01.4_EDAD MEDIA_NARRATIVA CULTA

Report
Esquema
I.
CONTEXTO HISTÓRICO-CULTURAL
a)
b)
c)
d)
e)
Orígenes literatura española. Formación del castellano
Contexto histórico: Reconquista y feudalismo
C. social: Jerarquización e inmovilismo – Tres razas
Cultura. Teocentrismo (didactismo, simbolismo, oralid
La crisis del S. XV: fin de la Edad Media
II.
LA LITERATURA MEDIEVAL
a)
b)
c)
d)
e)
f)
Poesía lírica popular: Jarchas, Cantigas y Villancicos
Poesía narrativa popular: la Épica y los Romances
P. narrativa culta: M. de Clerecía: Berceo, Arcipreste
Poesía lírica culta: cancioneros cortesanos. Manrique.
Prosa: colecciones de cuentos, libros de caballerías.
Teatro medieval: Auto de los Reyes Magos
III.
LA CELESTINA
a)
b)
c)
d)
e)
Autor y fases de redacción
Género literario: comedia humanística
Tema: el amor cortés y la magia
Personajes: amos y criados
Estilo: adecuación al personaje
POESÍA NARRATIVA CULTA
SIGLO XIII
SIGLO XIV
GONZALO
ARCIPRESTE
DE BERCEO
DE HITA
CULTA, DIDÁCTICA Y MORALIZANTE
Oficio
de Clérigos
• Es poesía narrativa como la épica (cuenta historias). Pero no es
popular, sino culta. El Mester de Clerecía suele definirse como
opuesto al Mester de Juglaría, aunque usa técnicas juglarescas.
• Cambian los TEMAS, se aparta de los argumentos heroicos y trata
asuntos religiosos y morales (hagiografías, milagros, etc)
• Cambia la MÉTRICA, utiliza una estrofa muy difícil, la cuaderna vía
o tetrástrofo monorrimo, formada por cuatro versos alejandrinos
que riman todos en consonante (AAAA).
• Los RECURSOS LITERARIOS también son cultos, con imágenes muy
elaboradas, metáforas, alegorías... y se aprecia la influencia latina
en los hipérbatos, los abundantes latinismos, etc.
http://www.youtube.com/watch?v=2Kl4CyoMuGA Resume Clerecía 4’30
Gonzalo de Berceo, (siglo XIII)
• La Clerecía más auténtica.
• Autor de los Milagros de Nuestra
Señora, vidas de santos, etc.
• 25 relatos en verso sobre milagros
atribuidos a la Virgen María, que
aparece como intercesora de los
hombres ante Dios.
https://www.youtube.com/watch?v=IEnxBZgUVSA
Milagro del clérigo y la flor 4’
Arcipreste de Hita, (siglo XIV)
• Una Clerecía poco ortodoxa.
• autor del Libro de Buen Amor
• El tema no es tan religioso,
tiene un fuerte componente
erótico, aunque el poeta
intenta simular una intención
didáctica y moral.
https://www.youtube.com/watch?v=AtTfuC_AZNw
Hace mucho el dinero – 4’12
FRAGMENTO DEL PRÓLOGO A LOS
«MILAGROS DE NUESTRA SEÑORA»
Amigos y vasallos de Dios omnipotente,
si escucharme quisierais de grado atentamente
yo os querría contar un suceso excelente:
al cabo lo veréis tal, verdaderamente.
yo, el maestro Gonzalo de Berceo hoy llamado,
yendo en romería acaecí en un prado
verde, y bien sencillo, de flores bien poblado,
lugar apetecible para el hombre cansado.
Daban color soberbio las flores bien olientes,
refrescaban al par las caras y las mentes;
manaban cada canto fuentes claras corrientes,
en verano bien frías, en invierno calientes.
Gran abundancia había de buenas arboledas,
higueras y granados, perales, manzanedas,
y muchas otras frutas de diversas monedas,
pero no las había ni podridas ni acedas.
La verdura del prado, el olor de las flores,
las sombras de los árboles de templados sabores
refrescáronme todo, y perdí los sudores:
podría vivir el hombre con aquellos olores.
Nunca encontré en el siglo lugar tan deleitoso,
ni sombra tan templada, ni un olor tan sabroso.
Me quite mi ropilla para estar más vicioso
y me tendí a la sombra de un árbol hermoso.
A la sombra yaciendo perdí todos cuidados,
y oí sones de aves dulces y modulados:
nunca oyó ningún hombre órganos más templados
ni que formar pudiesen sones más acordados
Batalla de Don Carnal
y Doña Cuaresma
Arcipreste de Hita.
Libro de Buen Amor.
El primero de todos que hirió a Don Carnal
fue el puerro cuelliblanco, y dejolo muy mal,
le obligó a escupir flema; esa fue la señal.
Pensó Doña Cuaresma que era suyo el real.
Vino luego en su ayuda la salada sardina
que hirió muy reciamente a la gruesa gallina,
se atravesó en su pico ahogándola aína.
después, a don Carnal quebró en capellina.
Vinieron muchas mielgas en esta delantera,
los verdeles y jibias son, de fanco, barrera;
dura está la pelea, de muy mala manera,
Caía en cada bando mucha mollera.
Pieter Brueghel “el Viejo”
Combate entre el Carnaval
y la Cuaresma (1559)
De parte de Valencia venían las anguilas
saladas y curadas, en grandes manadillas;
daban a don Carnal por entre las costillas,
las truchas de Alberche dábanle en las mejillas.
Andaba allí el atún, como un bravo león,
encontró a don Tocino, díjole gran baldón
https://www.youtube.com/watch?v=N4ZsnueoqZw
si no es por la cecina que desvió el pendón
Consejos a un galán – cuento de Pitas Payas – 6’36
a don Lardón le dieron en todo el corazón…..
Batalla de Don Carnal
y Doña Cuaresma
TEMA: Parodia de una batalla épica.
Violencia bélica, pero combatiente=
carnes y pescados-versuras
Temática moral de la Clerecía
pero con argumento épico y humor.
El primero de todos que hirió a Don Carnal
fue el puerro cuelliblanco, y dejolo muy mal,
le obligó a escupir flema; esa fue la señal.
Pensó Doña Cuaresma que era suyo el real.
Vino luego en su ayuda la salada sardina
que hirió muy reciamente a la gruesa gallina,
se atravesó en su pico ahogándola aína.
después, a don Carnal quebró en capellina.
Vinieron muchas mielgas en esta delantera,
los verdeles y jibias son, de fanco, barrera;
dura está la pelea, de muy mala manera,
Caía en cada bando mucha mollera.
RASGOS LINGÜÍSTICOS.
MÉTRICA- Cuaderna vía = Clerecía
Tetrástrofo monorrimo en alejandrino De parte de Valencia venían las anguilas
RECURSOS:
PERSONIFICACIÓN – ALEGORÍA
Carne= pecado / Pescado= religión
PARODIA=: TERMINOLOGÍA BÉLICA
saladas y curadas, en grandes manadillas;
daban a don Carnal por entre las costillas,
las truchas de Alberche dábanle en las mejillas.
Andaba allí el atún, como un bravo león,
encontró a don Tocino, díjole gran baldón
si no es por la cecina que desvió el pendón
a don Lardón le dieron en todo el corazón…..
Pasando yo una mañana
el puerto de Malangosto
asaltóme una serrana
tan pronto asomé mi rostro.
-"Desgraciado, ¿dónde andas?
¿Qué buscas o qué demandas
por aqueste puerto angosto?"
Y la Chata endiablada,
¡que San Julián la confunda!
arrojóme la cayada
y, volteando su honda,
dijo afinando el pedrero:
-"¡Por el Padre verdadero,
tú me pagas hoy la ronda!"
Cogióme fuerte la mano
y en su pescuezo la puso,
como algún zurrón liviano
llevóme la cuesta ayuso.
-"¡Desgraciado!, no te espantes,
que bien te daré que yantes
como es en la tierra uso."
Contesté yo a sus preguntas:
-"Me voy para Sotos Albos"
Dijo: -"¡El pecado barruntas
con esos aires tan bravos!
Por aquesta encrucijada
que yo tengo bien guardada,
no pasan los hombres salvos.“
Nieve había, granizaba,
hablóme la Chata luego
y hablando me amenazaba:
-"¡Paga o ya verás el juego!"
Dije yo:-"¡Por Dios, hermosa,
deciros quiero una cosa,
pero sea junto al fuego!"
Me hizo entrar mucha aína
en su venta, con enhoto;
y me dio hoguera de encina,
mucho conejo de Soto,
buenas perdices asadas,
hogazas mal amasadas
y buena carne de choto.
Plantóseme en el sendero
la sarnosa, ruin y fea,
dijo: -"¡Por mi fe, escudero!
aquí me estaré yo queda;
hasta que algo me prometas,
por mucho que tú arremetas,
no pasarás la vereda."
Díjele: -"¡Por Dios, vaquera,
no me estorbes la jornada!
deja libre la carrera;
para ti no traje nada."
Me repuso: -"Entonces torna,
por Somosierra trastorna,
que aquí no tendrás posada."
La vaqueriza, traviesa,
dijo: "Luchemos -un rato,
levántate ya, de priesa;
quítate de encima el hato" .
De
vino
bueno
un
cuartero,
Por la muñeca me priso,
-"Yo te llevaré a mi casa
manteca
de
vacas,
mucha,
tuve que hacer cuanto quiso
y te mostraré el camino,
mucho
queso
de
ahumadero,
¡creo que me fue barato!
encenderé fuego y brasa
leche, natas y una trucha;
y te daré pan y vino.
después me dijo: -"¡Hadeduro!,
Pero ¡a fe!, promete algo
comamos de este pan duro,
y te tendré por hidalgo.
luego haremos una lucha."
¡Buena mañana te vino!"
La serrana violadora.
Cuando
el
tiempo
fue
pasando,
Libro de Buen Amor.
Yo, con miedo y arrecido,
fuime
desentumeciendo;
Arcipreste de Hita
le prometí un garnacha
como
me
iba
calentando
Coplas 959-977
y ofrecí, para el vestido,
así
me
iba
sonriendo.
un prendedor y una plancha.
Observóme la pastora;
Dijo: -"Yo doy más, amigo.
dijo: --"Compañero, ahora
¡Anda acá, vente conmigo,
no tengas miedo a la escarcha!". creo que voy entendiendo".
Pasando yo una mañana
el puerto de Malangosto
asaltóme una serrana
tan pronto asomé mi rostro.
-"Desgraciado, ¿dónde andas?
¿Qué buscas o qué demandas
por aqueste puerto angosto?"
Y la Chata endiablada,
¡que San Julián la confunda!
arrojóme la cayada
y, volteando su honda,
dijo afinando el pedrero:
-"¡Por el Padre verdadero,
tú me pagas hoy la ronda!"
Cogióme fuerte la mano
y en su pescuezo la puso,
como algún zurrón liviano
llevóme la cuesta ayuso.
-"¡Desgraciado!, no te espantes,
que bien te daré que yantes
como es en la tierra uso."
Contesté yo a sus preguntas:
-"Me voy para Sotos Albos"
Dijo: -"¡El pecado barruntas
con esos aires tan bravos!
Por aquesta encrucijada
que yo tengo bien guardada,
no pasan los hombres salvos.“
Nieve había, granizaba,
hablóme la Chata luego
y hablando me amenazaba:
-"¡Paga o ya verás el juego!"
Dije yo:-"¡Por Dios, hermosa,
deciros quiero una cosa,
pero sea junto al fuego!"
Me hizo entrar mucha aína
en su venta, con enhoto;
y me dio hoguera de encina,
mucho conejo de Soto,
buenas perdices asadas,
hogazas mal amasadas
y buena carne de choto.
Plantóseme en el sendero
la sarnosa, ruin y fea,
dijo: -"¡Por mi fe, escudero!
aquí me estaré yo queda;
hasta que algo me prometas,
por mucho que tú arremetas,
no pasarás la vereda."
Díjele: -"¡Por Dios, vaquera,
no me estorbes la jornada!
deja libre la carrera;
para ti no traje nada."
Me repuso: -"Entonces torna,
por Somosierra trastorna,
que aquí no tendrás posada."
La vaqueriza, traviesa,
dijo: "Luchemos -un rato,
levántate ya, de priesa;
quítate de encima el hato" .
De
vino
bueno
un
cuartero,
Por la muñeca me priso,
-"Yo te llevaré a mi casa
manteca
de
vacas,
mucha,
tuve que hacer cuanto quiso
y te mostraré el camino,
mucho
queso
de
ahumadero,
¡creo que me fue barato!
encenderé fuego y brasa
leche, natas y una trucha;
y te daré pan y vino.
después me dijo: -"¡Hadeduro!,
Pero ¡a fe!, promete algo
comamos de este pan duro,
La serrana violadora.
y te tendré por hidalgo.
Libro de Buen Amor.
luego haremos una lucha."
¡Buena mañana te vino!"
Arcipreste de Hita
Cuando
el
tiempo
fue
pasando,
Coplas 959-977
Yo, con miedo y arrecido,
fuime
desentumeciendo;
le prometí un garnacha
como me iba calentando
y ofrecí, para el vestido,
así me iba sonriendo.
OOOOO
Locus terríbilis
un prendedor y una plancha.
Observóme
la
pastora;
OOOOO Serrana hombrun
Dijo: -"Yo doy más, amigo.
dijo:
--"Compañero,
ahora
OOOOO Simbolismo fuego
¡Anda acá, vente conmigo,
creo
que
voy
entendiendo".
OOOOO
Lenguaje bélico
no tengas miedo a la escarcha!".
Comentario
•
•
•
•
El Arcipreste de Hita relata el encuentro fortuito entre un caminante y una serrana de las montañas
de Guadarrama. Llama la atención el contrafactum de los tópicos corteses que empezaban a
establecerse en la época. De hecho, el poema es una parodia del género de las serranillas propio
de la lírica culta. El humor se consigue con la inversión de papeles entre dama y galán, donde una
serrana hombruna sustituye a las angelicales pastorcillas, mientras el intrépido caballero no es más
que un viajero amedrentado, perdido en el locus terríbilis del puerto montañoso. El tono picaresco
y el contenido escabroso del poema rompen la norma de la temática moral y religiosa exigida al
Mester de Clerecía.
La estructura del fragmento respeta el desarrollo lineal del relato. Así, las dos primeras estrofas
plantean la situación, en ellas aparecen caracterizados los personajes y el escenario. El cuerpo
central del texto, (estrofas 3-11), representa el nudo de la narración: el inicial conflicto económico
entre ambos personajes, la negociación y el pacto de intereses mutuos. El desenlace, de marcado
tono erótico, que viene a solucionar dicho conflicto económico, se produce en las dos estrofas
finales.
Por lo que se refiere a la métrica, el Arcipreste nos obsequia con una nueva trasgresión de las
rígidas normas de la Clerecía. La cuaderna vía preceptiva se sustituye por los versos octosílabos
característicos de la lírica popular, si bien la rima consonante y la perfecta agrupación estrófica
delatan al autor culto (8ababccb).
En cuanto al lenguaje poético utilizado, la parodia se consigue mediante la inversión de los tópicos.
Véase, por ejemplo, el contraste con el locus amoenus en ese “puerto angosto” donde “nieve había
y granizaba”… Conviene detenerse en la adjetivación de connotaciones negativas utilizada para
describir a la serrana: “sarnosa, ruin y fea” o “endiablada”… Pero sobre todo llaman la atención las
continuas hipérboles que exageran su fortaleza (ej: estrofa 8). Por último, el clima picaresco se crea
mediante símbolos amorosos tradicionales que giran en torno a la metáfora del fuego,
(“encenderé fuego y brasa” – “me dio hoguera de encina” – “como me iba calentando…”), y muy
especialmente gracias a la sabia utilización de un lenguaje bélico vulgarizado: “haremos una lucha”,
“luchemos un rato”… Finalmente, como ejemplo del desenfado del Arcipreste, encontramos la
unión de los motivos eróticos y económicos en el desenlace de la historia, “creo que me fue
barato”, máxima vulgarización del encuentro amoroso.
A modo de
repaso
MESTER DE JUGLARÍA
Poesía épica: relatos de las hazañas
de un héroe.
MESTER DE CLERECÍA
Poesía narrativa: temática
religiosa y moral.
Tradición oral, poesía para ser
cantada.
Tradición escrita, poesía para
ser leída.
Métrica popular. Tiradas asonantes
Siglos XII-XIV
Juglar: TRANSMISOR
Intención: entretenimiento y
propaganda feudal.
Métrica culta. Cuadernavía
Siglos XIII Y XIV
Clérigo, creador
Intención didáctica,
moralizante

similar documents