solidaridad

Report
FEBRERO ES EL MES DE LA :
SOLIDARIDAD
CONOZCAMOS UN POCO…
La solidaridad se enriquece y alcanza su plenitud cuando se le
adhiere la virtud de la caridad, cuando se realiza por amor, cuando
se convierte en entrega.
La solidaridad uno de los valores humanos por excelencia, es
una respuesta de nosotros hacia otra persona, que espera de
nuestras nobles acciones para salir adelante. En estos
términos, la solidaridad se define como la colaboración mutua
en la personas, como aquel sentimiento que mantiene a las
personas unidas en todo momento, sobretodo cuando se
vivencia experiencias difíciles de las que no resulta fácil salir.
Es fundamental fomentar y desarrollar la
solidaridad en todos sus aspectos, ya que
no sólo será necesario llevar a cabo las
acciones de las que se requerirá en
momentos de guerra o desastres naturales,
sino que será fundamental de aplicar cuando
alguno de nuestros seres queridos, ya sean
amigos o familiares, tengan algún problema
en el que nuestra ayuda o compañía sean un
aporte para mejorar en cierto modo la
situación.
La solidaridad nos permite sentirnos unidos a otras personas en una relación
que involucra sentimientos necesarios para mantener el funcionamiento social
normal. Incluso nos permite sentir que pertenecemos a determinado lugar y
nos ayuda a desarrollar sentimientos como los de pertenencia a cierta nación,
ciudad, grupo o club.
La solidaridad debe ser en todas las personas una constante. Ser una
realidad diaria. Debe convertirse en una actitud personal y perpetua . La
solidaridad implica en gran medida el olvido de si mismos y de las propias
necesidades para empujar el espíritu humano a realizarse en la entrega a
los demás.
SER SOLIDARIO…
Comprendemos que para que haya solidaridad se requieren dos personas: una
necesitada y otra solidaria. Pero el solo dar, o ayudar, no es lo más difícil. La parte
difícil comienza cuando se nos presenta el dilema de ayudar sin recibir nada a
cambio; de ayudar aunque nadie se entere, ni aún la persona a la que ayudamos.
Esto es: ser solidarios por una verdadera convicción de igualdad y de justicia. Es
difícil ser caritativos, solidarios, entregados, y ser, al mismo tiempo, totalmente
desinteresados.
Para que un acto sea realmente solidario:
1) que sea materialmente solidario;
2) que se funde en la convicción de igualdad;
3) que sea hecho por caridad, por amor al prójimo y,
4) que sea realizado con rectitud de conciencia.
El solidario es misericordioso en tanto que lleva en el corazón los problemas
del otro, es alguien de buenos sentimientos, de corazón responsable, noble y
generoso, que se involucra en los problemas ajenos y se entristece cuando las
personas sufren un mal y trata de solucionarlo o amenguar sus penas.
TIPOS DE SOLIDARIDAD
1. Solidaridad entre individuos: Ayuda uno a uno. Es tender la mano directamente a
quien tienes a lado. Es empezar con tu granito de arena. Ejemplo: Ayudar a las
personas que trabajan en tu casa tratándolas bien, como seres humanos y
ayudándolas en sus necesidades económicas cuando este a tu alcance.
2. Solidaridad en sociedad. Ayudarnos entre todos, como parte de una sociedad
pequeña o grande que puede ser desde tu núcleo social como la escuela o
refiriéndose en términos generales a la ayuda entre el pueblo o aun entre
naciones. Ejemplos: Cuando ocurre un desastre natural no mantenernos ajenos
al dolor de las personas porque estamos lejos, hay que ponernos en sus zapatos
y buscar la manera inmediata de ayudar por ejemplo con víveres.
CUENTOS
PARA PREESCOLAR
PARA TODAS LAS EDADES…
Un monje errante con hambre y sed de varios días visitó un pueblo y
ofreció en la plaza pública un hermoso sermón que versaba sobre las
venturas de los santos en el cielo.
Finalizado el discurso, una mujer de aspecto acaudalado le preguntó:
- Todo lo que ha dicho me ha interesado mucho, pero hay algo que me
preocupa. ¿Puede decirme qué es lo que comen y beben esos santos en el
cielo?
- Mujer ignorante —clamó el monje—, me preguntas qué comen los
santos en el cielo, y no se te ocurre preguntarme qué es lo que yo como.
PARA PRIMARIA…
AYUDA BAJO LA LLUVIA
Una noche, ya pasadas las once y bajo una impresionante tormenta, una señora
mayor de raza negra estaba parada al lado de la carretera en el estado de
Alabama. Estaba empapada por la lluvia. Se le había estropeado el coche y
desesperadamente necesitaba ayuda. Un joven blanco paró para ayudarla, algo
que generalmente no ocurría en los años 60 con sus conflictos raciales. El
joven la llevó a un lugar más seguro, la ayudó a recibir asistencia, y le llamó un
taxi. Ella perecía estar en un apuro muy grande, pero escribió su dirección y le
dio las gracias.
Pasó casi una semana y alguien llamó a la puerta del domicilio del joven; para su
sorpresa le entregaron un televisor de color LCD de grandes dimensiones.
Tenía una nota especial pegada que decía:- Muchas gracias por su ayuda la otra
noche. La lluvia, no solo empapó mi ropa sino también mi espíritu. Entonces
llegó usted. Gracias a su intervención pude llegar al lado de mi esposo que
estaba muy enfermo. Gracias por servir a los demás desinteresadamente.
Un joven y triunfador ejecutivo paseaba a toda velocidad en su coche Jaguar
último modelo; un F-Type rojo y brillante que era una de sus más preciadas
posesiones. Conducía con precaución por lo que tuvo tiempo de esquivar y no
toparse con un ciclista que cruzó sin mirar. De repente un ladrillo se estrelló en
la puerta trasera. El joven frenó y dio marcha atrás hasta el lugar de donde
había salido el ladrillo. Bajó del coche de un brinco y y agarró por los brazos a
la única persona que había en la zona, un chiquillo y le gritó:
- ¿Quién eres tú? ¿Qué le has hecho a mi coche? ¡Es nuevo y ese ladrillo va a
costarte muy caro! ¿Por has hecho esta gamberrada?
El niño, llorando, le contestó:
- Lo siento, señor, pero no sabía qué hacer. Mi hermano ha caído de su silla de
ruedas y está herido y no lo puedo levantar yo solo. Nadie se ha detenido para
ayudarme...
.
El ejecutivo sintió un nudo en la garganta y, visiblemente afectado por las
palabras del chiquillo y sin decir palabra ninguna, levantó al joven del suelo,
lo sentó de nuevo en su silla, sacó su pañuelo de seda y limpió un poco las
pequeñas heridas de la caída; después verificó que se encontraba bien. El
chiquillo que lanzó el ladrillo le miró con los ojos brillantes y con una sonrisa
que no tiene posibilidad de ser descrita por nadie, y le agradeció la ayuda:
- Muchas gracias, señor y... ¡Perdone lo del ladrillazo!
Mientras el niño empujaba a su hermano en la silla de ruedas hacia su casa,
el joven ejecutivo caminó lentamente hacia su coche, pensando en lo que le
había sucedido.
Nunca llevó el vehículo a reparar, dejó la puerta como estaba; le ayudaba a
recordar que no debía ir por la vida tan aprisa que alguien tuviera que
tirarle un ladrillo para llamar su atención.
Maestro: ¿Has recibido algún ladrillazo en tu vida? Quizás vas tan rápido
que lo has esquivado... Cada minuto hay multitud de posibilidades de ayudar
VOLUNTARIAMENTE a alguien
1. En una oportunidad, ante una situación límite y grave que estaban
pasando los hacendados argentinos en la Patagonia mi padre, que
también era hacendado y agricultor, (sólo que en las provincias de
La Pampa y Buenos Aires), se lamentaba con dolor de que el
gobierno no ayudara con medidas económicas a tantos ganaderos
que se fundían sin remedio por la caída del valor de la lana. Me
acuerdo que yo le dije: “Bueno, papá, pero a nosotros nos va bien”...
Y mi padre... mirando hacia abajo como quien reflexiona
serenamente y dicta una sentencia profunda desde el corazón me
contestó: “Pero no es así Martita...les tiene que ir bien a todos.
Este es el caso de las Olimpíadas en Seattle para discapacitados llamadas
“Olimpíadas especiales”, donde nueve participantes, todos con grandes
deficiencias corporales participaban en una carrera. Al oír la señal de largada,
todos fueron disparados no exactamente igual debido a sus discapacidades,
pero todos con los mismos deseos de vencer y de dar lo mejor de sí. Ni bien
comenzó la carrera, uno de ellos tropezó y se cayó y, al verse tan impedido de
continuar se largó a llorar. Una participante con síndrome de down se detuvo,
se arrodilló, lo ayudó a ponerse de pie para continuar la carrera y le dijo:
“Ahora podrás vencer”. El resto de los participantes discapacitados al verla y
al oírla, se detuvieron también para colaborar con ella. Así fue que, a partir
de ahí, todos juntos retomaron la carrera y llegaron juntos hasta la meta. El
estadio en pleno se puso de pie y no quedó un par de ojos secos... Las lágrimas
corrían en todos los que observaron la escena. ¿Porqué?... Porque en el fondo
de nuestro corazón todos sabemos que es lícito y muy meritorio ganar una
carrera de forma individual. Pero el disminuir nuestro paso... cambiar nuestro
rumbo... y detenerse para ayudar a otros a vencer también... es una instancia
superior de vida.
ACTIVIDADES
PARA TODAS LAS EDADES…
Collage solidario
La actividad consiste en hacer un collage con el niño para desarrollar
conocimientos sobre la cultura, el trabajo, las costumbres y forma de vida de las
personas en diferentes países. Se trata de buscar en revistas fotos que reflejen
las costumbres, vestimentas, lenguaje de otros niños y niñas del mundo o cualquier
otra cuestión referida al modo de vida de otros países, particularmente de
aquellos de los cuales pueden provenir algunos de sus amigos..
Hacer un dibujo
Bajar dibujos de internet que expresen la solidaridad
PARA PREESCOLAR
Hacer una torre de legos. Llevar legos suficientes para que los niños, por grupos,
hagan una torre de legos ayudándose entre ellos a que la torre crezca y no se
caiga.
PARA PRIMARIA
Hacer una torre con platos y vasos. Esconder platos y vasos en el playground del
colegio y separados en 4 equipos que busquen y recolecten platos y vasos para
hacer su torre. Tratando de que no se derrumbe la torre.
REALIZAR UN LADRILLO DESPUES DE LEER EL CUENTO DE “LADRILLASO”
Utilizar cajas de cartón o unicel y papel lustre de color rojo para que cada niño
haga un ladrillo y lo lleve consigo recordando la anécdota del ladrillazo,
aprendiendo así a ir por la vida pensando en las necesidades de los demás y no el
las propias.
VIDEOS
1. Cuento de solidaridad. Bajo una seta.
http://www.youtube.com/watch?v=o1FcvkBiCQk
2. Canción solidaridad ( para ponerla de fondo)
http://www.youtube.com/watch?v=592qLQ5kAjc
3. Cooperación Solidaria *Ideal para preescolar
http://www.youtube.com/watch?v=EdyuTInRQtY
4. Los tres cochinitos de cri cri
http://www.youtube.com/watch?v=5upkCF5MReU
5. El valor de la Solidaridad (para primaria)
http://www.youtube.com/watch?v=BGQBs1RJFIE
6. La magia de la solidaridad (buenisimo)
http://www.youtube.com/watch?v=yZFwSyOaxr4
7. Cars 1: al final de la película, en la copa pistón rayo deja de ganar la
carrera por empujar al coche azul que estaba averiado, para que
terminara su última carrera.
8. Madagascar 2: al final, cuando Alex, el león, se sale de la reserva
para ir a la presa para que vuelvan a tener agua.

похожие документы