéutica:
3.1. Hebreo:
ruah, femenino
3.2. Griego:
pneuma, neutro
3.3. Latín:
spiritus, masculino (Legrand, 1990, p. 38)
4. Ruah oriental:
“…cristianismo sirio…el Espíritu Santo es una imagen
femenina y madre…paralelismo entre Cristo, nacido del
vientre de la Virgen María por el poder del Espíritu Santo,
y los cristianos-as (sic) renacidos-as (sic)… por el poder
del Espíritu Santo (Cruz, 1964, p. 77)
5. Ruah occidental:
en la iglesia alemana de
Urschalling existe una pintura
antigua de la Santísima
Trinidad: el Padre con barba
blanca, el Hijo con barba rubia y
el Espíritu Santo, entre las dos
Personas, representado como
una mujer. (Arana, 2002, p. 109)
III. Aproximación para
conceptualizar la Espiritualidad
1.
“Ligada con la vida y las mejores cualidades del espíritu
humano: la solidaridad, el corazón compasivo, la práctica
del amor, el perdón y la reconciliación, la meditación y la
oración…se alimenta de una apertura confiada en Dios,
como fuente de gracia, vida, paz y esperanza, que
consuela, anima, fortalece e impulsa vitalmente a la
solidaridad, el perdón, la ternura y la compasión” (Araya,
2006, p. 2).
2.
“... implica un significado personal de paz interior,
propósito, y relación con los demás, así como el conjunto
de creencias acerca del significado de la vida”
(D`Angelo, 2003, p. 96)
3. “…es una dimensión de lo sagrado en sentido amplio y se
diferencia de la sicología y la antropología en que produce
en los seres humanos una profunda transformación interior”
(Boff, 2001, p. 20)
4. Conjunto de creencias y
convicciones sobre algo
superior a este mundo o
algo que está más allá
(Elkins, 1995, p. 78-98)
5. Sensación de trascendencia y de libertad ante: la muerte,
los miedos de la vida, la tentación, la acumulación de
posesiones, las convenciones sociales (Pollner, 1989, p. 92- 104)
6. Libertad ante el deseo sexual
(França, 2002: 48 )
7. Asociada con alta autoestima y con el deseo de vivir
(McCullough, ME., Hoyt, WT., Larson, DB., Koenig, HB., Thoresen, C.,
2001, p. 228-229 )
8. Fortalece la serenidad y el mejoramiento de las
relaciones y la convivencia con otros y otras (Holenstein,
2004, p. 10 )
9. Genera sentimientos de alegría, de esperanza en la vida,
que dan significado a la existencia (Rodríguez Guerrero, 2002,
p. 4)
10. No es abstracta ya que integra diversas manifestaciones
de creencias y prácticas (Nelson, 2002, p. 155)
11. “… la espiritualidad es parte de la cultura (Corbí, 1996, p.
115-118)
IV. Aproximación a las experiencias de la
espiritualidad en las personas adultas mayores
1.
“... es un recurso que emplean casi todos
los ancianos...” (Tuesca, 2003, p. 599)
2.
“…es un factor protector en personas
adultas mayores”. (Bellomo, 2004, p. 24).
3.
Brinda recursos significativos para afrontar
el sufrimiento emocional y existencial
mientras se acerca la muerte (Breitbart et al.,
2004, p. 366-372).
4.
Ayuda a crear un significado de paz interior,
propósito y relación con los demás (Nelson,
2002: 155).
5.
“…las experiencias varían desde la sensación
tranquila de paz que viene de la creencia de
que la vida de uno está en manos de un
poder divino, hasta las experiencias místicas
intensas que inspiran terror y temor. Las
personas pueden sentirse transportadas de la
realidad cotidiana o experimentar que están
fuera de sus propios cuerpos o en presencia
de seres sobrenaturales” (Gelles y Levine, 1996,
p. 459).
6. “Se ha encontrado que el estrés agudo o crónico
puede activar centros cerebrales conectados con
el corazón y pueden producir isquemia o arritmias
ventriculares, y llevar a infarto de miocardio o
muerte súbita.
La espiritualidad (sic) podría actuar para
disminuir el estrés, producir relajación y evitar
que se activen esas vías neuro-cardiológicas,
preservando el funcionamiento cardíaco normal, y
así disminuir la morbilidad y la mortalidad
cardíacas”
(Reyes, 1998, p. 156).
7. En los ancianos las creencias religiosas se
asocian con disminución de actitudes suicidas,
del consumo de alcohol y del estrés... dejar de
fumar, y alcanzar y mantener un buen estado
físico, recibir consejería o apoyo socioemocional.
(Matilla, 2003: 9).
8.
Vinculada con aspectos de índole social como
a determinados cánones religiosos (Argyle y
Beit-Hallahmi, 1975, p. 295) o sistemas
aceptados por un grupo de personas o
sociedades.
9.
“La religión se ha incluido como variable de
estudio en sólo 2% de las publicaciones en
revistas de geriatría o gerontología, de
psiquiatría, y de cuidado primario.
Paradójicamente, 80% de los sicoterapeutas
tienen algún tipo de preferencia religiosa,
hasta Freud en sus últimos años acudió a la a
la oración como mecanismo adaptativo ante su
deterioro físico. También, en un estudio con
médicos familiares, 64% creían en Dios y 89%
expresaban su deseo de discutir la religión con
sus pacientes.” (Maugans, 1996, p. 211).
BIBLIOGRAFÍA
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
Araya Guillén, V. (2006). Entrevista con Victorio Araya Guillén. Catedrático de la Universidad Nacional.
Entrevistado por Roger Cabezas Garita. San José, CR, 29 de mayo, 2006.
Argyle, M., & Beit-Hallahmi, B. (1975). The social psychology of religion. London: Routledge.
Boff, L. (2002) Espiritualidad: un camino de transformación. Santander: Sal Térrea.
Corbí, M. (1996). Religión sin religión, PPC, Madrid.
Cruz, San Juan de la (1964). "Noche oscura". Vida y Obras completas. Madrid: BAC.
Elkins, D. N. (1995). Psychotherapy and spirituality: Toward a theory of the soul. Journal of Humanistic
Psychology, 78–98.
Gelles, R. J.y Levinn, A. (1996). Sociología (5ª ed.) México: Mc Graw Hill.
Legrand, H. (1990). Traditio perpetua servata? La non ordination des femmes: tradition ou simple fait
historique?, París: AA.VV. Extrait des rituels.
Maugans, T. (1996). The Spiritual history. Arch Fam Med. Jan; 5(1):11-6. Disponible:
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/entrez/query.fcgi?cmd=Retrieve&db=PubMed&list_uids=8542049&dopt=Abst
ract
McCullough M. E., Hoyt W. T., Larson D. B., Koenig HG., & Thoresen C. (Mayo 2001). Religious involvement
and mortality: a meta-analytic review. Health Psychol. 20(3):228-9.
Pollner, M. (1989). Divine Relations, Social Relations, and Well-Being. Journal of Health and Social Behavior,
30 (March), 92-104.
Rousseau, F. (2001). C'est la misère qui juge le monde. Québec: Les Presses de l' Université Laval.
Tuesca, R., Fierro, N. y Molinares, A. (Oct. 2003). Los grupos de socialización como factor protector contra
la depresión en personas ancianas. Barraquilla, Colombia. Rev. Esp. Salud Publica, Vol.77, Nº 5 (p.595-604).
INTERNET:
1.
Arana, M. J. (2002). La Cuestión Simbólica. Capítulo octavo. Women Priest Organization.
Disponible:http://www.womenpriests.org/sp/aran_sal/aran08.asp
2. Bellomo, L. (26 de octubre de 2004). Suicidio en ancianos. Disponible: Medicina
Geriatrica.com.ar.www.medicinageriatrica.com.ar/viewnews.php?id=EpAlZVVplAIEEuOxwg
3.
Breitbart, W., Gibson, C., Poppito, SR., & Berg, A. (Junio de 2004). Psychotherapeutic interventions at the end of life:
a focus on meaning and spirituality. Can Psychiatry.;49(6):366-72. Disponible:
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/entrez/query.fcgi?cmd=Retrieve&db=PubMed&list_uids=15283531&dopt=Abstract
4. D’Angelo Hernández, O. (26-28 marzo-2003). Autorrealización personal y espiritualidad en las condiciones complejas
de la sociedad contemporánea. FLACSO. Biblioteca Virtual. 4to. Encuentro Internacional de Educación y PensamientoRep. Dominicana. Disponible: http://168.96.200.17/ar/libros/cuba/ovidio5.rtf
5.
França-Tarragó, O. (2002). Variables que facilitan la experiencia religiosa. Universidad Católica de Uruguay. Disponible:
http://www.ucu.edu.uy/Facultades/Psicologia/Publicaciones/VARIABLES FACILITAN.doc
6.
Holenstein, A M. (2004). Rol y significado de la religión y espiritualidad en la cooperación al desarrollo. Agencia
Suiza para el Desarrollo y la Cooperación. Disponible: http://www.sdc.admin.ch/ressources/deza.product.es.1743.pdf
7.
Matilla Mora, R. (2003). La depresión en el anciano. http://www.creuroja.org/escola/
8.
Nelson, Jean (Nov-Dec, 2002). Spiritual expressions in the caring environment of adult day care centers. The ABNF
Journal. Disponible: http://www.findarticles.com/p/articles/mi_m0MJT/is_6_13/ai_95915533
9. Reyes Ortiz, C. (1998). Importancia de la religión en los ancianos. Colombia Médica; 29: 155-57. Disponible:
http://colombiamedica.univalle.edu.co/VOL29NO4/religion.html.
10. Rodríguez Guerrero, A. (2004). Hacia una gerontología más humana. Ars Médica. Volumen 8, Número 8.
Disponible:http://escuela.med.puc.cl/publ/ArsMedica/ArsMedica8/Art01.html
Edición: Roger Cabezas
Producción: Yady Bonilla y Fran Fallas
San José – Costa Rica, 0ct 2013

similar documents