POWERPOINT CABALLEROS Y CASTILLOS 2

Report
Sistema político, económico y social que imperó en la Edad Media,
aproximadamente entre los siglos IX y XV, y que ha tenido como base
fundamental los llamados feudos.
El Feudalismo consistía en propiedades de terrenos cultivados especialmente
por esclavos, parte de la producción que estos elaboraban era entregada en
concepto de censo o arriendo al dueño de las tierras, encarnado por un noble
señor, leal al Rey.
El homenaje era un ritual por el que un señor concedía un feudo a otro
hombre de la clase privilegiada a cambio de unos servicios y prestaciones,
generalmente de orden militar.
CABALLEROS
El caballero era un guerrero a caballo de la Europa medieval que servía
al rey o a otro señor feudal como contrapartida habitual por la
tenencia de una parcela de tierra, aunque también por dinero o como
tropa mercenaria.
CABALLEROS
El caballero era por lo general un hombre noble que, habiendo servido
como paje y escudero, era luego ceremonialmente ascendido por sus
superiores al rango de caballero.
ARMAS DE LOS CABALLEROS
Ballesta: Era un arqueamiento mecánico de acero corto que tiraba flechas pequeñas.
Tomaba un tiempo largo para cargarlo. Esta arma podía tirar docenas de flechas.
Prohibida por la iglesia, la mayoría de los caballeros la consideraban una arma que
deshonraba, pero algunos soldados la utilizaron de todos modos.
ARMAS DE LOS CABALLEROS
Espada: El arma más común para luchar mano-a-mano del caballero, era una lámina
templada de acero que tiene aproximadamente 1,20 m de longitud. La espada era
generalmente el arma preferida de un caballero. La espada más común era la
denominada espada bastarda; esta arma de doble filo tenía una longitud que oscilaba
entre las 30" y las 42" pulgadas, pero solamente pesaba de 3 a 4 libras, lo que permitía
un manejo ágil en el campo de batalla. Una espada más grande era la espada híbrida,
característica que volvía más engorroso su uso y transporte.
ARMAS DE LOS CABALLEROS
Arco largo: Era un arqueamiento grande bajo gran tensión que era difícil de dominar,
pero podía lanzar flechas mortales hasta 100 yardas.
Arco común: El arqueamiento más común que se encontrará en Europa, tiene un rango y
una exactitud limitada, y se utilizaba más a menudo para la caza que para la guerra.
ARMAS DE LOS CABALLEROS
Lanza: La segunda arma preferida de un caballero, fue hecha de hierro. La rectitud de la
lanza simbolizó verdad al caballero, y su cabeza del hierro, fuerza. La arma más vieja del
personal fue utilizada generalmente para empujar o tirar al enemigo de su caballo. Los
postes eran cerca de 3 m de longitud y rematados con una punta de lanza que sería un
triángulo.
Lucio: Era una arma suiza que servía para defenderse de los caballeros: 5 metros de
largo. La utilizaban para a herir a los caballos.
ARMAS DE LOS CABALLEROS
Maza: Es una bola pesada claveteada asociada directamente a una manija. Rompían al
enemigo, vino en las versiones del lacayo (de largo mango) y del jinete (corto-dirigido).
Hacha: Es una gran lamina afilada de hierro, incrustada a un palo.
ARMADURAS
MEDIEVALES
Las armaduras medievales fueron un
elemento esencial para los caballeros de la
Edad Media, resguardándoles ante las
acometidas que pudieran sufrir con
espadas u otras armas.
Una armadura completa consta de numerosas piezas articuladas, habiendo
llegado a reunirse hasta el número de 250 en un solo combatiente con el peso
de unos 25 a 30 kg, pero las más comunes e importantes se reducen a unas 25,
distribuidas en los cuatro grupos de cabeza, tronco y extremidades superiores e
inferiores.
PARTES DE UNA ARMADURA
Para resguardo de la cabeza servía:
El yelmo y sus similares protegiendo la parte superior y formado por morrión,
visera y barbera .
El morrión: era la parte alta del casco, donde solía haber la cimera .
La visera que cubría el rostro .
La barbera o 'barbote', para la boca y la barbilla .
La gola que defendía el cuello por delante .
La cubrenuca que defendía el cuello por detrás.
PARTES DE UNA ARMADURA
Para defensa del cuerpo se aplicaban:
El gorjal o gorguera en la parte alta del pecho y espalda, llegando a sustituir a
la gola.
El peto, en el resto del pecho .
Las escarcelas que llegaban algo más abajo que el anterior .
Los escarcelones, especie de escarcelas que se prolongaban con
articulaciones hasta las rodillas .
El guardarrenes, para los lomos .
La pancera para el vientre, hecha de malla.
La culera, para los glúteos, también fabricada de malla.
PARTES DE UNA ARMADURA
Las extremidades superiores se cubrían con:
Las hombreras en el hombro .
Los guardabrazos en la parte superior del brazo.
Las sobaqueras en las axilas .
Los codales en el codo.
Los brazales en el antebrazo .
Los cangrejos en la parte opuesta del codo .
Las manoplas en las muñecas y manos.
Los guanteletes en los dedos y la mano.
PARTES DE UNA ARMADURA
Las extremidades inferiores se protegían por:
Los quijotes o musleras para defensa de los muslos .
Las rodilleras para las rodillas.
Las grebas para las piernas.
Los escarpes y zapatos herrados para el pie .
La tarja o tarjeta, que se añadía a dichas piezas en las justas y consistía en un
escudito que se fijaba en la parte superior e izquierda del peto y que llevaba
pintado el emblema y la divisa del caballero noble.
Armadura de caballo
Hubo también armadura para los caballos por lo menos desde el siglo XII, la
cual lleva el nombre de barda. Se completó en el siglo XVI y comprende las
siguientes piezas:
•Capizana para las crines.
•Petral o pechera para la parte frontal.
•Flanquera para los lados.
•Testera o frontal para la cabeza.
• Barda o grupera para la grupa.
Justas y Torneos
Los primeros torneos, simulacros de combate entre
caballeros, aparecen probablemente en el siglo XII, a
modo de entrenamiento militar. Después, a partir de
1400, esos torneos se convierten en grandes
acontecimientos sociales de mucho colorido en los que
los caballeros demuestran sus habilidades y su valor
ante el monarca y sus pares. Pronto, esos simulacros
de combate reciben el nombre de justas, en las que
dos caballeros armados con lanzas se enfrentan
separados por una barrera. El lado izquierdo del
cuerpo, que sirve de blanco, se protege de una manera
adicional con piezas especialmente diseñadas para él
ideales
Valor:
Los caballeros deben
soportar sacrificios
personales para servir los
ideales y a las personas
necesitadas.
El valor no significa ser
estúpido, arrogante, sino
tener voluntad de hacer
lo correcto. Estos
personajes tenían un
gran valor, capaces de
pelear con gran coraje
contra seres superiores
que mantenían a las
personas de los pueblos
aterrorizados.
ideales
Justicia:
Para los caballeros era muy importante buscar
la verdad sobre todo, los caballeros no
buscaban su beneficio personal. La justicia sin
templar por misericordia puede traer pena, sin
embargo. La justicia buscada por los caballeros
sin la flexión a la tentación era la utilizada por
ellos.
ideales
Generosidad:
La generosidad era una característica de un
caballero. Para contradecir la debilidad de la
avaricia, los caballeros eran tan abundantes
como sus recursos permitían. Un caballero
generoso puede recorrer mejor la línea entre
la misericordia y la justicia fría. El Cid repartía
los bienes de las batallas ganadas y además
era generoso con los enemigos derrotados .
ideales
Templanza:
El caballero debía estar acostumbrado a
comer y beber con moderación. Además el
caballero debe ser moderado con sus
riquezas, esto no significaba abstenerse de
ellas sino, no utilizarlas vanamente. Sin
templanza no se podía mantener el honor
de la caballería. El caballero debía
contenerse de sus apetitos sexuales.
ideales
Lealtad:
Los buenos caballeros juraban defender
fervientemente sus ideales, a la Iglesia y a sus
señores, ellos darían su vida por defenderlos.
Nobleza:
La nobleza es el principio de la cortesía. Y los
caballeros debían así ser corteses, honrados,
estimables, generosos e ilustres equitativos a todos
mientras que desarrollaran y mantuvieran un
carácter noble con los ideales de la caballería. Un
caballero es por siempre un ejemplo a seguir.
MAnDAMIENTOS
Los caballeros también poseían mandamientos inquebrantables:
• Creer en todo lo que la iglesia enseñe y observar todos sus
mandamientos.
• Proteger a la iglesia.
• Tendrás respeto por sus debilidades, las defenderás.
• Amaras el país en que naciste.
• No retrocederás ante el enemigo.
• Cumplirás tus deberes feudales si no contradice la ley de Dios.
• No mentiras y serás fiel a tu palabra.
• Serás generoso.
• Mantendrás el bien frente a la injusticia y el mal.
Costumbres caballeros
¿Dónde dormían?
Los castillos de la Edad Media no tenían cuartos. El señor y su familia por lo
general dormían en el solar. El solar era una habitación privada junto al salón.
Casi todos los demás pasaban la noche en el salón. Después de cenar retiraban
las mesas y ponían colchones (por lo general rellenos de paja) en el suelo. Otros
dormían en el lugar en que trabajaban, por ejemplo, los cocineros descansaban
en la cocina.
Costumbres caballeros
¿Qué música escuchaban?
Los trovadores eran los encargados de tocar los diferentes instrumentos y
cantar. En esa época era muy popular el violín, pero después de las Cruzadas
se puso de moda un instrumento árabe llamado laúd. En Gales, por ejemplo,
se acostumbraba a tocar el arpa, mientras que en el resto de Europa
preferían el salterio, otro instrumento de cuerdas.
Costumbres caballeros
¿Cómo era su alimentación?
En esta época se comía lo que los agricultores ofrecían y lo que se conseguía
en la caza y el ganado si la comida era abundante, la dieta podía llegar a incluir
carne de ganado o de jabalí, junto con la de cerdo, vaca y otros animales
criados en la granja. Se estilaba servir pan y verduras, generalmente en el
conocido como plato trinchero: este era una bandeja de pan duro. La comida
era acompañada por cerveza o vino. En épocas de escasez, se comía carne
conservada con sal y condimentada con hierbas para disimular su no tan
apetitoso gusto.
Costumbres caballeros
¿Cómo se mantenía el calor?
Las casas y los castillos feudales eran muy fríos aunque se los calentaba
con el fuego de las grandes chimeneas. Para evitar las corrientes de
aire, los señores cubrían las paredes con grandes tapices.
Costumbres caballeros
¿Qué derechos tenían las mujeres?
Realmente las mujeres tenían muy pocos derechos, por lo general
no poseían educación y la mayoría de ellas se veía limitada a
quedarse para realizar tareas de índole doméstica. Para la dama del
feudo era diferente, porque lo dirigía cuando su marido estaba
ausente.
Costumbres caballeros
¿Quién era el jefe?
El jefe era el señor feudal y todos los demás debían obedecerles. El
poder que tenía abarcaba casi todos los aspectos de la vida, desde la
forma de cultivar la tierra hasta decidir quien iba a la batalla con él.
La única actividad que el señor no controlaba era la religión, ya que
el señor feudal tenía autoridad menor a la de los obispos y el clero.
Costumbres caballeros
¿Quiénes colaboraban con el señor?
Una corte de sirvientes, desde el mayordomo hasta el magistrado,
ayudaban a dirigir el feudo. Otros llevaban a cabo tareas de menor
importancia en el castillo.
Los escribientes, también llamados capellanes, eran los encargados de
anotar la contabilidad en los libros y escribían cartas.
Pero el compañero constante y sirviente personal más importante del
señor era su escudero.
CASTILLOS
El castillo era muy conocido en la Edad Media pero su origen es más antiguo y tiene
precedentes en la Grecia clásica. Se utilizaba como cerco defensivo una empalizada de
madera, pero la evolución del armamento y de las técnicas militares hicieron
inservible este procedimiento; más adelante, se confió en la solidez de las
construcciones en piedra y en la altura de los muros que con este material podía
alcanzarse.
Los castillos se solían construir en las
cumbres de las montañas de fácil
acceso
a
los
valles.
A veces se buscaba una colina que
dominara
el
entorno...
Resultaba imprescindible poseer una
amplia visión de la zona, pues en el
fondo eran lugares de observación del
entorno natural sobre el que
dominaban.
PARTES DE UN CASTILLO
La muralla
Todo el recinto va cercado de una alta y gruesa muralla con un camino que la
recorre en su parte superior. De trecho en trecho, se intercalan en la muralla
cubos o torreones que permiten diversificar los ángulos de tiro y defenderse.
Todos los lienzos suelen estar rematados por almenas para la protección de los
defensores. También es habitual disponer garitas voladas para mejorar las
condiciones de tiro sobre los asaltantes. Al pie de la muralla y rodeándola por el
exterior se abre a veces un foso para impedir la aproximación del enemigo; se
salva con puentes levadizos. Puede haber más de un anillo defensivo
amurallado.
PARTES DE UN CASTILLO
Torre del homenaje:
Es la torre principal, la que sirve de residencia del señor y cumple con las
funciones más destacadas del castillo, albergando las estancias principales
y, en ocasiones, los almacenes de víveres. Se encuentra en la posición más
abrigada en relación con un posible ataque exterior, de forma que si
sucumbiese el resto de las defensas, esta torre proporcionase un último
refugio.
PARTES DE UN CASTILLO
Torre barbacana:
Es una obra de fortificación situada frente a las murallas y protegiendo una
puerta de acceso. Podían contar con portales propios fortificados de paso
obligatorio para acceder a la puerta principal.
PARTES DE UN CASTILLO
El rastrillo o peine :
Suele ser una pesada reja, rematada abajo en puntas que formaba parte de
las fortificaciones de la puerta, junto al puente levadizo y la barbacana.
PARTES DE UN CASTILLO
Almenas:
Tenían como función proteger a los defensores, algunas tenían orificios, como
troneras (para las armas de fuego) o saeteras (para lanzar armas arrojadizas).
PARTES DE UN CASTILLO
Aspilleras:
Aberturas por las que disparaban los arqueros, se ensanchaban hacia el
interior para que el arquero pudiera disparar sin exponerse a que le
disparasen, también servían para dejar pasar la luz y el aire.
PARTES DE UN CASTILLO
Adarve o camino de ronda:
Donde se parapetaban los defensores.
El patio de armas:
Es un espacio central en torno al patio donde se distribuyen determinadas estancias, como la
capilla (cuando la hay), la sala de recepciones, las naves para acuartelamiento de la tropa, etc.
La entrada al castillo se produce a través del patio de armas; desde él se accede al resto de las
dependencias.
PARTES DE UN CASTILLO
Foso:
Gran zanja llena de agua que rodeaba al castillo por los lados que no estaban protegidos
por el precipicio. Los peces y aves del foso servían de alimento.
Puente levadizo:
En su posición normal el puente se extendía sobre el foso lleno de agua, cuando el peligro
acechaba la guardia lo levantaba.
LOS CASTILLOS CUMPLIAN CON VARIAS FUNCIONES:
* Vivienda de las autoridades
* Seguridad de la zona y de las tierras colindantes
* Refugio a los campesinos
* Prisión
* Custodia de riquezas
* Arsenales de armamentos
* Albergar tropas militares
* Centros de la administración local de una comarca
¿CÓMO SE ASALTABAN LOS CASTILLOS?
El trabuco, trabuquete era el arma más habitual utilizada para el asedio y la toma de
ciudades y fortalezas. Esta máquina que arrojaba piedras funcionó primero por medio de
una soga estirada y, a partir del siglo XIII, a través de un sistema de contrapesos.
Lanzaban proyectiles a una distancia de hasta 400 metros. Generalmente, la munición
utilizada eran pesadas piedras, pero también llegaron a lanzarse animales muertos o
cadáveres humanos para enviar así enfermedades a los sitiados.
La catapulta también se utilizaba a menudo en los asedios. A diferencia del trabuquete,
era una máquina de tiro horizontal que funcionaba gracias a la torsión de cuerdas y
nervios. Con ella podían lanzarse tanto piedras como dardos o saetas. Se utilizaron
también mangoneles lanza-proyectiles, arietes y torres de asalto.
CASTILLOS DE TOLEDO PARA DECORADOS DE PELÍCULAS
Gran parte de los pueblos que rodean a Toledo alzan un buen número de castillos y
fortalezas, prueba de las múltiples invasiones, luchas y conquistas que han vivido estas
tierras .Son castillos de origen romano, árabe o medieval; Castillo de Guadamur, Castillo de
Maqueda, Castillo de Malpica de Tajo, Consuegra y sus molinos... todos ellos conforman un
conjunto excepcional de interés histórico y artístico.
Puerta Bisagra
Castillo San Servando
Castillo de Consuegra
Castillo Guadamur
PERSONAJES DEL CASTILLO
El señor del castillo y su familia vivían a lo grande. Su posición social dependía del
dinero que gastara y de la forma en que disfrutara de la vida. Gastaban en buenas
viandas, bellos vestidos, diversiones para sus huéspedes, amigos, etc.
Todos les servían y protegían. El paje era un joven sirviente pero al igual que el
caballero procedía de una familia noble, un modesto sacerdote actuaba como tal y
como secretario, el bufón les entretenía y una legión de otros servidores mantenían el
castillo, algunos de ellos dormían incluso en la misma habitación en una pequeña cama.
PERSONAJES DEL CASTILLO
Los doctores eran ricos y respetados pero sus tratamientos eran duros y a menudo de poco
servían para recuperarse. Muchos doctores examinaban la orina del paciente para determinar
las causas de su enfermedad. Las curas eran una mezcla de astrología, preparados de hierbas,
dietas, sangrías ( cortes en venas para dejar salir la sangre) y oraciones.
Los escribanos se dedicaban a copiar libros a mano, en una habitación especial llamada
scriptorium, por lo cual eran muy valiosos y de rara posesión, decoraban las páginas con
bellas ilustraciones llamadas iluminaciones porque les daba la luz. Muchas casas nobles sólo
tenían una Biblia, muy poca gente tenía más de una docena de libros.
PERSONAJES DEL CASTILLO
El bufón era un actor privilegiado que divertía al señor y a su familia con sus vistosas
vestimentas y divertidas puestas en escena. Las personas acaudaladas y poderosas le
permitían cantar canciones grotescas y historias divertidas sobre ellos. Sin embargo nadie les
creía o les tomaban en serio porque solía ser un enfermo mental.
Los músicos del castillo acompañaban todas las comidas, pero generalmente tocaban solo
entre plato y plato.
PERSONAJES DEL CASTILLO
El catador del castillo era el que probaba todos los platos antes que la familia real o
nobiliarias los comiesen por si estaban envenados.
La mayoría de los matrimonios eran de conveniencia, nadie se casaba por amor, las familias
aristocráticas concertaban los matrimonios de sus hijos e hijas con otros niños de noble
cuna. Los sacerdotes bendecían el acuerdo en una ceremonia de compromiso desde que el
niño tenía cuatro años aunque era más común a los once. Cuándo las familias se unían por
estos matrimonios juntaban sus armas en el escudo, al nacer los niños se dividían de nuevo
y así sucesivamente. A esto se le llamaba cuartear el escudo.
VESTIMENTA DE LOS REYES
Los reyes vestían con un brial, que era una túnica, normalmente con las mangas
ajustadas por debajo de la rodilla y con aberturas delante y detrás para subir a
caballo. El brial se hacía con seda. Encima se ponía una piel o pellizón que tenía
las mangas cortas y anchas. Las pieles solían ser de conejo y cordero. Las piernas
las cubrían con las calzas. También solían llevar capas con capucha. Las reinas
también usaban el brial, que era largo y el pellizón que tenía las mangas ajustadas
que se ensanchan en las muñecas.

similar documents